INTERNACIONAL

El peso de Grondona en la historia de Jadue causa polémica

La familia del argentino expresó su molestia a través de un comunicado. El ex presidente de la AFA es determinante en las acciones del dirigente calerano.

El peso de Grondona en la historia de Jadue causa polémica

“El fútbol tiene un mundo paralelo que no para de facturar. Un gol genera millones”. Esa es una de las frases de Luis Margani –actor argentino que personifica a Julio Grondona- en El Presidente, la serie de Amazon Prime que se estrenó el viernes 5 de junio, y que desató una fuerte polémica. El ex presidente de la AFA tiene un rol protagónico en la historia de corrupción que sacudió a Sergio Jadue.

Grondona, quien relata los hechos durante la serie, es clave en el liderazgo de Jadue (interpretado por Andrés Parra). Incluso, la producción simula un viaje del dirigente calerano hacia Buenos Aires para pedir consejos. Allí, el fallecido dirigente da tips sobre cómo enfrentar los negocios en la Conmebol, habla de las barras bravas y tiempo más tarde, lo ayudaría a conseguir la sede de la Copa América.

Sin duda él tuvo una relación (en el surgimiento de Jadue). Grondona lo usó. Lo divertido no es que Jadue se acercó a Grondona. Él lo agarró y lo usó como quiso”, contaba Armando Bó, director de El Presidente, a As previo al estreno. “Jadue llegó a un ambiente en el que no había otro camino. Grondona se lo dijo: o comemos todos, o no come ninguno”, complementaba Andrés Parra, actor de El Presidente.

Esta situación generó molestia en la familia del ex vicepresidente de la FIFA. Los hijos Liliana Grondona y Julio Ricardo Grondona emitieron un comunicado este lunes: “Manifestamos nuestro dolor y repudio con la utilización del nombre, caracterización y datos de la vida privada de nuestro padre, así como con la falsa imputación de actos que afectan su dignidad, buen nombre y honor”.

En la serie, Julio Grondona es amigo del brasileño José Hawilla, quien fue acusado de "asociación ilícita, fraude y lavado de activos" durante décadas, a través de contratos comerciales con su empresa, Traffic.

“La satirización a la que filme apela, que lo pone como principal hacedor de un esquema de corrupción, encubre un repugnante actor de cobardía, aprovechando el hecho de su fallecimiento para negarle su posibilidad de defensa. Ahora, es mucho más fácil atacar su figura, tergiversando la realidad de hechos”, agrega el texto de la familia Grondona.

Ficción y realidad en El Presidente

Antes del estreno, AS consultó a Armando Bó por la cantidad de hechos reales y ficticios en la serie: “Los nombres, personajes y el tramado de corrupción son concretos. El tema es que para que eso funcione en una historia había que recrear un montón de cosas. Es una tragicomedia o parodia. No todo tenía que ser realista y aburrido, debía tener humor”.

La familia Grondona, en tanto, finalizó su comunicado con el anuncio de una demanda: “Resguardamos el dolor para nuestra intimidad; las ofensas para nuestra paz espiritual y la defensa de nuestros derechos para la Justicia, que es el ámbito donde deben dirimirse estas cuestiones”.