Entrevista AS

El seleccionado que firmó en Melipilla: "Es para que volteen a ver al futbolista boliviano"

Luis Haquín valora la opción en Chile, ya que son pocos los bolivianos que militan en el exterior. También habla de Chumacero y recuerda cuando jugó ante la Francia de Mbappé.

El seleccionado que firmó en Melipilla: "Es para que volteen a ver al futbolista boliviano"

Luis Haquín se ha transformado en uno de los grandes protagonistas del mercado de fichajes. El seleccionado boliviano de 23 años aceptó la oferta de Deportes Melipilla, y aterrizó en Chile desde el Bolívar. "Gracias a Dios se me dio esta opción de jugar en el exterior", dice el defensa de 1,90 metros, que en nuestro país encontrará un importante respaldo. Se trata de Alejandro Chumacero, su compatriota y flamante refuerzo de Unión Española.

"Lo importante es que vamos a poder estar juntos, cerca, para compartir y ayudarnos en cualquier cosa que necesitemos", apunta Haquín, cuyo pase pertenece al Puebla. Allí y en la Selección se fraguó la amistad entre él y el pequeño mediocampista. "Es una persona que se merece todo lo mejor, y estoy seguro de que le va a hacer muy bien a Unión. Le deseo todo el éxito del mundo para que pueda cumplir los objetivos que tiene", complementa el central, quien estará en el amistoso con la Roja.

Haquín marca a Firmino en la Copa América de Brasil 2019.

- ¿Cómo se da la opción de llegar a Chile?
- Fue una posibilidad que Fabio Cavalleri, mi representante, me comentó, y creo que en ningún momento dudé. Por todo lo que significa el fútbol chileno, el club. Lo conversamos y tomamos la decisión de venir.

- ¿Qué sabía de Deportes Melipilla?
- Tenía el conocimiento de que era un equipo que estuvo en Primera División, que descendió y que ahora tuvo la oportunidad de ascender. Hay un ex futbolista de Bolivia que estuvo jugando acá: José Carlos Fernández. También estuvo en la U de Chile.

- ¿Qué es lo que más le seduce del fútbol chileno?
- Lo que significa a nivel Sudamérica, en el continente, en cuanto a la Selección y en equipos. Es un fútbol que está muy parejo, y creo que se lo vio en el último torneo. Lo estuve siguiendo. El tema de Colo Colo, que estuvo en la promoción. Pero aquí no hay nada dicho. La competencia e igualdad de todos los equipos es lo que se seduce a cualquier jugador.

- ¿Es verdad que salió con disgusto del Bolívar?
- Sinceramente, creo que son especulaciones. Yo siempre fui una persona respetuosa a la hora de acatar las decisiones del entrenador. A mí me comunicaron que no estaba en los planes para esta temporada. Entonces, ante eso, me vi con la obligación de buscar una salida. 

- ¿Y qué pasó en Puebla? ¿Por qué jugó tan poco?
- Llegué en 2019 y tuve la oportunidad de jugar el primer semestre. Posterior a eso, lastimosamente me lesioné. La recuperación fue bastante larga. Fue de nueve a 10 meses. Luego se da la pandemia y surge la posibilidad de ir a préstamo a Bolívar, y el proyecto me interesó mucho: jugar Libertadores, Sudamericana. Le pude hacer un gol a Lanús. Después tuve la mala suerte de no ser habilitado para jugar el torneo local por un tema de estatuto.

 - Entonces viene a Chile a relanzar su carrera...
- Sí. La verdad es que vengo con mucha ilusión, con ganas de hacer muy bien las cosas y de conseguir los objetivos con el club. Como todo jugador, a tener un buen presente, un buen momento, para poder prosperar profesionalmente.

- ¿Cómo se define en el campo de juego?
- Soy una persona trabajadora, muy comprometida, que cada desafío se lo toma con mucha responsabilidad y profesionalismo. Trataré de estar a la altura de los desafíos que se presenten. De lo futbolístico, la respuesta la tiene que dar la gente. Ojalá que pronto ya me puedan ver, para que me definan. Prometo mucho trabajo, compromiso, responsabilidad, profesionalismo y disciplina.

- Me hablaba de su relación con Chumacero... ¿Se convencieron entre sí para venir a Chile?
- Sí, por supuesto. Nos comentaron de la posibilidad y creo que en ningún momento lo dudamos. Por lo que significa el fútbol chileno, como te lo explicaba. Es una decisión que hablamos. Estoy contento de nuevamente salir al exterior y poder compartir junto a él.

- Imagino que cuando juegue Unión contra Melipilla habrá alguna apuesta...
- Sí, por supuesto. Es algo que comentábamos. Que ni se acerque por ahí, que quizás podría llegarle algo. ¿Alguna entrada? (Ríe).

El fútbol boliviano y la Selección

- Al no ser muchos los bolivianos que juegan en el exterior, ¿qué tanto valora este nuevo salto en su carrera?
- Creo que muchísimo. Hay pocos jugadores bolivianos en el exterior, y nosotros con Alejandro, y creo que hablo por todos los legionarios, sabemos lo que significa el fútbol chileno. Somos personas muy agradecidas y bendecidas por esta posibilidad, porque el hecho de jugar en el exterior nos capacita de una mejor manera. Eso tiene que ser una inyección anímica para todos los que en este momento estamos en el exterior, para que así nos pueda ir bien, podamos crecer en todo sentido, y volteen a ver al futbolista boliviano.

- ¿Se siente como uno de los defensas del futuro en el fútbol boliviano?
- Creo que tanto yo como todos los jugadores que salen de Bolivia sueñan con eso y tienen la ilusión de poder representar a su país de la mejor manera. Todos trabajamos para llegar a lo más alto y poder marcar un precedente en el fútbol boliviano. Como te lo mencioné, el sueño de todos es ese. Y me incluyo. Es conseguir grandes cosas con nuestros clubes y, posteriormente, con la Selección.

- ¿Se ve en la próxima doble fecha eliminatoria?
- Creo que antes de visualizarse, a todo jugador le dan muchas ganas de representar a su Selección en una fecha eliminatoria. Yo no soy la excepción. Tengo la fe de que podré estar y trabajo con ese pensamiento de positivismo y optimismo.

Haquín lucha con Paolo Guerrero en la Copa América de Brasil 2019.

- ¿Ha podido conversar con César Farías?
- Sí. Hablé con él, y me deseó mucho éxito en esta nueva etapa. También estoy en constante contacto con gente de su cuerpo técnico, viendo el tema de trabajos con el preparador físico. Él me manda trabajos de gimnasio para, ojalá Dios quiera, llegar a punto y poder estar en la fecha.

- ¿Por qué cree que a Bolivia le ha costado tanto en su historia dar el salto de calidad en las Eliminatorias?
- Creo que Bolivia tiene jugadores con los cuales puede soñar, aspirar. Estamos convencidos de que tenemos que trabajar muy duro para poder revertir esta situación y llevar a Bolivia a un Mundial. La ilusión está intacta. Estamos con el objetivo totalmente marcado para poder hacer bien las cosas y ganar los partidos que tenemos en mente.

Un inolvidable choque ante el campeón del mundo

- En el pasado pudo enfrentar en un amistoso a la Francia de Mbappé, Griezmann, Pogba, Varane... ¿Cómo fue eso?
- Fue un sueño cumplido. Enfrentar a la campeona del mundo, un año después de la copa, es gratificante. Fue una experiencia que nunca voy a olvidar, por lo que significan esa clase de partidos. Son jugadores de talla mundial, y uno en el día de mañana aspira a llegar a esas ligas. Es una experiencia que quizás te ayuda o motiva a seguir creciendo y mejorando.

- ¿Pudo intercambiar su camiseta?
- Sí. Tuve la oportunidad de cambiarla con Umtiti.

- ¿Recuerda algún diálogo en especial?
- Creo que fue un partido muy lindo, protocolar, en el cual ellos volvían a jugar en Francia después del Mundial, con su gente. Fue inolvidable para ambas partes y, sinceramente, son jugadores que solo los ves por el PlayStation. Tenerlos en frente, obviamente que te genera una motivación muy grande para seguir trabajando. Al principio del partido, uno no caía que estaba jugando contra ellos, pero con el pasar de los minutos me fui dando cuenta de la magnitud.

Haquín, en el duelo amistoso ante Francia. Griezmann lo acompaña en la fotografía.