Entrevista AS

Las confesiones de Sensini, el histórico argentino que tomó el mando de Everton

Jugó más de 15 años en Italia, donde ganó casi todo. Hoy, se ilusiona con alcanzar la Sudamericana en Everton. "Encontré un grupo espectacular", dice a AS.

Las confesiones de Sensini, el histórico argentino que tomó el mando de Everton
SEBASTIAN CISTERNAS/PHOTOSPORT

Después de cinco años sin dirigir, Roberto Sensini aceptó el desafío de reemplazar a Javier Torrente en la banca de Everton de Viña del Mar. Hasta el momento, el argentino acumula dos triunfos, dos empates y una derrota, resultados que tienen luchando arduamente el equipo ruletero por meterse en la Copa Sudamericana 2021. El ex defensor está ilusionado con el arranque de su etapa en el cuadro de Sausalito. 

Como futbolista, el rosarino hizo una gran carrera en Italia, donde ganó la Serie A, la Copa Italia, Supercopa de Italia, dos veces la Copa UEFA y en una ocasión la Supercopa de Europa. Pero todo lo conseguido como jugador lo deja a un lado, porque su objetivo es llevar a Everton a lo más alto.

"Encontré un grupo espectacular, con jugadores con muchas ganas, predispuestos a cada trabajo que hacemos y eso nos permite ir creciendo. Estoy muy contento por cómo están saliendo las cosas y eso nos permite pensar en que podemos terminar de la mejor manera el campeonato. Ante Audax nos quedaron sensaciones positivas porque necesitábamos ganar después de una derrota. Me parece que merecimos el triunfo", señala un cordial Sensini en conversación con AS Chile.

- Estuvo cinco años sin dirigir. ¿Encontró una evolución en la labor de Director Técnico?
- No creo que sea así, estaban los GPS cuando dirigí por última vez (risas), pero hoy creo que se trabaja más de forma individual con el jugador y yo no he cambiado mi manera de ver el fútbol y eso es lo más importante para el entrenador. Tener una idea, adaptarse a los jugadores que uno tiene, porque a veces hay que hacerlo según sus características y a las dificultades. Si uno estaría en la Selección elige y no hay problema, pero ahora estoy en un club es una situación en la que hay que ir adaptándose.

- ¿Cuál tabla le interesa más actualmente: la ponderada o la anual que lo tiene luchando por entrar a la Copa Sudamericana?
- Está todo muy corto. El objetivo de nosotros es sumar cada partido para ir encontrando tranquilidad y es cierto que la tabla no está completa porque hay equipos que les faltan muchos partidos, así que no podemos hacer un diagnóstico justo. Sí me parece que si tenemos la capacidad de poder sumar resultados nos pondríamos en una posición cómoda, pero primero tenemos que sumar. Yo hoy pienso en el día a día, porque no me puedo alargar más allá.

-¿Qué opinión tiene de Gary Moya, la revelación de Everton en la última parte del torneo?
- Es el clásico mediocampista que tiene muy buen manejo de pelota, tiene facilidad para pasar de defensa a ataque. Hay que darle tiempo para que siga creciendo, está recién empezando a jugar y tiene que aprender muchas cosas todavía. Él está compitiendo con otros jugadores como Álvaro (Madrid) y tiene mucha competencia. Tiene que sostener eso y cuando lo haces en el tiempo te convierte en un jugador muy importante.

- Sebastián Pereira fue nominado por Reinaldo Rueda para participar de microciclos en la Roja y ha sido un titular permanente en la campaña de Everton. ¿Qué análisis hace de él?
- Es un gran defensor, joven, que va a ir aprendiendo cosas. Me parece que tiene la suerte de tener a (Cristián) Suárez al lado y al ‘Chano’ (Marcos Velásquez) que le enseñen y es muy importante para él. Es un central físico que de a poco se va a ir soltando con la pelota. Me parece que ahí tiene que mejorar si es que quiere llegar a otros niveles, pero me da la sensación que tiene todo: fuerza, anticipa y cabecea muy bien y es joven. Tiene muchas condiciones para ser un gran jugador, pero depende de él si mejora esa salida clara, esa pegada que estamos trabajando para que encuentre la tranquilidad a la hora de jugar.

El 'nuevo fútbol' que le toca vivir a Sensini

La última vez que Sensini dirigió antes de llegar a Everton fue en Atlético Rafaela en 2015. Por ese entonces el VAR no existía, así que en su etapa en Viña del Mar recién está conviviendo directamente con él.

"¡No se puede festejar! (risas) No se puede porque la miran otra vez, pero creo que los jugadores y cuerpo técnico tenemos que encontrar la tranquilidad para que el VAR sea utilizado de la manera exacta, porque a veces te juega en contra y a veces te va a ayudar. Nosotros en el banco siempre buscamos algo", señala.

- Todos gritan desde afuera…
- Y… viste que pasa eso. El árbitro llega un momento en el que se confunde. Me parece que el resultado pesa mucho, te estás jugando muchas cosas, hay un campeonato muy parejo salvo los primeros tres, pero después los otros están todos en siete u ocho puntos. Hay mucho en juego y cada uno tenemos que encontrar la tranquilidad, pero no es fácil.

- ¿Le gusta el VAR?
- Hay cosas que creo que las van a mejorar. En Europa empezó antes y acá estamos aprendiendo. Pasa por ejemplo que termina una jugada en gol pero resulta que revisan una jugada de 15 segundos antes y eso me parece que hay que tratar de sacarlo. Sí me parece que la finalización de los últimos seis o siete segundos está bien. Los fuera de juego, manos, entradas fuertes que parece distinta en el vivo pero la ves y es más fuerte. Estaba viendo Unión Española-Universidad Católica y en la mano penal antes pedían un foul antes, entonces siempre se va a buscar algo.