Tenis Chileno

Cuatro historias que convierten a Miami en uno de los torneos favoritos para Chile

Desde su creación en 1985, el torneo ha contado con la participación de varios tenistas nacionales, quienes han dejado grandes momentos.

Cuatro historias que convierten a Miami en uno de los torneos favoritos para Chile
JAVIER SALVO/PHOTOSPORT JAVIER SALVO/PHOTOSPORT

A lo largo de su historia, el Masters 1000 de Miami ha estado lleno de momentos memorables para el tenis nacional. Desde su creación en 1985, hasta la nueva versión que se disputará este año, el torneo ha contado con la destacada participación de distintas generaciones de tenistas chilenos.

Tras suspenderse en 2020 producto de la pandemia por el Covid-19, este 2021 el Miami Open volverá a jugarse entre el 22 de marzo y el 4 de abril, y contará con Cristian Garin (20°) y Alejandro Tabilo (167°) buscando llegar lo más lejos posibles.

La raqueta número uno del país ocupará la siembra número 13 y será el primer chileno en ser cabeza de serie en un Masters 1000 desde 2010, cuando Fernando González fue el noveno preclasificado. Junto al 'Tanque' también estará Tabilo, quien logró sortear la fase previa y hará que Chile tenga dos representantes nacionales en el torneo tras 11 años (González y Massú en 2010).

Hoy en AS, le traemos las cuatro historias que convierten al Masters 1000 de Miam en uno de los torneos favoritos para el tenis chileno:

Título y la cima del ranking mundial

El 29 de marzo de 1998 será un día que Marcelo Rios y los amantes del tenis en Chile jamás olvidarán. Tras dejar en el camino a jugadores de la talla de Hendrik Dreekmann, Tommy Haas, Goran Ivanisevic, Thomas Enqvist y Tim Henman, en la gran final se encontró con uno de los mejores jugadoras de la historia, el estadounidense Andre Agassi.

Con un estadio repleto, el 'Chino' batalló por casi dos horas para vencer al 'Kid de Las Vegas' por 7-5, 6-3 y 6-4. Un verdadero partidazo del tenista nacional de 22 años que logro, en ese momento, su segundo título en un Masters 1000 y obtuvo el logro más importante de su carrera: ser el número uno del ranking mundial. Una hazaña que ningún otro tenista latinoamericano ha logrado en la historia.

Un retiro entre cracks

Tras un par de temporadas arrastrando una serie de lesiones, Fernando González anunciaría su retiro de las pistas un 9 de febrero de 2012. Fueron 13 años de una carrera llena de títulos y grandes logros para el deporte nacional. ¿Su último torneo? Nada menos que el Masters 1000 de Miami, cita en la cual había logrado alcanzar las semifinales en 2006.

Gracias a una invitación, el 'Bombardero de La Reina' se hizo presente en el Miami Open de 2012. Al otro lado de la cancha se encontraría el francés Nicolás Nahut (92°). Con 31 años y en el puesto 221 del mundo, el 'Feña' dio muestra de toda su garra en un compromiso que se alargó por más de dos horas y media, y que acabó con el europeo imponiéndose por 5-7, 6-4 y 6-7(3).

Finalizado el encuentro, los aplausos y ovaciones llovieron sobre el histórico tenista nacional, quien con la voz quebrada agradeció a los chilenos presentes por llenar el court central aquella noche en Miami, en su despedida del circuito profesional.

Un triunfo en un Masters 1000 tras ocho años

Después del retiro de Fernando González y Nicolás Massú hubo un bache de tiempo en el que el tenis nacional estuvo sumido en las ligas menores del tenis, con los challengers y futuros. Ahí fue cuando apareció la figura de Nicolás Jarry.

Era 2018 y el 'Príncipe' se encontraba en su primer año en el circuito ATP. Tras no jugar Indian Wells, Jarry debutó en Miami en los torneos Masters 1000. Su rival en la primera ronda sería el británico Cameron Norrie (105°). Con un sólido 7-6(3) y 6-3 el 'Nico' se llevó el partido y logró cortar la racha de ocho años sin que algún tenista nacional obtuviera un triunfo en la categoría.

Dos chilenos en la primera edición

En 1985, cuando no existía el circuito y ranking ATP como tal, surgió en Estados Unidos el torneo 'Lipton-Delray Beach', que varios años más tarde sería rebautizado como el Miami Open. Esa primera edición tuvo a los chilenos Hans Gildemeister y Pedro Rebolledo entre sus participantes.

Las dos mejores requetas nacionales de los años 80' estuvieron presentes en la primera versión de la competencia y lograron sortear un exitoso debut, avanzado ambos a la segunda ronda de la competencia.Un gran merito, considerando que la cita conto en ese entonces con la acción de 84 de los mejores 100 tenistas del orbe.

Gildemeister, 12 del mundo en 1980, venció al local Lloyd Bourne en el primer partido, para luego caer ante su compatriota Vitas Gerulaties. Por su parte, Rebolledo derrotó al francés Pascal Portes, pero vio frenado su ascenso tras perder contra el estadounidense Mike Leach.