ANFP

Jaque se defiende: "No era fácil tener discusiones con Jadue"

El ex directivo de la ANFP salió al paso de las acusaciones que lo implican en el escándalo de corrupción. Explicó cómo era su relación con Jadue.

Jaque se defiende: "No era fácil tener discusiones con Jadue"

Visiblemente nervioso se mostró Nibaldo Jaque al explicar su participación en el escándalo de corrupción que remeció a la ANFP a fines del 2015.

El ex secetario general del ente y mano derecha de Sergio Jadue se defendió de las acusaciones que, en el marco de la auditoría forense realizada en Quilín, lo mencionan dentro de las irregularidades ocurridas entre 2011 y 2015.

"La acusación hecha por el señor Salah es injuriosa y calumniosa. No pienso en demandarlo, pero tengo la información para enfrentar esto con mi familia y mis hijos. Tengo mi conciencia tranquila", manifestó en entrevista a "Digan la verdad" de Canal 13.

"Los 14 millones de dólares están contabilizados. Acá no hubo ningún fraude", siguió defendiéndose Jaque, para luego agregar que "nunca hubo presión alguna a la persona encargada del control financiero de la ANFP".

¿Conocía situación judicial de Jadue?: "Todo el problema de Jadue es algo circunscrito a la CONMEBOL. Acá solo participaban los presidentes de las federaciones. Jamás participé en una reunión de la CONMEBOL. Jadue siempre negó su participación".

Defensa y contratos de abogados: "El tema de los abogados es distinto. Lo que se aprobó fueron abogados para todos los directivos. La plata que entró de DATISA fue de manera directa a la ANFP. Cuando el abogado pasó a ser exclusivo de Jadue, allí se cortó el vínculo".

Firmas de Varela: "No sé si le falsificaron la firma en las doce actas que autorizó. Yo tengo mi conciencia tranquila. Daré la información que sea necesaria".

Préstamos a clubes: "Se mal acostumbraron con las platas y se creó una cultura de clientelismo".

Entradas Copa América: "Cada directivo recibió 160 entradas, pero eran para todo el torneo".

Relación con Jadue: "No fue fácil pelear con él. Hago un mea culpa porque fui débil. No era fácil tener discusiones con él".