Las múltiples pellejerías de Jorge Manduca con Barnechea

Segunda División

Las múltiples pellejerías de Jorge Manduca con Barnechea

Las múltiples pellejerías de Jorge Manduca con Barnechea

Martin Thomas/Photosport

El avezado arquero pasó por las tres categorías del fútbol chileno y ahora está de vuelta en la B. "No sé si continuaré, pero igual seguiré colaborando", expresa.

Barnechea brindó una enorme sorpresa en Segunda División. En una estrecha resolución del torneo superó a Melipilla y consiguió el retorno a Primera B. En el arco de los huaicocheros estuvo durante la campaña el experimentado Jorge Manduca, de 37 años.

El argentino, quien llegó a Chile en 2008 a la portería de San Marcos de Arica, lleva ya cinco años en Barnechea. Ascendió a Primera División, perdió la categoría al cabo de una temporada y desde la B cayó a Segunda para volver al fútbol del ascenso el fin de semana pasado. Muchísimas pellejerías en el arco del cuadro auriazul.  

"Llevo harto tiempo en el club. Fue muy frustrante la temporada pasada en Primera B. Hubo muchas cosas malas que nos llevaron a descender. De golpe, el club paso de ser amateur al profesionalismo. Nos encontramos con muchas dificultades y a veces no supimos cómo enfrentarlas. Creo que se ha aprendido de los errores y esperamos que no se vuelvan a cometer", manifiesta Manduca a AS Chile.

"Barnechea todavía es un equipo amateur. En el papel somos un equipo profesional, pero nos ha costado llegar a las cosas que tienen la mayoría de los equipos en Chile. Hay que corregir muchas cosas, porque el segundo semestre va a ser muy difícil por el tema del promedio. Partiremos de abajo. Hay muy poco margen de error, no tendremos un año completo para revertir la situación", agrega.

-¿Qué cosas deben corregir en el club?
-Tenemos nuestro estadio nuevo, pero hay otras cosas que son muy importantes, como cosas de viajes por ejemplo. Materiales y cosas a nivel médico. En un club profesional tienen que estar. Debemos seguir creciendo en todas estas para acercarnos cada vez más al profesionalismo.

-¿Va a seguir para el próximo torneo?
-No sé si voy a continuar atajando. Me tendré que sentar con el presidente (Armando Cordero) para saber cómo son las cosas. Mi idea es colaborar y no ser un obstáculo. Ahí veré qué se puede o si no seguiré colaborando desde otro lado en el club. Vamos a ir analizándolo. Me quiero quedar en Chile. Tengo a toda mi familia acá. Ya estoy radicado acá. Soy ya como un chileno más.

-¿Qué análisis realiza de todo este tiempo en Chile?
-Van a ser 10 años de que estoy acá. Los jugadores y los técnicos chilenos se han profesionalizado mucho. El jugador ha tomados el profesionalismo más en serio. Hoy en día el jugador se cuida, se alimenta bien y los técnicos también se capacitan. Con los resultados que se han dado, el fútbol chileno ha ido creciendo a gran escala.

-¿Y después del fútbol qué?
-Mira, lo que pasa es que yo estoy comenzando con un negocio. Estoy como en otra cosa y necesitaba estar acá en Santiago, era muy difícil irme. Tengo una buena relación con el presidente y seguí como en ayuda del plantel. Por suerte logramos conseguir el objetivo.

-Solo en los minutos finales se confirmó el ascenso. ¿Sufrieron mucho pese a haber ganado por 6-0?
-
Sabíamos que era difícil por la posición en la que habíamos quedado, pero eso es lo bueno que tiene el fútbol. Es impredecible y a veces no se sabe lo que puede pasar. Teníamos que ganar nuestro partido y esperar que pasara algo con Melipilla (empate 3-3 ante Independiente de Cauquenes)). Por suerte se nos dieron los resultados favorables.

0 Comentarios

Normas Mostrar