ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

La foto del momento

Actualizado a

La selección chilena perdió por 2-0 ante Corea del Sur en el inicio de la era de Eduardo Berizzo al frente de la Roja. Una historia que recién comienza. Un partido que no da para conclusiones tajantes, pero que entrega información que el flamante cuerpo técnico deberá calibrar.

El juego de las expectativas es un asunto complejo. Siempre se espera más de un seleccionado, el resultado es un factor importante, pero si bajamos los decibeles, si evaluamos el último proceso eliminatorio y esta nómina, lo expuesto ante los asiáticos es una foto del momento, un punto de partida que nos da un golpe de realidad imposible de eludir.

Porque Chile, con todas sus estrellas, terminó el camino clasificatorio en el séptimo puesto entre diez participantes. Ahora, con una nómina alternativa, que no fue preparada por el entrenador titular, no es probable esperar actuaciones grandilocuentes. Este equipo no es el estelar y tampoco los más selecto del recambio.

El resultado en un deporte competitivo siempre es importante, pero el foco central en estos tres partidos es presenciar detalles de funcionamiento y de respuesta de algunos futbolistas. En ese marco el Toto entró a su primer partido con cuatro defensores en el fondo, uno de ellos debutante absoluto como Mehssatou quien en el carril derecho cumplió de manera correcta. Los dos zagueros centrales juegan en River Plate y el Palmeiras, uno con más continuidad que el otro. Díaz y Kuscevic son dos que perfectamente pueden pelear por una titularidad en un equipo con todas las presencias. Y no hicieron un buen cotejo. Llamativo fueron los errores del zaguero de los millonarios, sobre todo a la hora de salir jugando, precisamente uno de sus atributos. La crítica ante Paulo Díaz es proporcional a lo que se espera de un jugador de capacidad probada. Ya no es un novato en estas lides.

El partido 11 contra 11 fue parejo en casi todos los factores del juego, menos en el arco, donde una salida a destiempo de Díaz generó un forado bien aprovechado por los locales. Casi no le patearon al arco a Chile, pero la Roja tampoco se creó demasiadas opciones. Medel fue ubicado en la mitad de la cancha, como volante central, donde cumplió un rol importante como faro dentro del equipo. Siempre es relevante, en el inicio de un proceso, con jugadores jóvenes en cancha, que los más experimentados irradien esa actitud, más allá de los rendimientos puntuales. En un proceso que arranca, Ben Brereton asume un status diferente. Ya no es el jugador pintoresco, el inglés que optó por jugar por Chile. Pasa a ser uno que seguramente vestirá la camiseta nacional por varios años, marcando diferencias desde lo individual. Más allá de la derrota en el debut de la era Berizzo, el británico fue lo más peligroso del equipo.

Sabemos que el camino de un recambio será largo y pedregoso. Que en una nómina óptima aún se rescatarán a varios de la llamada generación dorada. Pero también sabemos que el tiempo obligará inexorablemente a la renovación. Serán los protagonistas en cancha y este nuevo cuerpo técnico los encargados de construir una historia cuyos cimientos no se aprecian tan fuertes como en un pasado reciente.