COLO COLO

La historia detrás de la última batalla que se vivió en Colo Colo

Tal como había ocurrido en octubre, cuatro directores opositores solicitaron la renuncia de Aníbal Mosa. El empresario acusó "obstruccionismo".

0

"Cuatro directores me pidieron la renuncia. Los mismos que han sido obstruccionistas desde el primer minuto". Así partió Aníbal Mosa su conferencia de prensa, tras el último directorio de Blanco y Negro. Además de aprobar los fichajes de Miiko Albornoz y Martín Rodríguez, y ratificar a Daniel Morón como gerente deportivo, los dirigentes tuvieron una agitada reunión. El bloque opositor empujó por la salida anticipada del empresario, lo que finalmente no ocurrió.

Las primeras pistas fueron entregadas por Carlos Cortés, director de la concesionaria, quien se refirió al tema tras salir del Monumental: "El Club Social señaló que quería pedirle la renuncia para abril, pero cuatro directores le pidieron la renuncia inmediata. El señor Mosa no quiso renunciar", dijo. El actual presidente desmintió lo primero: "La Corporación no nos ha pedido la presidencia. Ellos manifestaron que quieren adelantar la Junta de Accionistas y en esa instancia tener una discusión profunda sobre lo que queremos para Colo Colo".

Mosa insistió: "Dos de ellos me pidieron la renuncia solo a mí, y dos, a mí y a Harold (Mayne-Nicholls). Ellos han obstaculizado mi trabajo desde que volví. No nos han dejado tranquilos. Se han negado a discutir temas de incorporación. Pero no me llama la atención, porque su objetivo es político: quieren sacarme de la presidencia y retomar el control de Colo Colo". Los aludidos son el propio Cortés, Alfredo Stöhwing, Diego González y Angel Maulén.

No es primera vez que ocurre algo así. En octubre del 2020, los mismos directores leyeron una carta, donde solicitaban las "renuncias en los principales cargos del Directorio y así producir una reestructuración". O incluso más. En el 2016, el mismo bloque de Leonidas Vial tenía amplias diferencias con Mosa: "En el directorio han faltado a la lealtad. Yo no puedo seguir con personas que me pegan puñaladas en la espalda", decía el portomontino.

En esta oportunidad, Mosa también se molestó con la votación por la gerencia deportiva de Morón: "Yo pensé que sería unánime y tres votaron en contra. La obstrucción es descarnada. Me buscaron desestabilizar desde el primer momento. Tiene que venir gente que no le haga daño al club".

El nuevo rol del Club Social

En paralelo a la conferencia de Mosa, uno de los representantes del Club Social y Deportivo Colo Colo en Blanco y Negro, José Miguel Sánhueza, emitió una declaración: "La actual mesa directiva debe reestructurarse por completo. Mañana (miércoles) brindaremos una conferencia de prensa en la que el Club Social presentará una propuesta de gobierno para el fútbol de Colo Colo, enfocada en la recuperación de la identidad y el desarrollo sostenido de la institución".

La posibilidad de que el CSyD asuma la presidencia, toma fuerza. Y Mosa, lo sabe: "Yo estoy abierto a conversar todas las alternativas, que sean lo mejor para Colo Colo. Voy a escuchar la propuesta del Club Social. No estoy buscando apernarme, porque yo no vivo de esta institución". Por ahora, eso sí, el empresario tiene otra preocupación: "Quiero conformar el plantel y darle tranquilidad al equipo, para que puedan empezar la pretemporada". Pero la definición se acerca.