Finalizado

CHILE 1 - VENEZUELA 0

Araos le da la segunda victoria a Chile en el Preolímpico

Con solitario tanto del Bombo, la escuadra nacional llegó a seis puntos en el Grupo A. Ahora, aguarda por Argentina.

Araos le da la segunda victoria a Chile en el Preolímpico
Fernando Vergara

Cuando el partido contra Venezuela parecía expirar sin goles, apareció Ángelo Araos. Un elemento desequilibrante que vino desde al banco, al igual que en el inicio del Preolímpico Sub 23 con Ecuador. El mediapunta fue quien determinó el segundo triunfo de Chile, por 1-0, en Armenia. Costó bastante, pero la Selección ya completa seis puntos en el Grupo A y se ilusiona, de verdad, con Tokio

En el primer tiempo, el elenco de Bernardo Redín inició ejerciendo una importante presión en terreno llanero, lo que daba la sensación de que podría ser algo similar al encuentro con los del Guayas. Pero no. Instantes más tarde, los pupilos de Bonaccorso se pararon bien, formando un equipo corto y bastante compacto, tanto en faceta defensiva como ofensiva.

Uno que a los 9', por ejemplo, presentó sus credenciales. Rivas le robó un balón al capitán Alarcón en la salida, recorrió un par de metros y, de distancia, probó al arco de Carabalí. La pelota, afortunadamente, no ingresó. Y a los 22’, el ariete nuevamente se atrevió. Esta vez, eso sí, el balón se fue muy desviado. El cerebro del armado de la Vinotinto era el pequeño y escurridizo Soteldo, que causaba mucho daño por el sector de Rebolledo. Su velocidad en el uno contra uno era la principal amenaza.

Ya en el complemento, Redín modificó el tablero y dispuso el ingreso de Araos y Cavalleri en desmedro de Suazo y Morales. El cafetalero buscaba sacar a relucir la versión que el ex azul había exhibido ante los ecuatorianos. Y con el extremo de Curicó, vértigo por las bandas.

Venezuela, en tanto, reingresó al terreno de juego con ánimos de quedarse con el compromiso. A los 46’, Soteldo le ganó sorpresivamente por aire a Rebolledo y de cabeza exigió a Carabalí, que se lució con una buena estirada. Y en la contraparte tuvieron que pasar, a contar del principio, 53 minutos para que se diera la primera jugada de peligro.

Alarcón aprovechó un rebote en la entrada del área y por poco no abrió el marcador. Tras aquello, la Roja prosiguió siendo protagonista en los metros finales y Venezuela comenzó a retroceder poco a poco. Ramírez y Nico Guerra probaron al pórtico de Varela, pero sin éxito.

A 25’ del término, Venezuela lamentó la expulsión de Acevedo y, ante esa situación, la escuadra nacional se arrimó de manera constante. Cavalleri dañó bastante por el flanco derecho y Araos, emulando su performance inicial del torneo, se echó el equipo al hombro. Con Aránguiz hizo una buena sociedad.

Y a los 82', llegaron los frutos. El Bombo, tras ser asistido por Cabrera, instauró la apertura de la cuenta con un sutil toque de derecha. Venezuela sintió el golpe, y relegado a tener un hombre menos, no encontró respuesta. Chile celebra en la cima de su zona y el "objetivo Japón" está más vivo que nunca. Ahora, aguarda por Argentina.