Entrevista AS | Parte I

"Algunos equipos me ofrecían nada... pero no estoy botado; opté por jugar por mi pueblo"

Juan Abarca retornó a su natal San Vicente de Tagua Tagua y fichó por General Velásquez. Esto, tras su fallida renovación con la UdeC. "Me dolió", admite el ex azul, de 32 años.

0
"Algunos equipos me ofrecían nada... pero no estoy botado; opté por jugar por mi pueblo"

La historia de Juan Abarca (32) y la Universidad de Concepción finalizó de manera inesperada. Pese a que el defensor iba a renovar, la dirigencia se arrepintió y desechó el acuerdo. "Cuando tenía que firmar, unos días antes de volver a entrenar, me dijeron que no", explica el futbolista a AS, aunque evita profundizar en los detalles: "Fue más por tema de ellos, no por mí. Yo quería continuar". Eso sí, reconoce que la situación lo golpeó: "Me dolió".

Y justifica: "Tengo un hijo en Concepción, mi hermano mayor vive allá y mi papá trabaja en la ciudad. Entonces, estoy muy ligado a ella. Yo no quería cambiarme por la familia. No quería vivir otra mudanza, otro club, buscarles colegio a los niños. Pero bueno. Es parte de la carrera, y se dio así nomás". Al ex azul lo llamaron otros elencos del Ascenso, aunque los presupuestos no lo sedujeron. También mantuvo contacto con Deportes Melipilla, pero esa opción no prosperó.

"Algunos equipos me ofrecían, no te voy a decir montos, pero nada... En vez de jugar así, poco menos que crean que estoy botado, juego por mi pueblo", señala. En ese contexto, Abarca decidió retornar a su natal San Vicente de Tagua Tagua y fichar por General Velásquez, en la Segunda División. "Estoy feliz, pero no era lo que tenía planificado. Pensaba en volver en unos dos años más", expresa el campeón de la Copa Sudamericana 2011.

"También me llamaron algunos equipos 'grandes' de Segunda, pero yo dije 'si voy a jugar en la división, no va a ser en contra de mi club, del que soy hincha'. Debo retribuir todo el apoyo que en principio tuve de la ciudad, de las escuelas de fútbol, pudiendo jugar por General Velásquez y en buenas condiciones. Creo que llego en un buen momento para poder aportar un grano de arena en lo que puedan ser los objetivos del club", añade Abarca, quien firmó por un año.

Juan Abarca es presentado en General Velásquez.

- ¿Cómo se da la chance de General Velásquez?
- Ellos me llamaron, y les dije que me tenían que esperar, porque también quería dar prioridad si salía algo mejor. No en lo económico, sino que en el tema de división. Después como pasaron un par de cosas (problemas en la renovación con la UdeC), me aburrí y dije 'no, voy a jugar acá, me llame quien me llame'. Por lo menos será un semestre. Después, si a mitad de año pasa algo, es otra cosa.

- ¿Qué siente al volver a su ciudad, a sus orígenes, al club del que se reconoce como hincha?
- Más allá de un tema económico o de división, porque obviamente casi toda mi carrera la he hecho en Primera, es un tema de estar en mi ciudad. Yo salí hace 17-18 años de acá, muy chico. Entonces, el periodo que más he vivido después de eso ha sido ahora, que llevo un mes y medio. Antes siempre venía una o dos semanas. O venía por un día o dos días. Es volver a reencontrarme con mis raíces, ex compañeros, amigos que hoy en día son profesionales, con la familia. Voy a trabajar como siempre. Como si estuviera en la división mayor. Si puedo ayudar con mi experiencia, tanto fuera como dentro de la cancha, bienvenido sea. Y esa es la idea: ayudar a los más jóvenes. Ojalá el club pueda conformar un plantel competitivo para poder luchar por el ascenso.

- Me imagino que quiere retornar rápidamente a Primera, ¿no?
- Obviamente uno siempre quiere estar en Primera, pero hoy en día estoy en Segunda. Espero disfrutar de esto y trabajar para que el equipo ande bien y yo también. Si salen cosas importantes, de mejor división y todo lo que contempla eso, obviamente también se conversará. Tampoco es que en edad estoy retirado. Si hubiese sido en dos años más, no me movía de San Vicente, llegue lo que llegue. Hoy no soy de decir 'no, nunca', porque uno no sabe las vueltas de la vida.

- ¿Qué opina de la Segunda División? De las restricciones económicas para conformar planteles, de los cupos...
- No manejo tanto la información, pero por lo menos a mí me gusta que esté esta división, porque si no lo estuviera habría muchos jugadores que no tendríamos trabajo. Sí debería tener un poco más de apoyo de parte de la ANFP. No cuesta nada darle un par de lucas a cada club para que pueda trabajar en mejores condiciones, pueda dar mejores sueldos. Se podría subir los cupos, en uno o dos más, pensando en que es una división competitiva, pero que está muy botada por la ANFP. Tú ves que hay jugadores que han estado un año en Segunda y en dos años más ya están en Primera. Entonces, no es que sea fútbol de barrio. También se están arreglando más los estadios... Yo creo que la ANFP debe invertir.

- En Segunda División, las decisiones son tomadas por clubes de Primera y Primera B. ¿Qué le parece?
- Es parte de lo que te decía, del apoyo. A los clubes deberían hacerlos partícipes del Consejo de Presidentes. Obviamente un voto de un equipo de Segunda no va a valer lo mismo que uno de Primera. Pero por lo menos que se le escuche. Es una división que está asociada a la ANFP y debe tener voz. Si no lo fuera, no tienen nada que hacer.

Una dura caída en Talca: "Le hicimos el partido fácil a Colo Colo"

- ¿Qué tanto lo afectó el descenso de la U de Conce? ¿Cómo fueron las horas posteriores?
- Bastante. Cuando uno llegó al club, sabía que iba a ser un año difícil por cómo había terminado el 2019. Después vino la pandemia, e hicimos una mejor preparación. Era un equipo completamente nuevo. En las cinco o seis fechas que se jugaron antes de la pandemia, nos costó bastante. Después volvimos y teníamos la ilusión de salvarnos. Se nos dio el partido de definición, que yo pensaba que, de la manera que veníamos jugando, si llegábamos a perder, iba a ser muy disputado. Pero al final no fue un partido bueno para los dos equipos. Nosotros no estuvimos a la altura. El nivel fue muy bajo, respecto a lo que veníamos mostrando. En ese sentido, le hicimos el partido fácil a Colo Colo, por decirlo de alguna manera.

- ¿Qué se vivió en el camarín inmediatamente después del partido con Colo Colo? ¿Qué imagen recuerda?
- Todos cabizbajos, obviamente con pena, llanto. Para mí, no es tan solo un descenso. Esto implica que muchas personas se queden sin trabajo. Y no tan solo nosotros los futbolistas. También administrativos, gente que trabaja en el club... Obviamente no son los mismos ingresos, y la institución empieza a abaratar costos o bajan los sueldos. Si contabas con cuatro utileros, ahora te vas a quedar con tres. Es una persona que sale perjudicada. Afecta descender, porque te cambia las expectativas, en lo laboral y económico, a no ser que puedas seguir en la división.

Recomendado | "Déjese de huevear": las anécdotas de un ex U. de Chile con Jorge Sampaoli y Marcelo Bielsa

- ¿Eduardo Acevedo les falló al irse antes de tiempo?
- No sé si nos falló. Yo siempre he sido bien respetuoso de las decisiones que toma cada uno. Para unos puede haber sido buena y para otros nos puede haber fallado. Respeto, pero a lo mejor no comparto, porque en la última etapa, cambiar de técnico y tener una idea futbolística distinta, nos podía haber afectado. Aunque creo que tampoco fuimos tan afectados. El equipo siguió, jugó bien en algunos partidos. Pero él (Acevedo) venía con un tema de que sentía que nos estaban perjudicando en la programación, y nosotros también lo sentimos así. Más allá de si fue una buena o mala decisión, se respeta. Por algo la tomó. Nosotros sabíamos que independiente de quién estuviera al mando, teníamos un objetivo. Teníamos las armas para poder lograrlo. Pero lamentablemente no estuvimos a la altura en el partido más importante del año, que podía haber sido histórico.

- Después, Acevedo se fue a Uruguay y descendió con Defensor Sporting. Cuando eso pasó, la gente reaccionó en redes sociales en la onda de 'justicia divina'. ¿Qué opina?
- Yo lo veo distinto, y no es que quiera defenderlo. Él asumió en un equipo cuando faltaban tres fechas, me parece. Entonces, lo hizo por un tema de amor al club. No sé cuál es el lazo. Igual era más difícil. Si la gente piensa eso, también es válido. A lo mejor nos podría haber salvado o haber descendido con nosotros. Le tocó el descenso allá. Son cosas del deporte y de la vida misma. A veces uno toma decisiones que son para mejor y el tiempo después te dice si te equivocaste o no.