CAMPEONATO NACIONAL

El inesperado 'conductor' albo

Las bajas de Fernández, Valdivia y Valencia dejaron al Cacique sin un '10' neto y Gabriel Costa asumió la posición. ¿Qué tal fue su desempeño?

Por si los problemas fueran pocos, Gustavo Quinteros se quedó sin un hombre para alinear en la posición de volante creativo en el contexto del sistema 1-4-2-3-1 que intenta desarrollar en Colo Colo. Entonces, y ante el escenario gatillado por las lesiones de Matías Fernández, Jorge Valdivia y Leonardo Valencia, el DT sorprendió incluyendo a Gabriel Costa en el puesto contra Universidad de Concepción (empate 1-1) y frente a Universidad de Chile repitió la variante táctica.

Lo ocurrido en la paridad 0-0 del Superclásico fue otro hecho inesperado. Quinteros incluyó por primera vez en la titularidad a Ignacio Jara, quien en Cobreloa -antes de emigrar al Goias de Brasil- sí actuaba también como mediocampista creativo. Sin embargo, el DT de los albos lo ubicó en la posición de extremo derecho y ratificó a Costa como el '10' o 'conductor' del Cacique.

El uruguayo-peruano recaló en el Monumental, a petición del ex DT Mario Salas, como una alternativa con poder de gol en la posición de extremo derecho, aunque también con flexibilidad para actuar además por el flanco izquierdo del ataque. De ahí, la sorpresa mayúscula por la ubicación y responsabilidad en la construcción de juego que le entregó Quinteros.

Otro perfil

Costa es un hombre con cambio de ritmo constante, dispuesto a encarar intentando imponerse en velocidad y con disposición permanente a buscar asociaciones en profundidad que le permitan obtener la penetración. Su juego de espalda al arco rival es sencillo, con acciones habituales de recepción, protección del balón y habilitaciones inmediatas para darle continuidad a la circulación de la pelota o 'picar' al espacio en busca del avance ofensivo. 

Es un 'asistidor' en el plano horizontal del terreno de juego. Sus envíos transversales, tras vencer en la disputa por tiempo y espacio para 'sacar' el centro, intentan buscar un destinatario que le  ponga fin a la gestación de la maniobra de ataque en el frontis del arco (centrodelantero, '10' 'suelto' como segundo '9' o volante mixto en segunda línea de finalización). 

La principal dificultad que ha evidenciado Costa en su nueva posición se vincula precisamente a esto último. El ex Sporting Cristal de Perú es un habilitador, pero en el plano lateral y no vertical de la cancha, como lo demanda el puesto de '10'.  

Por lo mismo, los albos con la presencia del uruguayo-peruano tampoco han podido subsanar la carencia de pase final en el eje del ataque que deje a un hombre en instancia de finalización de cara al arquero rival. No es uno de sus atributos, en esta faceta es esencialmente un 'centrador' y no un mediapunta capaz de sorprender con un pase-gol.

Segundo '9'

Su aporte ha estado relacionado fundamentalmente con sus rasgos de juego. Entre estos, el principal ha sido la tendencia al remate desde el borde del área. Posee buena pegada, sobre todo con el balón en movimiento, y así anotó la cita del empate ante El Campanil. Claro que la conquista ocurrió cuando se había reubicado como extremo derecho, pero la zona de impacto al balón coincidió con el sector que debe ocupar el '10'. 

Lo otro que ha sido relevante, por su naturaleza de hombre de ataque más que de integrante de la zona construcción de juego, es su disposición ha sumarse en ofensiva como segundo '9'. Esto, en algún instante, puede resultar crucial en pos de lograr superioridad numérica en el eje del ataque. Costa ingresa constantemente al área y, en muchas ocasiones, lo hace compartiendo la línea horizontal de finalización con el centrodelantero albo.