CORONAVIRUS

La 'aventura' de figura chilena para volver a casa: "El único en la frontera"

Dusan Bonacic llegó en la madrugada del jueves a Santiago, después de un mes encerrado en Neuquén, Argentina: gestionó un permiso con el consulado y viajó 16 horas.

La 'aventura' de figura chilena para volver a casa: "El único en la frontera"

La cuarentena total en Argentina fue un duro golpe para Dusan Bonacic, pues su club, Gigantes del Sur, estaba muy cerca de conseguir el título. Pero la crisis mundial paralizó la competencia. Ahora, después de un mes encerrado en Neuquén, la figura chilena de voleibol logró regresar a Santiago.

“No podía salir a la calle. Estuve un mes acompañado por Juan Finoli, que es el armador del equipo. Hemos sido compañeros durante tres años seguidos (dos en Italia y uno en Argentina), así que la convivencia se nos hizo fácil”, cuenta el capitán de los Guerreros Rojos a As.

“El problema es que todos en algún momento pierden la paciencia o cargan las energías en otros lados, por culpa del encierro. Pero también entiendo que esa era la manera correcta de aportar nuestro granito de arena contra el virus”, agrega Dusan Bonacic.

- ¿Cuándo decidió volver a Chile?
- Al principio suspendieron el campeonato por dos semanas, entonces seguimos entrenando en casa con mucha ilusión de que todo volvería pronto. Después, cuando nos anunciaron que se cancelaba, comencé a programar mi regreso. El problema es que no hay vuelos, y los precios varían mucho. Era imposible volver en avión, y yo estaba sin auto. La única forma era terrestre.

- ¿Tuvo que conseguir algún permiso?
- Me puse en contacto con el consulado de Chile en Neuquén y ellos me ayudaron a crear un salvoconducto para transitar por Argentina y llegar a la frontera, que en este caso está en el Paso Pino Hachado, a la altura de Temuco. Eran cuatro horas y media de distancia. Otro compañero de equipo, Franco Retamozo, se la jugó, se puso la 10 (risas), y me fue a dejar a la frontera.

- Pero aún le quedaba mucho recorrido…
- Claro, tenía que pensar cómo llegar a Temuco y después a Santiago. Ahí le agradezco la buena disposición a mi papá, porque agarró el auto y se pegó el pique hasta la frontera. Coordinamos todo. Como él viajó el trayecto de ida solo, me fui yo manejando a la vuelta.

- ¿Cuánto duró todo el trayecto?
- Salí el miércoles a las ocho de la mañana, y llegué pasada las doce de la noche. Más de 16 horas. La frontera está cerrada, así que fue un trámite rápido. Era el único (risas). Después vi paisajes muy bonitos. Hay bosques nativos de araucarias. Le agradezco a todos los que me ayudaron a volver a casa. Ahora estaré en cuarentena nuevamente, pero con otra energía. Estar en mi casa, con mi familia, me dio otro aire porque los extrañaba. Es una felicidad enorme.

- ¿Estaba ilusionado con el campeonato?
- Veníamos de arrasar a San Juan y llevábamos con ocho partidos seguidos a jugar semifinales. Solo queríamos jugar porque sentíamos que teníamos las armas de sobra para hacer algo importante en la liga. Este campeonato tuvimos grandes resultados y siempre estuvimos peleando con los primeros. Estoy muy triste por cómo se terminó porque nos hemos sacado la mugre.