Competición
  • Premier League
Premier League

COLO COLO

La trama del fallido fichaje de Leonardo Valencia en Colo Colo

El volante estuvo a un paso de llegar a Macul. La iniciativa partió a través de un llamado directo a Aníbal Mosa. Una clausula derribó todo tipo de negociación.

Leonardo Valencia estuvo a un paso de volver al fútbol chileno. A casi una firma de transformarse en refuerzo de Colo Colo. Sin embargo, la negociación dio un giro de último momento, a pocas horas del cierre del libro de pases.

El jugador, que a comienzos de año se había transformado en la obsesión de Universidad de Chile, ahora tiene un futuro incierto. Y en que su continuidad en Brasil está fuera de las expectativas de Botafogo.

El llamado a Mosa

La negociación con Colo Colo partió justamente a través de un interés del actual club de Leonardo Valencia. El presidente, Nelson Mufarrej, llamó directamente a Aníbal Mosa para ofrecerle al futbolista. “Era una propuesta muy atractiva”, explican desde Blanco y Negro.

El club ya había consultado por Valencia en enero del 2019. Sin embargo, en esa oportunidad no había intención de traspasarlo: “Es un jugador importante para nosotros”, decían desde Brasil. Y claro, el 2018 había sido protagonista al jugar 49 partidos.

Sin embargo, el escenario cambió este año: el futbolista perdió protagonismo con Eduardo Barroca. Casi no juega y en el club aspiran a disminuir sus gastos mensuales. En ese contexto recordaron el viejo interés desde Colo Colo.

Las dudas de Colo Colo y la cláusula polémica

Marcelo Espina tomó el liderazgo en la negociación, pese a las dudas entre algunos directores. “Sentíamos que sería contradictorio con nuestro discurso de acortar el plantel y darle más oportunidad a los jóvenes de casa”, aseguran desde la concesionaria. No obstante, en conjunto con Mario Salas, decidieron que sería un caso excepcional.

En Blanco y Negro tenían claro que, pese a lo mencionado anteriormente, Valencia era “un gran refuerzo, con una negociación que nos convenía”. O al menos eso parecía hasta la noche del miércoles, cuando la operación se frustró.

El agente Fernando Felicevich solicitó que el jugador tuviera una cláusula de salida de solo $500 mil dólares en caso de querer partir el próximo año. Muy por debajo de lo que Colo Colo iba a pagar por Valencia esta semana. Es decir, por tenerlo durante un semestre, el cuadro albo podía perder una cifra millonaria.

Aníbal Mosa lo dejó en evidencia en conversación con Agricultura: “Hay personas que no entienden que Colo Colo es una vitrina que tiene un valor. Colo Colo no es para que vengan a hacer negocios, se hagan una pasada y el club quede mirando para la pared”, apuntó. Y así se cerró definitivamente una negociación fallida, minutos antes del cierre de mercado.