Competición
  • Liga Chilena
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Premier League
  • Serie A
Campeonato Brasileño Serie A
Premier League
Serie A

Tenis

La nueva vida del chileno que fue campeón del mundo juvenil

En 2010, Sebastián Santibañez se quedó con la Copa del Mundo Junior junto a Bastian Malla y Christian Garín. Hoy, intenta volver desde el tenis universitario estadounidense.

La nueva vida del chileno que fue campeón del mundo juvenil

Chile-República Dominicana en vivo

Sebastián Santibañez (20) regresó a Santiago para disputar la qualy del Futuro 8 de Santiago, pero debió retirarse en la primera ronda de la clasificación, cuando caía 4-0 ante el argentino Franco Capalbo. 

"Venía con problemas en la rodilla. Antes de jugar, estaba calentando y tuve que parar, no podía más", cuenta en diálogo con AS Chile. 

"Estaba muy contento por venir a jugar estos torneos. Me venía preparando bien y me da lástima no poder jugar por una lesión. Siempre es rico jugar acá", comenta.

Por su actualidad, su nombre quizás no es tan conocido. Pero, por su pasado sí. El joven tenista fue campeón del mundo juvenil en el año 2010, junto a Christian Garín y Bastián Malla. Era una de las cartas para el ansiado recambio que se pedía en la época. Tenía 14 años. Sin embargo, su vida ha cambiado mucho en estos seis años. 

Santibañez hoy es parte de la Universidad de Lamar en Texas, Estados Unidos. Juega en la División 1 y su casa de estudios está posicionada en el puesto 40. Esta temporada, hasta mayo tuvo un rendimiento regular: ganó 11 de 19 partidos en singles y en dobles venció en ocho y cayó en ocho partidos. Además, jugó en Alemania torneos de interclubes, básicamente por un tema económico. 

-¿Cómo diferenciaría el tenis universitario con el tenis profesional?

El tenis universitario en Estados Unidos es muy fuerte. El número uno de allá es top 300 del mundo (Cameron Norrie, 278 en el ranking ATP), la competencia es muy buena. Lo bueno también es que al estar becado, me pagan entrenamientos y todo lo que necesito, entonces estoy menos presionado. Si bien jugar torneos profesionales es más competitivo aún, estaría presionado por el ranking y por el ámbito económico. Por ahora, siento que estar allá es lo mejor. 

-¿Cómo recuerda el momento en que tomó la decisión de aceptar la beca?

Fue muy difícil porque venía saliendo de mi último año de junior, me estaba yendo bien, iba a jugar los Grand Slams de la categoría y, además, por reglas de la universidad era tomar la opción o dejarla. Me dije 'probaré un semestre y se me gusta me quedo y sino me devuelvo' y ya llevo allá un año y estoy muy contento por la experiencia. 

-¿La universidad es flexible por si usted desea volver al circuito?

Sí. Allá me quedan tres años pero son muy flexibles. Si quiero volver a jugar o si me consigo un buen auspiciador puedo dejar un tiempo y después retomar. 

-¿Cuáles serían sus planes a corto plazo?

Jugar muchos interclubes para tener una base económica. Después de eso sería aventurarme en futuros. Y apenas termine mi carrera universitaria o cuando sienta que pueda quiero reinsertarme en el tenis. Hoy sería difícil. 

El deseo de volver 

En 2013, una rebelde lesión en la cadera lo alejó del tenis, justo en el momento que obtuvo su primer punto ATP cuando aún era junior. Dos operaciones lo tuvieron sin caminar durante tres meses y sin jugar al tenis en todo un año.

"Me costó mucho porque intenté jugar hasta donde podía, porque si te dicen que tienes que parar por seis meses es complicado. Además, tenía 16 años, un buen ranking junior... fue muy difícil. Porque incluso el año anterior entraba al US Open juvenil y no quise ir porque me quedaba el año siguiente. Finalmente no pude ir", expresa. 

A pesar de que la prioridad es la universidad, Santibañez es claro. "Cuando termine mi primer semestre el próximo año, iré a Europa para jugar futuros y ver el ranking que pueda agarrar. Dependiendo de eso, será mi planificación". 

-¿Tiene algún ranking como meta?

Estar entre los 900 y 1000. La idea es no jugar clasificaciones y entrar directo a los torneos.