COLO COLO

El desgaste pone en duda la meta de Espina y Tapia en Colo Colo

El cuadro albo perdió tres de los últimos cinco partidos que disputó por el Torneo Nacional. El duelo contra Antofagasta será tres días después de la ida ante Palmeiras.

La alegría por haber eliminado a Corinthians en octavos de final duró poco en Colo Colo. Es que la dura derrota ante Everton por el Torneo Nacional evidenció un desgaste que se arrastra hace semanas, y que podrían hipotecar la opción de clasificar nuevamente a la Copa Libertadores, que es la última exigencia de Marcelo Espina para este semestre.

Los albos sufrieron tres derrotas en los últimos cinco partidos que disputaron por la competencia local. Justo entre agosto y los primeros días de septiembre, cuando la escuadra de Héctor Tapia debió enfrentar a los brasileños, con quienes, además, también perdieron en Sao Paulo.

El cuerpo técnico optó por jugar con los titulares en el Sausalito -a excepción de los suspendidos Juan Manuel Insaurralde y Carlos Carmona, y el lesionado Julio Barroso- y el cansancio quedó reflejado prontamente ante un equipo que pasó por arriba gracias al finiquito de Patricio Rubio.

Tapia lo reconoció: "Hablar del desgaste puede parecer a excusa, pero no hay que desconocerlo. Se jugó a gran nivel y con un gran desgaste. Además ellos nos anotaron varios goles en forma rápida y creo que los muchachos corrieron lo que pudieron. Nos vamos dolido", dijo el domingo.

Lo más complicado es que ante Iquique, con la presencia de varios suplentes, Colo Colo tampoco respondió. Y la dosificación no parecía ser la mejor fórmula para el camino que venía.

Las semanas de descanso llegan en el mejor momento para un plantel que necesita recuperarse pronto. Sobre todo porque a fin de septiembre llegarán otras semanas similares. Y quizás aún más difíciles. 

Colo Colo tendrá que jugar contra Palmeiras el 20 de septiembre y solo tres días después recibirá a Antofagasta, uno de los equipos con los que pelea en la tabla de posiciones. La semana siguiente visitará a Universidad Católica en otro clásico y a las pocas horas tendrá que volar nuevamente a Brasil para disputar la vuelta de los cuartos de final. Como si eso fuera poco, ese mismo fin de semana jugará contra Unión Española.

Lucas Barrios pide consideración en la programación de horarios. "Pedimos que nos ayuden un poco con esto porque estamos representando a Chile y tendremos partidos importantes", apuntó. La ANFP ya aseguró que era decisión de los clubes. Los rivales se oponen.

Todo este escenario pone en peligro la meta de terminar el torneo entre los tres primeros y así el 2019 poder jugar nuevamente la Copa Libertadores. "La obligación es que Colo Colo juegue todos los años la Libertadores para tener roce con los mejores y así poder ganarles", dijo Espina el día que asumió como gerente deportivo. Tapia lo sabe, y su última tarea para la renovación ya está en marcha. ¿Aprobará?

0 Comentarios

Normas Mostrar