Chile 2 - Costa Rica 3

Los peores 90 minutos de Rueda

Los peores 90 minutos de Rueda

FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT

FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT

El entrenador se mostró intranquilo. Cuestionó a sus ayudantes, aplaudió, dio indicaciones, gritó a sus jugadores y se fue pifiado. Todo en 90 minutos.

Reinaldo Rueda llegó a El Teniente con la ilusión de entregar su primera victoria la Roja, en Chile. Pero aquel deseo pronto se tornó en una pesadilla, que se cerró con intensas pifias en su contra.

El colombiano se le vio alegre desde el primer minuto. Saludó a la gente, abrazó a sus ayudantes y aplaudió las primeras acciones de Chile. Sin embargo, con el correr de los minutos su rostro fue cambiando. No encontró respuestas. Y cuando Costa Rica hizo el 0-3 miró al cielo tratando de buscar alguna explicación.

Tras la disputa de los primeros 15 minutos, Rueda sabía que la jornada sería dura. El buen juego de los centroamericanos contrastaba enormemente con lo que hacían sus jugadores. No se encontraban en la cancha. Y por más instrucciones que dio, sus jugadores no ejecutaban lo planeado. “Regalamos el primer tiempo”, decía después, en conferencia de prensa.

En la mitad del primer tiempo llamó a Isla. Le dio instrucciones, pero poco y nada sirvieron. Minutos después comenzó a celebrar lo que parecía un gol de Chile, pero terminó llevándose las manos a la cabeza, luego que despejaran desde la línea un remate de Alexis Sánchez.

Pero el primer gol costarricense selló su mala jornada. Se cruzó de brazos, miró a sus ayudantes y repartió indicaciones. “Jueguen a ras de piso”, exclamaba con euforia. Pero su equipo seguía sin encontrarse en el terreno de juego.

Las primeras pifias lo inquietaron aún más. Pero siguió firme, parado -como todo el partido- al borde de la cancha. De la misma manera, el juego prosiguió. Y favoreció a los visitantes.

Con el 3-0 consumado todo se tornó gris. Las pifias volvieron a aparecer, pero con un poco más de fuerza. Al mismo tiempo, en cancha, Chile no mejoraba, pero arriesgaba con más ímpeto que fútbol. Así llegaron los dos descuentos, que dignificaron una noche para el olvido. Antes, eso sí, Alexis coronó la negra noche con un penal para el olvido.

“Fuera Rueda” fue la frase que acompañó al seleccionador nacional en su camino a camarines. Los hinchas no le perdonaron el magro espectáculo. Su debut en Chile fue una verdadera pesadilla de 90 minutos.

0 Comentarios

Normas Mostrar