ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS

Valdivia saca la voz por la polémica con Currimilla: “Un club de barrio no podría pagarle lo que él cobraba”

Hace unos días, en este medio, el ex lateral acusó que el ‘Torreón’ aún no termina de cancelarle su finiquito. Ahora responde Jesús Casas, gerente general del club.

Actualizado a
Santiago Morning vs Deportes Valdivia, campeonato Primera B 2020

Deportes Valdivia le ha respondido a Dagoberto Currimilla. A través de su gerente general, Jesús Casas, la escuadra albirroja ha querido entregar su visión sobre las declaraciones que el ex lateral emitió en una entrevista con AS. “El club todavía no me termina de pagar mi finiquito. Viven con mentiras y cuentos... Un equipo de barrio no tiene nada que envidiarles”, revelaba, en tono de decepción, el oriundo de Paillaco, quien justamente terminó su carrera en el ‘Torreón’.

¿Qué dice Casas al respecto? “Tengo el mayor de los respetos y la admiración por lo que Currimilla hizo en su carrera y, sobre todo, en nuestro club. A nosotros nos dio muchas cosas a lo largo de los años y siempre vamos a estar infinitamente agradecidos. Pero no comparto sus declaraciones. Son injustas. Se equivocó o lo asesoraron mal”, afirma en conversación con este medio.

- ¿Por qué no se le ha terminado de pagar el finiquito a Currimilla?

- Efectivamente hay un atraso en el pago de su finiquito, eso no lo voy a negar. Pero hay una explicación. Nosotros estamos con una demanda judicial de nuestro propio abogado, que ocurrió en el mes de abril, y en la que se puso una medida precautoria que nos retuvo todos nuestros fondos de abril, mayo, junio y julio. Entonces, en ese contexto fue donde se congelaron los pagos que estaban programados para salir. En estos momentos estamos resolviendo el tema. Estamos alcanzando un acuerdo con los abogados y deberíamos estarlo firmando esta semana para poder avanzar rápido y tener los fondos en nuestras cuentas bancarias y resolver estos temas.

- Haciendo un paréntesis. ¿De qué se trata esa demanda?

- Es la demanda de la cuota del descenso. No quiero ahondar en detalles, porque ya estamos llegando a un acuerdo, pero nos afectó bastante. Finalmente es el dinero que tiene que ir para el pago de sueldos, finiquitos y un montón de cosas. No lo tuvimos a disposición, cosa que nos tomó por sorpresa. No estaba en nuestros planes y de ahí en adelante hemos tenido que sacar adelante al club con mucho esfuerzo, porque sabes que a los jugadores del plantel actual hay que pagarles a tiempo, al cuerpo técnico, funcionarios... Y cuesta, es difícil. Y que te digan que somos un club de barrio, lo encuentro muy injusto.

- ¿De cuánto es el retraso del pago a Currimilla?

- Son como tres cuotas que se van a resolver en los próximos días. Felizmente llegamos a un acuerdo con los abogados y el acuerdo se estará firmando esta semana. Es cosa de días para que se liberen los fondos y podamos resolver este tema pendiente con él.

- Currimilla decía que ustedes vivían con mentiras...

- No, eso no es así. Por eso te digo que es injusto. Yo siempre he sido súper transparente con él, pero si él piensa otra cosa, ya es su tema. Yo no puedo entrar a su cabeza. Obviamente que hay frustración detrás de eso. Pero no comparto que nos venga a despotricar y diga que somos un club de cuarta, quinta o sexta categoría. No... A él siempre se le pagó su sueldo al día. Una vez, por la pandemia, todos los sueldos de los equipos del fútbol chileno se retrasaron algunos días. Pero él siempre cobró. Y la verdad es que un club de barrio, como dijo él, no podría haberle pagado el sueldo que él cobraba. Lo encuentro injusto.

- ¿Han conversado con Dagoberto antes o después de la entrevista que él nos concedió?

- No. Intercambiamos un par de palabras por WhatsApp nomás. Pero a ver: la entrevista no nos hará correr más rápido ni más despacio. Nosotros tenemos el mismo sentido de urgencia, porque hay que pagar. Es nuestra obligación. Apenas entren los recursos, se va a pagar.

- ¿La relación entre el club y Currimilla está rota, dañada?

- Es que no hay relación, si él ya dejó de pertenecer al club a fines de noviembre del año pasado. Y ahora sale con estas declaraciones que no me parecen. Se equivocó. Actuó desde la frustración, porque yo entiendo la frustración, pero no comparto la forma en cómo lo hizo. Pero eso. No quiero hablar ni de él. Él opinó sobre otras cosas que son personales, de su retiro... Ese es otro tema. No tiene nada que ver con nosotros.

- Y siendo Currimilla una persona que le entregó harto a la región, ¿no siente que están al debe con él?

- Nosotros le regalamos una credencial para que vaya a todos los partidos del club y nos encantaría poder hacer cosas más adelante con él. Pero la verdad es que ni siquiera fue a buscar la credencial. Entonces, no sé si hay interés. Y con estas declaraciones es más difícil... Podemos tener miles de problemas, de falencias, pero el esfuerzo que ha hecho el equipo humano que trabaja, y que lleva adelante este club, ha sido enorme. En esta categoría, donde no hay ingresos, no es fácil pagar los viajes, pagarle al plantel, llevar adelante todos los gastos. Y más en los meses que no ha habido ingresos. Recordemos que la ANFP se demoró más de un año en recién empezar a pagarnos las cuotas del descenso, que las tendría que haber pagado en marzo del 2021. Esto nos acarreó una serie de problemas económicos que todavía no hemos podido terminar de solucionar.

- Me han comentado que el club les debe dinero a varias personas más. ¿Es así?

- Sí. El hecho de no tener nuestros dineros desde abril nos ha cortado la cadena de pagos con un montón de organizaciones y personas, pero ya felizmente alcanzamos un acuerdo con los abogados y apenas lleguen esos recursos, nos pondremos al día.

- ¿Está en riesgo la continuidad de Deportes Valdivia?

- No. El club sigue operando. No está en riesgo ni de quiebra, ni nada. Pero sí en una situación delicada, como cualquier club normal de Segunda División. Uno de repente habla con otros clubes y a todos les cuesta, porque no es una categoría fácil. Es una categoría que está diseñada para que los equipos pierdan cientos de millones al año. Es bien difícil.

- ¿Y cómo se mejora esa situación?

- Son muchas cosas. Hay temas que van desde el poder tener voz y voto en las decisiones que respecta a nuestra categoría. Hoy día, nosotros jugamos un torneo en el cual ni siquiera podemos votar cómo se juega, ni cuándo se juega. Siempre quedamos al final de la cola en las programaciones, no sabemos nunca la fecha exacta de cuándo comienza el torneo. Las bases las recibimos apenas unas dos semanas antes de la fecha de inicio. Entonces, son muchas cosas que van haciendo difícil poder sobrellevar esto. Y aparte que no llega ningún ingreso de la televisión, salvo algo bien exiguo que paga DirecTV. Pero prácticamente nada. Entonces, es una categoría difícil. Los costos van aumentando año a año y los ingresos son muy escasos, más en 2021, que fue un año de pandemia y que se jugó sin público en la mayor parte de los partidos... Nosotros estamos mentalizados en sacar esto adelante y poder subir lo antes posible. Tenemos el plantel para eso.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?