Actualidad: Pandemia Coronavirus

Coronavirus

Coronavirus en embarazadas: procedimientos en urgencias

Como el covid-19 se trata de un virus relativamente nuevo, aún hay muchas dudas sobre los procedimientos para ciertos casos, como el de las embarazadas.

Como el covid-19 se trata de un virus relativamente nuevo, aún hay muchas dudas sobre los procedimientos para ciertos casos, como el de las embarazadas.
Presidency of Chile HANDOUT EFE

La expansiva onda de contagios del covid-19 en el mundo ha causado mucha incertidumbre, como también muchas interrogantes en los médicos y científicos en ciertas situaciones, como si alguien puede contagiarse dos veces, o qué hacer en el caso de una embarazada contagiada.

¿Cómo actuar en casos de embarazadas que estén contagiadas con covid-19?

En España, distintas organizaciones de la salud relacionadas a obstetricia y neonatología han realizado un manual sobre cómo tratar casos así. La primera medida es darle prioridad al tratamiento de la embarazada por sobre el feto, debido al potencial riesgo del coronavirus, y de forma paralela darle un seguimiento al feto.

De igual forma, este tratamiento debe estar a cargo de un equipo multidisciplinar que identifique las condiciones más adecuadas para tratar a la madre y al feto de forma correcta, y así también que permita actuar a los médicos en caso de un deterioro de alguna de las dos partes, o un trabajo prematuro de parto.

Luego, se debe tener en cuenta el tiempo de gestación que tiene el feto:

Si tiene bajo 24 semanas, se procederá a comprobar la viabilidad fetal y luego se seguirá el procedimiento regular para los pacientes con coronavirus.

Si tiene más de 24 semanas de embarazo, se comprobará el bienestar del feto y la mujer deberá permanecer en observación hasta obtener los resultados de la ecografía y/o registro cardiotográfico.

Para ingresar al centro médico, si el caso así lo requiere, la embarazada deberá ir con medidas de aislamiento, en una habitación que deberá contar con la cama, una cuna términa y monitorización fetal, entre otros elementos médicos.

En caso de que la embarazada necesite salir de la habitación, deberá portar una mascarilla quirúrgica.

Los médicos que ingresen a la habitación deben ser siempre los mismos, para reducir el riesgo de contagio en más personas, y se debe llevar un registro.

Luego de todas las pruebas, se podrá plantear que la embarazada pueda seguir el tratamiento en su domicilio en el mejor de los casos, con todos los cuidados que estimen los médicos tratantes.