Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
LaLiga Santander

La última vuelta de Marco Arriagada: "No quiero ser recordado por un error"

CICLISMO

La última vuelta de Marco Arriagada: "No quiero ser recordado por un error"

La última vuelta de Marco Arriagada: "No quiero ser recordado por un error"

Con 41 años, el ciclista volvió a la prueba donde fue suspendido el 2011 por doping. En estos años tuvo que trabajar como chofer y operador de maquinas para vivir.

Marco Arriagada se apoya en su bicicleta, se acomoda, y afina los últimos detalles en el stand del equipo Unión Ciclista Curicó en el frontis de la Municipalidad de Colina. Está a punto de competir otra vez en la Vuelta de Chile, y no deja nada al azar. No quiere. Con 41 años, vuelve a una prueba que ganó el 2003, y 2004, pero donde el último recuerdo que tiene no es grato.

En la edición del 2011, Arriagada dio positivo en cuatro controles de la Vuelta de Chile y fue castigado por la UCI. Perdió el título, las becas y terminó suspendido del ciclismo profesional por cuatro años, la sanción más dura que ha recibido un deportista chileno en la historia.

Entonces, la vida de uno de los ciclistas más importantes del país cambió radicalmente. Se bajó de la bicicleta, y trabajó como chofer de pasajeros en Melipilla, y luego en el norte, como encargado de maquinarias en diversos proyectos mineros como Proterillos y Caserones.

Sólo el 2015 pudo volver al deporte. “El ciclismo se extrañaba mucho. Llevaba años dedicado a tiempo completo a eso y de un día para otro tienes que hacer otra cosa. Es algo difícil de asimilar, me sentía dolido, pero por suerte tuve a mi familia al lado. Fue un error y ya está”.

A Arriagada aún le incomoda hablar del tema. Lo evita, y sólo lo menciona para aclarar que ya es un capítulo cerrado, que su regreso es precisamente para eso: borrarlo, suprimirlo de la memoria de forma definitiva. “Estuve cuatro años fuera, asumí el castigo y ya está. Creo que tengo una carrera más allá de eso. No me gustaría ser recordado por un error”.

Hace dos años recuperó las ganas. De regreso en Curicó junto a sus tres hijos, comenzó a entrenar otra vez. Primero para soltar las piernas, luego para volver. Hace cuatro meses, cuando se confirmó el regreso de la Vuelta Chile, no dudó. “Me sentía vigente, con ganas de demostrar que podía competir. ¿Una revancha? No sé, pero tiene un gusto diferente esta prueba”.

El domingo, Arriagada completó la Vuelta en el noveno lugar, y tras superar una dura caída en el ascenso a Farellones. Finalizó noveno, y fue el segundo mejor chileno. Con 41 años, no piensa en retirarse. “Estoy seleccionado para ir a los Juegos Bolivarianos, y estoy contratado por un equipo argentino para el Tour de San Juan. Tengo energía, y quiero aprovechar los últimos años de carrera".

0 Comentarios

Normas Mostrar