La incansable búsqueda de la delantera perfecta en la Roja

SELECCIÓN

La incansable búsqueda de la delantera perfecta en la Roja

En 2017, Pizzi se ha movido entre una dupla de ataque y el tridente ofensivo que mantuvo siempre a firme tras su llegada.

Chile enfrentará a Ecuador con la obligación de conseguir una victoria para seguir en la lucha por acceder el próximo Mundial de Rusia. Cuando se pensaba que el DT Juan Antonio Pizzi volvería a la línea de tres atacantes en ofensiva, a raíz de la urgencia por sumar todos los puntos, sorprendió con solo dos hombres en la delantera (Eduardo Vargas y Alexis Sánchez). 

Sin embargo, la determinación adoptada por el entrenador de la Roja no hace más que ratificar la línea de flexibilidad táctica que adoptó Pizzi en el diseño ofensivo de la escuadra, en pos de la fórmula perfecta. Las estructuras de ataque exhibidas por el DT durante todo el 2017, en los nueve partidos disputados por la Selección, dan cuenta de este pauta de acción desde la banca.

El inicio ante Argentina

La Roja volvió a la actividad en las Eliminatorias con una derrota por 1-0 en Buenos Aires contra Argentina. Entonces, Chile alineó con José Pedro Fuenzalida, Eduardo Vargas y Alexis Sánchez en la delantera. Tres atacantes para enfrentar a un difícil rival en su casa.

La caída dolió, por el recuerdo potente aún de haber superado a los trasandinos en las dos finales de las Copas América. El ánimo cambió, eso sí, en el partido siguiente. Fue un triunfo por 3-1 ante Venezuela en el Monumental. Integraron entonces la línea ofensiva Vargas, Esteban Paredes y Sánchez, manteniendo el tridente arriba.

Paréntesis en Rusia

La Selección disputó cinco encuentros en Rusia por la Copa Confederaciones. En la final cayó por 1-0 ante Alemania y fue bien profunda la decepción. Se esperaba un tercer título internacional de parte de la gran generación actual de futbolistas, pero los germanos fueron levemente superiores.

En dos encuentros, Chile jugó con tres delanteros (contra Camerún y Australia). Fueron Fuenzalida, Vargas, Edson Puch o Sánchez. En los restantos duelos, Pizzi optó por una dupla de ataque (Vargas y Sánchez) con Arturo Vidal en la función de enlace. 

Duras derrotas

En el retorno a la actividad en las Eliminatorias, el técnico de la Roja se mantuvo en la tendencia de alternar entre ambas fórmulas. En el traspié por 3-0 ante Paraguay, Vargas, Castillo y Sánchez actuaron como atacantes. Ante Bolivia, en el 1-0 en contra, los delanteros fueron solo dos y la dupla Vargas-Sánchez jugó en La Paz.  

Como sea, la línea de actuar con dos o tres atacantes coincide con la irregularidad en los resultados y una merma en el funcionamiento de la Roja. Hasta ahora, da la impresión de que Pizzi no ha logrado dar con la solución adecuada.

Tal vez, la presencia de Jorge Valdivia como elemento de apoyo desde el mediocampo pueda modificar el panorama y Chile revitalice su mecánica de juego en una instancia clave para ir al próximo Mundial. Solo tras el duelo contra Ecuador se sabrá.

0 Comentarios

Normas Mostrar