Rumania 3 - Chile 2

La serie de errores organizativos que debió soportar Chile en Graz

Chile se encontró con un estadio sin las condiciones mínimas para albergar un duelo internacional. Hubo colapso e invasión de hinchas.

Austria
0
La serie de errores organizativos que debió soportar Chile en Graz
ANDRES PINA/PHOTOSPORT ANDRES PINA/PHOTOSPORT

"Dentro de lo negativo de la seguridad, es toda una experiencia para los jóvenes jugar en un ambiente así". Con esa frase, Arturo Salah intentó relativizar lo que fue una jornada donde la organización quedó absolutamente al debe.

Todo empezó con la llegada del bus de la Roja al estadio. Lo estrecho del lugar hizo que los jugadores debieran bajarse y caminar varios metros hasta el camarín, ya que otros dos buses obstruyeron el paso. La seguridad de Chile debió improvisar un pasillo para hacer que el paso fuera expedito.

Luego, la capacidad del estadio se vio sobrepasada con la masiva presencia de rumanos y la organización dispuso el ingreso de los fanáticos atrás de una de las porterias, a escasos metros del arquero y solo con unas vallas publicitarias como 'límite'. De los 2500 hinchas que entran sentados, el estadio pasó a tener al menos unos 500 más de pie.

Así, era inevitable lo que pasó tras el pitazo final. Los entusiastas hinchas rumanos no tuvieron problemas en meterse a la cancha y demostrarle todo el cariño a sus seleccionados. Más allá de que no pasó nada malo, la reacción de la seguridad fue nula ante esta situación.