PRIMERA B AS.COM

El gran alivio de Currimilla por salvación 'de rebote' de Valdivia

Últimos en la tabla y casi condenados, los sureños se beneficiaron con la eliminación del descenso. Uno de sus referentes realizó una dura autocrítica de la campaña en 2019.

El gran alivio de Currimilla por salvación 'de rebote' de Valdivia
MIGUEL ANGEL BUSTOS/PHOTOSPORT

Dagoberto Currimilla es el integrantes del plantel de Valdivia con mayor recorrido futbolístico. El lateral derecho, de 31 años, fue parte de la Roja Sub 20 tercera en el Mundial de Canadá en 2007 y luego obtuvo un Campeonato Nacional y la Supercopa con Unión Española.

Es, por lo tanto, una voz autorizada para analizar la permanencia de los sureños en Primera B. El cuadro de la Región de los Ríos se encontraba prácticamente sentenciado en el último lugar de la tabla, pero se mantuvo en la categoría, tras la derogación de los descensos por el fin abrupto del Campeonato As.com a raíz de la crisis social.

"Nos sentimos aliviados por lo que estábamos viviendo, aunque una vez que se terminó todo supimos que habíamos hecho una pésima campaña, de las peores que me ha tocado vivir en mi carrera. Fue lamentable todo lo que nos pasó este año, tampoco vamos a celebrar porque terminamos salvándonos ante toda esta situación que fue muy rara", señala Currimilla a AS Chile.

"No era la forma de salvarse, no fue como pretendíamos. Se le dio una nueva oportunidad al club, de comenzar de cero, de hacer las cosas bien, replantearse todo lo malo. Lo ideal es el próximo año no volver a vivir lo mismo. Estar en la parte baja de la tabla es demasiado feo para la gente del club y los jugadores. Nos tocó como de rebote la permanencia, bastante suerte tuvimos con esta oportunidad y hay que aprovecharla", agrega el lateral valdiviano.

-¿En algún momento pensaron que pasaría esto o imaginaron que se respetaría el reglamento de la competencia, perdiendo la categoría?
-Veníamos viendo de reojo lo que estaba pasando, porque sabíamos que sería muy complicado que volviera el fútbol. Se especulaba con que nos íbamos a salvar o íbamos a bajar, esa era la incertidumbre. Hubiese sido muy complicado que nos bajaran, porque matemáticamente aún teníamos la posibilidades. Más que nosotros, lo más complicado para la ANFP era la situación de los equipos de Primera División. No era fácil definir su descenso, porque todavía quedaban muchos puntos por disputar. Lo de nosotros fue más de rebote.

-¿Qué le parece que no se haya autorizado el ascenso de Wanderers?
-Lo encontré feo, se hizo mal, hay equipos que sí merecen subir. Se sentían cerca del objetivo, faltaban solo tres fechas y estaban jugando bien. Yo creo que todavía se puede hacer algo. Me pongo en el lugar de ellos, es un año completo, como club es complicado. Santiago Wanderers es uno de los equipos que más invirtió para subir y perder el año de esta manera es como injusto también.

-¿Qué pasaría entonces con el segundo ascenso? ¿Las bases no establecen un ascenso directo?
-Esa es la complejidad mayor porque solo hay un equipo que pueda ascender directamente. Por cómo se definieron los cupos a las copas internacionales, como que congelaron la tabla, lo más justo entonces sería el ascenso de La Serena. La posibilidad de una liguilla está difícil y lamentablemente los equipos que quedaron cerca de La Serena tendrán que resignarse. Habría que congelar la tabla y que suban los dos primeros.

-Por lo tanto deberían ascender también dos elencos de segunda división para mantener 16 equipos en Primera B.
-Sí, obviamente, para emparejar la categoría. San Marcos también merece subir, porque hizo una buena campaña y sufrió mucho con el tema de los viajes. Hicieron un esfuerzo mayor por disputar el campeonato y ganarlo.

-¿Seguirá en Valdivia durante el próximo año?
-Sí, de acá no me muevo. Este año sufrí mucho con las lesiones, incluso me tuve que operar de la rodilla. Fue complicado y siento que este año quedé en deuda con Deportes Valdivia. Pretendo seguir acá para continuar dando las alegrías que antes les estábamos dando al club y tratar de buscar una nueva fórmula para buscar el ascenso.