NBA
FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

117

Oklahoma City Thunder OKC

113

Washington Wizards WAS

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Orlando Magic ORL

-

Toronto Raptors TOR

-

New York Knicks NYK

-

Portland Trail Blazers POR

-

Miami Heat MIA

-

Brooklyn Nets BKN

-

El adiós de González, arquero en O'Higgins durante 18 años

Rancagua

El adiós de González, arquero en O'Higgins durante 18 años

El adiós de González, arquero en O'Higgins durante 18 años

FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT

El 'Beto' se debate entre una proposición para trabajar en otra área del club o salir a buscar equipo para continuar su carrera. "Siento nostalgia", manifiesta.

"Fue un partido especial. Percibía que ya no seguiría en O'Higgins, pero traté de que mis sentidos estuvieran puestos en el partido contra Wanderers. Más encima Albert (Acevedo) hizo el gol y me lo dedicó. Lo que uno guarda y atesora más es el cariño de los compañeros. Más que el futbolista queda la persona", expresa Roberto González.

El domingo pasado, el arquero rancagüino, de 40 años, vivió su último encuentro como futbolista profesional en O'Higgins. Estuvo en la suplencia en la final de la liguilla, que los rancagüinos ganaron por 1-0. No se pudo despedir en la cancha de El Teniente.

"No seguiré en la institución. No renové contrato y tuve una reunión con los dirigentes, quienes me dijeron que tienen la intención de que siga en el club, pero en otra función. De mi parte, quiero analizar todo esto en forma tranquila. Veré si acepto la proposición de los dirigentes o veré la posibilidad de seguir jugando en otro lado. Sumando todos los ciclos, estuve 18 años en el club. Fue mucho tiempo y por eso es la nostalgia que uno siente", afirma el 'Beto' a AS Chile.

-Se decía en Rancagua que usted se iba a retirar, ¿qué lo está haciendo cambiar de opinión?
-Lo que pasa es que tenía una lesión de rodilla. Me operé a fines del año pasado e iba a ver cómo quedaba. Quedé muy bien y empecé a sentir que puedo estar vigente como jugador. Solo dije que el retiro estaba cerca y lo iba decidir ahora en mayo. Era una sensación de momentos, de acuerdo a cómo me iba sintiendo.

-¿De seguir jugando, está con el espíritu para aventurarse lejos de Rancagua o en Primera B, por ejemplo?
-Sí, estoy con ánimo todavía. Sin embargo, es un tema que tengo analizarlo muy bien. Tiene que haber una conversación muy franca con la familia sobre si estamos dispuestos a hacer el sacrificio. Porque sería como empezar todo de nuevo. Hay que analizar muy bien todo, pues el tema está muy reciente aún.

-¿Cuál es su sensación en el cierre del círculo como jugador en O’Higgins?
-Es súper especial. Son sentimientos encontrados porque también se consiguió ganar la liguilla. Además por esta campaña y por todos los años que jugué en la institución. Hay un poco de nostalgia y tristeza. Uno siempre va alargando el asunto, quiere que no termine. Se iba a dar tarde o temprano. Me hubiese gustado haber sabido antes, haber tenido antes la comunicación de parte del club. Igual uno va oliendo que esto iba a pasar.

-¿Y los hinchas? ¿Se han despedido de usted o usted se despidió de ellos por las redes sociales?
-Algunos me han llamado, me han hablado y otros me han escrito. Tengo una sensación de agradecimiento y orgullo por todos los años que estuve en O’Higgins. Siempre sentí el apoyo de los hinchas. Recibí el aplauso de la gente y eso a uno le queda. Lo guardo en la memoria.

-Hubiese sido ideal haberse marchado con un segundo título nacional, ante Universidad de Concepción.
-Todavía a todos nos da vuelta ese asunto. Para un club de provincia es muy difícil lograr un título. Fue un dolor y una tristeza enormes. Hubiera sido un fin de ciclo en O’Higgins perfecto, pero no se pudo. En todo caso, por como iniciamos el torneo y por contar con un cuerpo técnico nuevo, clasificar a la Sudamericana es un buen logro.

-¿Su logro máximo es el título del año 2013, con Eduardo Berizzo como DT?
-Exacto. Es algo que uno atesora y lo tiene muy guardado. Sobre todo después de lo que había pasado en la institución, porque había estado cerca antes en esa final contra la U. También por el fallecimiento de los hinchas en Tomé en un accidente automovilístico.

-El club que deja no tiene nada que ver con el de la época en que usted partió.
-Sí, por supuesto. Recuerdo que en algún momento estuvimos peores a cómo estuvo ahora Deportes Concepción. En algún instante llegamos a estar 8 meses impago y en cadetes más de un año. El club estaba en una situación muy precaria. Nosotros viajábamos al sur en el mismo día. El club estaba acéfalo, no se sabía quién lo manejaba. Fueron experiencias distintas. Todo muy diferente al desarrollo que ha tenido el club ahora, con la llegada de la familia Abumohor.

-Si no sigue jugando y acepta la proposición para seguir en el club, ¿qué le gustaría hacer?
-Hice el curso de técnico en el INAF y lo que más me apasiona es estar en la cancha. También me llaman la atención cosas de gerencia deportiva. Pero lo que más me gusta es estar en la cancha.

0 Comentarios

Mostrar