Desde el fútbol al Ironman: las anécdotas de Iván Álvarez

IRONMAN 70.3 PUCÓN

Desde el fútbol al Ironman: las anécdotas de Iván Álvarez

Desde el fútbol al Ironman: las anécdotas de Iván Álvarez

Andrés Chandía

El ex delantero y hermano de Cristián Álvarez, capitán de la UC, volverá a competir y cuenta que tres jugadores rehusaron invitaciones: "Me dijeron que estoy loco".

Queda poco para el inicio del Herbalife Ironman 70.3 de Pucón e Iván Álvarez está enfocado en la competencia del domingo. Será su segunda vez en la prueba después de haber participado el 2017, cuando cruzó la meta en seis horas y cinco minutos. ¿El desafío de ahora? "Solo espero llegar con dignidad", señala a AS entre risas.

El ex futbolista deja lista la indumentaria en su habitación, sus hijos pequeños dormirán esta noche en otro lugar para facilitar su concentración, y arregla los últimos detalles en su bicicleta para dejarla en zona de transición de la prueba.

"Es una mezcla de nerviosismo y ansiedad a pesar de que no es la primera. Quiero hacer una buena carrera, andar bien en el nado, no tener problemas en la bicicleta. Tampoco voy pendiente de cuanto me demore. Ojalá no me detenga, con eso me quedo tranquilo", señala mientras camina a tomarse fotografías en la calle con la vestimenta que ocupará en la carrera.

"Ahora estoy mucho más nervioso que antes de los partidos de fútbol porque el nivel de exigencia es super fuerte. Son 6 o 7 horas de competencia donde das tu máximo. Se vive con harto nerviosismo porque el agua es un poco complicado. Te falta la respiración. Pero cuando te entregan la medalla, es muy reconfortante", agrega.

El encuentro entre Álvarez y Pablo Squella frente a la Plaza de Pucón.

Álvarez, al salir del hotel, se encuentra con el ministro de Deportes. Pablo Squella le hace preguntas sobre su bicicleta y bromea sobre las expectativas del domingo. El hermano de Cristián Álvarez se ríe. Parece relajado. Y es que los seis meses de preparación le dan confianza para competir. "Entrenar para esto es como una pretemporada constante porque eran cuatro horas y debía tener una fuerza de voluntad muy fuerte. Esto es amor y respeto al deporte", asegura.

Además del Ironman de Pucón 2017, el ex delantero también compitió en el 70.3 de Coquimbo. Ahí demoró seis horas y 45 minutos. Pero no queda conforme: quiere completar más prueba y sumar a más gente en su aventura. Otros ex futbolistas, por ejemplo: "He hecho varias invitaciones a ex compañeros y me dicen 'vo estai loco'. Este año invité a Milovan Mirosevic, antes invité a Mark González y si Cristian (Álvarez) se retiraba, le tenía dicho que viniera al promocional. Pero me dicen eso, que estoy loco. Es constante y repetitivo porque prefieren practicar otros deporte", cierra entre risas. Antes de volver a su habitación, el deportista afirma que insistirá en el intento por convencer a otros ex jugadores para la próxima edición. Y quizás sea el otro Álvarez, un histórico cruzado, el que destaque el 2019.

El ex delantero prueba la bicicleta en las calles de la ciudad.

0 Comentarios

Normas Mostrar