Competición
  • Liga Chilena
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Premier League

CHILENOS POR EL MUND9O

El calvario interminable de Claudio Bravo en el City

El portero sumó nuevas críticas por su rendimiento tras la derrota 3-1 ante Liverpool. Su estadía en Manchester ha estado llena de contratiempos.

Las duras críticas a Claudio Bravo en Inglaterra volvieron a aparecer. El portero chileno fue titular en la derrota del Manchester City ante Liverpool por la Premier League ante la lesión de Ederson y sumó un nuevo capítulo amargo a su historia en Inglaterra.

El mal debut

Desde su arribo a la Premier, el arquero de la Roja ha recibido críticas por su rendimiento. De hecho, en su debut ante el Manchester United en septiembre de 2016, cometió un error al intentar descolgar un centro. Chocó con un compañero y soltó el balón, lo que permitió el tanto de Zlatan Ibrahimovic.

De ahí en adelante vino un completo calvario para el portero nacional. En su primera temporada, con 30 partidos jugados, recibió 34 goles, lo que lo llevó a perder el puesto con Willy Caballero.

El factor Ederson y la lesión

La llegada del brasileño Ederson Moraes terminó por sepultar las opciones de consolidación de Bravo en el arco del Manchester City. Desde ese momento se vio relegado a partidos menores o a emergencias como la del pasado fin de semana ante Liverpool.

El chileno debió conformarse con actuar en las copas locales y ahí logró quedarse con una Carabao y dos Community Shield. De hecho, en esta última fue vital en la definición de hace unos meses ante Liverpool al tapar un penal en la definición.

Luego de eso vino una compleja lesión. Sufrió el corte del tendón de Aquiles y se quedó prácticamente un año sin jugar, lo que incluso lo hizo perderse la Copa América en Brasil con la selección chilena.

Por ello, ahora que había recuperado su nivel deportivo, tanto en el City como en la selección, Bravo esperaba aprovechar la oportunidad de consolidarse en el arco ante la lesión de Ederson, pero su intención quedó sólo en eso. En 15 minutos le anotaron dos goles en dos llegadas y en el tercer gol dudó en salir a cortar el centro y permitió el gol de Mané.