LA ROJA

La historia de Carabalí, el ecuatoriano que llegó a la Roja

El portero de Colo Colo fue al Mundial Sub 20 de 2017 con su país de nacimiento, pero no sumó minutos. Eso le permite ahora poder actuar por Chile.

La historia de Carabalí, el ecuatoriano que llegó a la Roja

Este lunes, en Juan Pinto Durán, comenzarán los trabajos de un nuevo microciclo de la Roja Sub 23 que dirige el colombiano Bernardo Redín. Allí, la principal novedad será la aparición del portero de Colo Colo, Omar Carabalí.

El meta de 22 años nació en Guayaquil, pero ya lleva más de seis años en Chile, por lo que hace pocas semanas recibió su carta de nacionalidad chilena.

Carabalí fue a Ecuador al Sudamericano Sub 20 de 2017 representando a su país de nacimiento y meses más tarde también estuvo en el Mundial de la categoría en Corea del Sur, pero como no jugó ningún minuto ahora actuar jugar por la Roja.

Es que las reglas de la FIFA son claras: "Un jugador podrá ejercer el derecho a cambiar de asociación sólo si no ha jugado en un partido internacional de una competición oficial representando a la asociación en que se encuentra".

Distinto es el caso de Sebastián Soto, por ejemplo. El futbolista que Reinaldo Rueda busca para sumar a la selección chilena disputó hace dos meses el Mundial Sub 20 de Polonia e incluso marcó cuatro goles. Aquí la diferencia es que al disputar el torneo el atacante del Hannover 96 ya poseía la doble nacionalidad (no como Carabalí, que se transformó en chileno después), por lo que la FIFA le da un "derecho a arrepentirse y cambiar de país".

¿Y el caso de Julio Barroso? El argentino de Colo Colo se transformó en chileno hace un par de años y en Quilín estuvo la intención de sumarlo a la Roja. El problema fue que, a diferencia de Carabalí, fue al Mundial Sub 20 de 2005 y sí disputó minutos. Como en ese tiempo no era chileno, ya quedó "amarrado" para siempre a la "Albiceleste".

En julio de 2018, en entrevista con AS, el arquero albo ya había manifestado públicamente sus deseos de jugar por el combinado nacional. "Obvio que me encantaría jugar por la Roja. Eso es algo que vengo pensando de hace tiempo. Sería un sueño, justo ahora que Reinaldo Rueda está en búsqueda de arqueros", sentenció aquella vez. Sueño cumplido.