CHILENOS POR EL MUNDO

"De niño soñé con jugar en Argentina... Lo estoy disfrutando"

Nicolás Peñailillo llegó a Unión de Santa Fe de Argentina y de inmediato agarró camiseta de titular: "Si llega un llamado a la Roja, será maravilloso"

"De niño soñé con jugar en Argentina... Lo estoy disfrutando"

Nicolás Peñailillo (29) llegó a Argentina y de inmediato agarró camiseta de titular en Unión de Santa Fe, equipo dirigido por Juan Manuel Azconzábal, su ex entrenador en Antofagasta.

El lateral izquierdo formado en Everton lleva tres partidos, todos desde el arranque, y ya ha recibido buena crítica por parte de los hinchas locales. El "Nico", quien está viviendo su segunda experiencia en el extranjero (en 2011 estuvo en el Zenit de Rusia), está feliz con su momento.

"Es duro jugar en Argentina, pero con el pasar de los entrenamientos me he ido adaptando. La intensidad, el ida y vuelta, los duelos y la dinámica con la que se juega acá es mucho más alta que en Chile. Llevo sólo tres partidos, sé que tengo mucho más para dar, es sólo cosa de tiempo para estar a la par y acostumbrarse más el estilo de juego", cuenta en diálogo con AS.

- ¿Por qué aceptó la propuesta de Unión de Santa Fe?
- Porque de chico soñé con jugar en Argentina, siempre me llamó la atención. Sin dudas es una de las ligas más competitivas de Sudamérica, si es que no es la mejor. Esta vez quise apostar en lo deportivo. Pude haber esperado cosas en Chile o de otros lados, pero quise cumplir mi sueño para crecer en lo deportivo.

- ¿Qué tan importante es que Azconzábal lo conozca y sea él quien haya pedido su fichaje desde hace varios meses?
- El profe pudo lograr sacarme un gran rendimiento en Chile y siempre es importante que el técnico te quiera, porque al final él elige los que van de arranque y a la hora de fichar por algún equipo es importante eso. Sin duda es una presión extra, pero a la vez una gran motivación para devolverle la mano.

- ¿Cree que estando en Argentina tienes más chances de ser convocado a la Roja?
- La verdad, no lo sé. En un momento, cuando estábamos muy bien en Antofagasta, soñaba con un llamado. Hoy estoy enfocado más en disfrutar y aprender de este gran paso que di en mi carrera. Si llega, obvio que sería un momento maravilloso, pero eso lo dejo en manos de Dios. Él sabe cuándo será el momento indicado.

- ¿Le ha llamado la atención algún compañero o algún rival?
- Es una locura la calidad de jugadores que hay en el equipo, desde el más joven hasta el más grande. No podría decirte uno en específico, porque todos son grandes futbolistas. Hay mucha competencia y nadie te regala nada, todos se matan entrenando.

- ¿Como va la adaptación al país y a la ciudad?
- Me han hecho sentir muy bien tanto mis compañeros, como la gente del club y los hinchas. Me han hecho sentir como uno más a pesar de que soy el único extranjero del equipo. Las costumbres de acá son distintas, pero en sí todo va muy bien. Estoy feliz.

- Las primeras semanas estuvo solo y ahora ya llegó su familia...
- Sí, la verdad es que era fundamental para mí que mi la familia pudiera llegar pronto. Gracias a Dios ya están acá para disfrutar conmigo este lindo desafío. Mi esposa, mi hija y mi hijo que vienen en camino son mi mayor motivación. Con ellos al lado, todo será  más fácil.