Fútbol chileno

El fútbol chileno inicia semana clave sin un acuerdo

Para el martes está programado el retorno del fútbol profesional, pero el clima no es el mejor. Unos quieren jugar, pero algunas autoridades dudan.

El fútbol chileno inicia semana clave sin un acuerdo
DRAGOMIR YANKOVIC/PHOTOSPORT

Este martes 12 de noviembre Magallanes y Cobreloa darán inicio al retorno del fútbol profesional chileno. A partir de las 12.30, ambos clubes de la Primera B serán los primeros en jugar un partido por los puntos luego de tres semanas sin actividad por el estallido social en el país. A pesar que la programación de la ANFP se mantiene inalterable, no hay un consenso entre todas las partes involucradas en la reanudación del torneo. De esta forma, el fútbol chileno inicia una semana clave sin llegar a acuerdo. 

Varias son las aristas que rodean el problema. Para empezar, las posiciones de los clubes son diversas. Desde Magallanes aseguran que necesitan realizar su trabajo por más que el plantel apoya el movimiento social. Así lo explicó hace unos días Nicolás Núñez, capitán 'carabelero', en conversación con AS. "Nosotros esperamos que no pase nada anormal, que se entienda que estamos con el movimiento social. Obviamente no estamos del lado de la violencia y nosotros necesitamos realizar nuestro trabajo", señaló el jugador. Víctor Rivero, DT de Cobreloa, tiene otra opinión. 

"Ese día hay un paro nacional, entonces, ¿cómo quedamos ante la sociedad? Pareciera que no nos interesara lo que está sucediendo. Hay gente que está muriendo, que está perdiendo sus ojos, hay demandas que son de hace 30 años; muchos de nuestros familiares están en las calles y nos van a enviar a jugar", comentó al programa En la Línea Deportes el pasado viernes.  

Esteban Paredes, capitán de Colo Colo, emplazó duramente al Gobierno dejando en claro su posición respecto al tema. El 4 de noviembre, Paredes dijo que la medida de retomar el fútbol estaba pensada "para calmar a la gente, pero nosotros no estamos de acuerdo". 

En los primeros días del estallido social, José Pedro Fuenzalida también había dejado clara su postura y la del plantel de Universidad Católica."Me tiene sin cuidado (el reinicio del campeonato). No tengo ganas de jugar un partido en la situación que está el país", dijo.

El temor de las Municipalidades 

Andrés Zahri, alcalde de Ñuñoa, cree que aún no están las condiciones dadas por un espectáculo masivo, y cree que los daños pueden ser severos. "El partido de la U con Everton es un evento masivo y mientras no exista absoluta tranquilidad y calma, no tiene sentido que se juegue", afirmó en El Mercurio en la edición del sábado 9 de noviembre.

El consejo municipal de Las Condes, tampoco cree que el duelo entre Católica y Colo Colo en San Carlos de Apoquindo debe jugarse aún. "Nuestro consejo municipal no es partidario que se juegue en San Carlos por el clima de tensión social existente. Hay inquietudes por las barras bravas", explicó Felipe de Pujadas, concejal.

Eso sí, la Intendencia en Santiago y las Gobernaciones Provinciales en Regiones son las autoridades que toman la decisión final, por lo que tanto Nuñoa como Las Condes deberán acatar lo que se dictamine. 

El boicot de las barras bravas

El anuncio del regreso del fútbol chileno por parte de la ANFP no cayó bien entre las barras bravas del fútbol chileno. Esto porque a través de distintos comunicados, los barristas han manifestado su intención de boicotear el regreso del torneo local.

La "Garra Blanca" llamó a no ir al estadio. "Pretenden utilizar a los clubes como una herramienta política a favor de sus intereses". "Los de Abajo" mostraron su preocupación por el retorno del fútbol. "Reanudar el campeonato sería exponer a las hinchadas a un desastre de violencia, persecución y criminalización. Como pueblo azul seguiremos manifestando y participando del despertar del pueblo. 

"Los Cruzados" también se sumaron al reclamo. "Como barra nos oponemos total y absolutamente a que esto se lleve a cabo debido a que el pueblo chileno no ha sido escuchado en sus demandas y peor aún, se han aumentado las medidas de represión para la gente que lucha día a día".

En la Quinta Región, "Los Del Cerro", la barra oficial de Everton, hizo un llamado a no asistir a los partidos, mientras "Los Panzers" de Santiago Wanderers, aseguraron que impedirán de todas las formas posibles un partido en Playa Ancha. 

El llamado del Sifup

En el Sindicato de Futbolistas Profesionales están preocupados. El movimiento generado por las barras bravas puso en alerta a la entidad presidida por Gamadiel García. De hecho, el Sifup envió una carta a la ANFP, los clubes del fútbol profesional, las intendencias de todo el país y al CDF solicitando que el organismo resguarde la vida y salud de todos los involucrados con la actividad.

Apuntaron que las entidades deportivas, por el regimiento del Código del Trabajo, están obligadas a tomar medidas para protyeger la vida y la salud de los trabajadores.

La situación no parece esclarecerse por más que la planificación esté lista. El fútbol chileno vivirá horas claves sin tener un acuerdo completo.