Competición
  • Amistosos
  • Final ATP World Tour
Amistosos
FINALIZADO
Qatar Qatar QAT

2

Singapore Singapore SIN

0

FINALIZADO
Ucrania Ucrania UCR

1

Estonia Estonia EST

0

Final ATP World Tour
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
FINALIZADO
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
6 3
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
7 6

Mundial 2018

Rusia 2018, la copa de los goles con pelota muerta

Rusia 2018, la copa de los goles con pelota muerta

PIERRE-PHILIPPE MARCOU

AFP

En los primeros 20 partidos, un 26,7 por ciento de los tantos se anotaron de penal o de tiro libre. Y en el total, un 60% de los goles nacieron de una jugada de balón detenido.

No es un misterio que muchos de los partidos de fútbol se definen por jugadas de balón detenido. Sin embargo, que un 60 por ciento de los goles salgan de este tipo de maniobras, es una cifra sorprendente y muy poco usual.

En los primeros 20 partidos disputados en Rusia 2018, 27 de los 45 goles anotados salieron de jugadas preparadas. Y 12 de esos tantos fueron anotados directamente de penal (8) o de tiro libre (4).

Ese 26,7% es la cifra más alta en la historias de las Copas del Mundo. Para que tengan una idea, en los 64 encuentros de Brasil 2014, sólo un 8,8 por ciento de los goles fueron de penal (12) o de tiro libre (3): 15 de 171.

Que un 17,8 por ciento de los goles sean de penal también es una cifra inédita. Y eso que Lio Messi y Christian Cueva desperdiciaron sus tiros. El récord lo tiene Argentina 1978, cuando un 11,3% de los tantos se marcaron desde el punto de los doce pasos (12 de 102). En el Mundial 2014 sólo se anotó un 7% bajo ese expediente.

De cabeza

Las jugadas de balón detenido van de la mano con los goles de cabeza. En Rusia 2018, un 20 por ciento de los goles se han anotado mediante juego aéreo (9 de 45). Como referencia, en todo el certamen de Brasil 2014, se marcó un 17,5% de los goles de testa.

El récord lo tiene Italia 1990, un certamen eminentemente táctico, con un 25% de los goles anotados de cabeza: 29 de 115. Y para reafirmar esta idea, el 26,7% de los tantos marcados de balón detenido de Rusia 2018, es la cifra más alta desde el certamen italiano (14,8%).

0 Comentarios

Normas Mostrar