COLO COLO

El retraso de Colo Colo con el plan Superclásico en el camino

La suspensión del vínculo laboral tiene al cuadro albo en un escenario diferente al de U y la UC. Su regreso a las prácticas se podría concretar recién el lunes.

El permiso para deportistas que anunció el Gobierno este lunes llegó de golpe para un Colo Colo que aún no soluciona sus problemas. El plantel tiene suspendida su relación laboral con Blanco y Negro, lo que inevitablemente retrasará la vuelta a entrenar.

La primera acción de la directiva estará relacionada justamente en esa línea. Antes de que los jugadores retomen sus trabajos en el Monumental, la concesionaria debe poner fin al uso de la Ley de Protección al Empleo.

También existen otras obligaciones. Las que exige el protocolo que trabajó la ANFP durante meses. Entre ellas, Colo Colo debe realizar exámenes PCR a todos jugadores y miembros del cuerpo técnico, situación que Universidad Católica, por ejemplo, ya realizó el 3 de julio. El cuadro albo comenzó con el equipo de Gualberto Jara, pero aún le falta el plantel.

De acuerdo al documento enviado por la ANFP a los clubes, los futbolistas también deben estar vacunados contra la influenza y tendrán que completar una encuesta sobre sus condiciones de salud. Colo Colo también debe coordinar el entrenamiento (con el distanciamiento) y alistar todos los insumos sanitarios: alcohol gel, mascarillas, guantes, termómetros digitales, etc.

Universidad de Chile y la misma UC ya anunciaron que volverán a las prácticas este jueves. Colo Colo, que debe explicar el protocolo a sus futbolistas, recién podría retomar el entrenamiento el fin de semana. Aunque lo más probable, según dicen desde Macul, sería el lunes. Los jugadores irán al Monumental el jueves, pero primero deben cumplir con las obligaciones mencionadas antes.

Aunque parecen pocos días, la realidad es que el fútbol chileno ya tiene cuenta regresiva. La competencia se podría reanudar la primera semana de agosto, y solo días más tarde, Colo Colo tendría que disputar el Superclásico contra Universidad de Chile.

A eso se suma que, a mediados de septiembre, Colo Colo tendrá que enfrentar a Peñarol por la tercera fecha de la Copa Libertadores. Una campaña positiva a nivel internacional podría permitir el ingreso de recursos que hoy Colo Colo necesita. El problema es que ya partió tarde.