UNIVERSIDAD DE CHILE

La U busca desprenderse para siempre de los marginados

Pinilla volverá a las series juveniles y Valencia debe regresar a Palestino. A los otros tres, con contrato vigente, se les intentará rescindir o venderlos.

Jueves por la tarde, cuando ya había pasado todo el caos en el CDA, cuatro marginados por Sebastián Beccacece -Leonardo Valencia, Gonzalo Espinoza, Joao Ortíz y Cristián Suárez- entrenaron en una de las canchas secundarias del recinto. Así será todos los días hasta que termine el Torneo de Clausura. El quinto implicado, Luis Felipe Pinilla, practicó a primera hora con las series menores. 

Los jugadores fueron separados del plantel y no tienen chance alguna de ver minutos en lo que resta de campeonato. Es más, en Azul Azul ya se busca la fórmula para sacarlos definitivamente de la institución. El caso más fácil es el de Valencia, quien está a préstamo desde Palestino y deberá volver a la institución "Tetracolor". Pero, ¿qué pasará con los otros?

Pinilla deberá volver a jugar en la Sub 19 y desde ahí intentará relanzar su carrera para obtener nuevas chances en el primer equipo. Los otros tres son los casos más complejos, pues tienen contrato vigente con la institución.

"Por un tema legal no se les podía echar, por eso se optó solamente por separarlos del plantel. La idea, en todo caso, es buscar la salida de los tres cuando finalice el campeonato. Buscar un acuerdo para rescindir el contrato o venderlos es lo ideal. Si no queda otra opción, se buscará enviarlos a préstamo", acota escuetamente una fuente del directorio.

Así, Valencia, Espinoza, Ortíz y Suárez viven sus últimos días en Universidad de Chile. En la soledad y con el repudio de dirigentes, cuerpo técnico, compañeros e hinchas, los jugadores marginados sólo buscan emigrar lo más rápido posible.