Temas del día Más temas

U. de Chile

Las múltiples polémicas que tienen cuestionado a Aguad

En medio de la crisis generada por la renuncia de Carlos Heller, en el directorio no olvidan la labor del gerente deportivo. La mentira en la llegada de Arias colmó a varios.

"Nos escondieron la pelota". Con esta frase definía un miembro del directorio de Azul Azul la sensación que tuvieron luego de que el gerente deportivo, Sabino Aguad, les ocultara la verdad sobre la llegada de Alfredo Arias en reemplazo de Frank Kudelka.

Tres meses muy complicados ha vivido Sabino Aguad como gerente deportivo de Universidad de Chile, y en medio de la polémica por la renuncia de Carlos Heller, el directivo sumó más críticas a su gestión, algo que lo tiene muy cuestionado dentro del directorio.

Desde que asumió en diciembre pasado, las polémicas protagonizadas por el directivo se han sucedido, y todas están relacionadas a las contrataciones para el plantel. Ahora se sumó el engaño en la llegada del nuevo entrenador

En esta oportunidad Aguad no solo apoyó la mentira de la conferencia de presentación del nuevo entrenador, sino que también le ocultó esta información a gran parte del directorio de Azul Azul.

De hecho, Aguad negoció la llegada de Arias cuando aún Frank Kudelka no había renunciado a su cargo, algo que ocurrió luego del ultimátum que recibió por parte del directivo antes del duelo con Universidad de Concepción.

Cuestionado desde el inicio

La primera de las polémicas de Aguad tuvo lugar inmediatamente en su conferencia de presentación y en relación con la cuestionada salida de Yeferson Soteldo. Aguad en ese momento afirmó que "se hicieron todos los esfuerzos" para que el venezolano continuara, algo que fue duramente refutado desde Huachipato.

"Sabino miente. No hemos recibido ofertas por Soteldo", dijo entonces el vicepresidente de los acereros, Marcelo Pesce, lo que motivo que el gerente deportivo de la U debiera pedir disculpas a Huachipato para retomar las negociaciones.

Otra de las polémicas que debió después aclarar fue el fallido fichaje de Jeisson Vargas, por supuestas presiones contractuales de su club formador, Universidad Católica. "Preguntamos en todo momento si tenía algún inconveniente, y los representantes nos dijeron que no", explicó.

Luego vinieron varias decisiones cuestionadas y no avaladas por el entrenador Frank Kudelka, como las contrataciones de Matías Campos López, o el apuro por cerrar el fichaje de Nicolás Oroz, más el roce por no poder fichar a Luis Jiménez o Maximiliano Cerato.

Con el "Mago" sumó un desmentido más en el mismo tenor que tuvo antes con Huachipato. "A la U le pedí el mismo sueldo que gano en Palestino. Me parece absurdo que no lo puedan pagar. Mi sensación es que por parte del técnico y de los jugadores había intención para que yo llegara, pero no tanto de Sabino", señaló Jiménez.

Inscripción al filo

Otra compleja situación con la que debió lidiar fue la inscripción tardía en los registros de Universidad de Chile de Pablo Parra y Gabriel Torres. La U llegó a regularizar su situación tarde, y de no ser por la mediación del presidente de la ANFP, Sebastián Moreno, no hubiese podido contar con ambos jugadores.

El error fue mío porque no debimos haber llegado poco antes, sino dos horas antes porque hay una serie de trámites que tiene que hacer la ANFP previo a enviarlos. Cumplimos con el horario y la ANFP nos ayudó bastante”, expresó.

Eso sí, de no ser por la mediación de la ANFP, Parra y Torres no sólo arriesgaban perderse la llave ante Melgar, sino toda la fase previa de la Copa Libertadores. Recién podrían haber sido incluidos en la fase de grupos si la U llega a esa instancia.

A eso se sumó el hecho de que el preparador de arqueros, Gustavo Flores, no pudo ser incluido en la nómina del duelo ante Melgar por no haber renovado su contrato de trabajo. "Con el preparador de arqueros hoy nos sentamos, y los dos no podíamos creer el error que habíamos cometido de malentender el contrato", puntualizó.

Los dardos de Kudelka

"Le dije a Sabino me iba a traicionar" o "No ha sido honesto ni lo será nunca"; fueron algunas de las frases del ex entrenador, Frank Kudelka, para Sabino Aguad, tras la maquinación detrás de su renuncia.

El técnico argentino no se guardó nada contra el gerente deportivo, de quien también anticipó que no estaba capacitado para cumplir una función tanto importante como ser gerente deportivo de Universidad de Chile.