COLO COLO

La osada apuesta de Quinteros ante la amenaza de Waterman

Los albos visitarán a Everton, que cuenta con uno de los máximos goleadores del 2020, y presentarán una dupla de centrales inimaginable al inicio de la temporada.

0
La osada apuesta de Quinteros ante la amenaza de Waterman
ANDRES PINA/PHOTOSPORT

El tema de los centrales ha sido todo un problema en Colo Colo. Primero, por la oposición de Gustavo Quinteros a que Julio Barroso dejara el club, luego con la dilación de la llegada de un refuerzo en la posición y, por último, con los castigos a Maximiliano Falcón y Matías Zaldivias por sus expulsiones en el inicio de la temporada.

Por supuesto que el asunto seguirá generando ruido en la visita de los albos a Everton. Quinteros improvisará con César Fuentes como central derecho, aunque al menos ya reemplazó a Zaldivia, conformando la dupla junto a Daniel Gutiérrez, tras la roja del argentino contra O'Higgins. Sin embargo, el desafío en el Sausalito se avizora de alta exigencia, a raíz de la presencia en el eje del ataque local de Cecilio Waterman, tercer goleador del Campeonato 2020 con 17 tantos, y también por la fórmula ofensiva ruletera. 

Waterman y compañía

En los últimos dos partidos de los viñamarinos, el DT Néstor Sensini alineó una dupla de ataque con la presencia de dos centrodelanteros, Matías Campos López y el mencionado Waterman. Lo más probable es que el doble '9' se repita ante Colo Colo, ya que con ese diseño ofensivo vencieron a Antofagasta e igualaron ante Palestino como visitantes.

Por lo tanto, el tándem generará un duelo 'mano a mano' con la dupla Gutiérrez-Fuentes, lo que origina un escenario de táctica defensiva distinto al vivido contra O'Higgins. En el Monumental, la visita atacó solo con un centrodelantero, Marcelo Larrondo, de modo que los albos con certeras maniobras de presión y cobertura llevaron adelante la faena, a pesar de la clara superioridad en el juego aéreo del ariete rancagüino.

Además, las construcciones ofensivas de Everton ponen énfasis en una fase previa de elaboración por los costados, mediante asociaciones de los laterales con los volantes externos, concluyendo con envíos hacia el eje ofensivo en busca de Waterman o Campos López. Así, por ejemplo, este último anotó con un cabezazo contra O'Higgins y el panameño habilitó a Sebastián Pereira para vencer en Antofagasta.

Frente a este escenario, un factor clave lo constituyen las ayudas defensivas que brinden tanto los laterales como los dos volantes centrales. La cobertura no se encuentra garantizada, pues se registra igualdad numérica entre atacantes y zagueros en el eje de la última línea, así que el descenso de uno de los dos '6' o el cierre a tiempo de un lateral puede subsanar la desventaja inicial de los defensas en esa zona de la cancha.

Dupla atípica

Seguramente, en Colo Colo nadie imaginaba que recién cuando se cumpliera la cuarta fecha del torneo la dupla de centrales iba estar compuesta por Fuentes y Gutiérrez. No obstante, la inconducta de Falcón y Zaldivia (sorpresiva en fichajes extranjeros) condujo a los albos a la inesperada contingencia defensiva, que al menos ya afrontó una prueba de cerca de 70 minutos en la jornada pasada con correctas respuestas individuales.

Fuentes es un volante central estable que, con el paso del tiempo, desarrolló atributos para dejar la posición e incluirse regularmente en la construcción de juego. Sus rasgos originales, sin embargo, impulsaron a Quinteros a confiar en él como central. Posee buena lectura de juego para anticipar oponentes e interceptar pases, es seguro en el uno contra uno y posee una visión clara de los movimientos indispensables en el rol de zaguero. ¿Desventajas? Su fuerte no es el juego aéreo y su contextura no es la de un central para imponerse en la fricción. 

Lo de Gutiérrez, en tanto, ha sido un buen hallazgo. Quinteros confió en el ariqueño de 18 años como reemplazante de Falcón y no ha desentonado. Es de movimientos veloces y salidas rápidas, demuestra que se siente pleno en las disputas con los delanteros rivales y, aunque da la impresión de que no ha mostrado todo en el manejo de la zurda, es lúcido para iniciar el juego desde atrás. Sin embargo, y al igual que Fuentes, su baja estatura puede ser un inconveniente que incida en el control de la dupla Waterman-Campos López, este domingo, en el Sausalito.