FÚTBOL CHILENO

"Colo Colo va a echar de menos a un jugador como Cecilio Waterman"

Juan Abarca conoce bien al panameño, ya que compartieron en la UdeC. "Él estaba ilusionado", explica el defensa a AS. El ariete, hoy en Everton, se enfrenta al Cacique por el torneo.

0
"Colo Colo va a echar de menos a un jugador como Cecilio Waterman"
MARCELO HERNANDEZ PHOTOSPORT

Colo Colo no pudo fichar a Octavio Rivero, ni a Cecilio Waterman, y todo indica que el elegido para el puesto de centrodelantero es Favio Cabral. El joven argentino de Talleres de Córdoba llegará a préstamo hasta junio y habrá una opción de estirar el vínculo hasta diciembre. Tal escenario, eso sí, no hace olvidar la criticada gestión de Blanco y Negro en el mercado de pases.

En el caso de Waterman, un ex compañero de la Universidad de Concepción reflexiona en torno a la fallida opción en el Cacique. Es el defensor Juan Abarca, hoy en General Velásquez. "Mi opinión es que Colo Colo va a echar de menos un jugador como Cecilio. Lo demostró con sus características, con su potencial futbolístico", señala el campeón de la Copa Sudamericana con la U a AS.

"Yo creo que Cecilio ya conocía el fútbol chileno, estaba adaptado. Él me dijo que estuvo casi con las maletas hechas para ir con destino a Colo Colo. No sabe qué es lo que pasó al final, porque hasta habló con el técnico. Cecilio no estaba molesto, pero sí ilusionado con poder jugar en Colo Colo. Me imagino que cuando después sale que no, hay un sentimiento de tristeza", añade Juan Abarca.

En la última temporada, Waterman disputó 32 juegos y marcó 17 tantos. En Everton, por ahora, no suma goles. Pero este domingo, justamente ante los albos por el torneo, podría volver a ser factor. "Si hablas con el técnico y estás negociando, es inevitable no ilusionarse con que en un par de días vas a poder estar entrenando en Colo Colo. Cecilio debe haber tenido ese sentimiento", reitera el zaguero.

Finalmente, Abarca da detalles de su relación con Waterman. "Además de haber sido compañeros, con Cecilio hicimos una amistad. Hablamos tres o cuatro veces por semana. Siempre le deseo lo mejor. Lo recibí, como todos mis compañeros acá en Chile, y lo ayudé en lo que podía, como también conocía bastante Concepción. Ahora también le he dado algunos consejos de Viña, porque yo viví allí", cierra.