Entrevista AS

La ex promesa azul que volvió a jugar después de 551 días: "Antes costaba motivarse"

Nelson Espinoza defendió el arco de O'Higgins ante La Serena. Una larga espera que llegó a su fin. "Me sentía preparado", dice. Aún pertenece a la U.

La ex promesa azul que volvió a jugar después de 551 días: "Antes costaba motivarse"
@OHigginsoficial Twitter

"Fue una bonita sensación. Me sentí muy cómodo con el equipo, con el cuerpo técnico, con todos. Un par de compañeros de la U me escribieron para felicitarme". Es el desahogo del portero Nelson Espinoza (25), quien volvió a las canchas después de 551 días de inactividad. Lo hizo con la camiseta de O'Higgins, donde está a préstamo, frente a Deportes La Serena (0-0). Su carta pertenece al club azul.

El último partido de Espinoza había sido el 14 de octubre del 2019, defendiendo a Magallanes ante Rangers (1-1). "Era algo que uno siempre está esperando que pase. Y más en un club como O'Higgins. Me sentía preparado, y había hecho una muy buena pretemporada", explica el meta a AS sobre el momento en que le comunicaron que reemplazaría a Augusto Batalla, que se ausentó por lesión.

- ¿La pasó mal en este tiempo que no jugó?
- Obviamente. Uno siempre está mal cuando no juega. O sea, tampoco digamos que estaba mal, pero sí disconforme porque quería jugar, ya que es lo que uno ama.

- ¿Le buscaba alguna explicación?
- Sí, pero al final no siempre se llega a la solución.

- Lleva varios años de carrera, pero me imagino que no debe estar satisfecho con la cantidad de partidos que ha jugado. ¿Ha tenido otros momentos de bajones?
- Mientras uno no está jugando, siempre está con ese bajón. En el periodo que no me tocaba jugar, siempre estaban las ganas de querer hacerlo, de querer ser participativo en el equipo. Me tocó jugar en algunos clubes, y era lo que quería. Esta actividad es así. A veces te toca, otras veces no, y hay que estar preparado para ambas situaciones.

- ¿Cuál es ha sido el momento más duro de su carrera?
- Yo creo que cuando no te toca participar, estás afuera largo tiempo, y te cuesta levantarte y motivarte para poder entrenar. ¿Si fue hace mucho tiempo? Más o menos.

- ¿Siente que falló en algo para no tener protagonismo o simplemente no le dieron oportunidades?
- Igual fallé en varias cosas, pero nunca es tarde para remediar todo.

- ¿Cómo se fortalece mentalmente un arquero que suele ser suplente?
- En mi caso, trato de refugiarme en el trabajo, a full, y estar preparado en las circunstancias que me toque para responder. También he trabajado con psicólogos deportivos, quienes te ayudan a no caer en los bajones que te comentaba antes.

- ¿Para qué está O'Higgins en este campeonato?
- Como plantel apuntamos a pelear en lo más alto, de la medianía de la tabla para arriba, y tratar de conseguir las mayores cosas posibles. Uno siempre está con la intención del título, y de ahí ir viendo. Pero sí tenemos nuestras metas claras.

- En el pasado ya pudo estar en el club, ¿no?
- Sí, fue mi primer club para hacer cadetes. Toda mi familia es de O'Higgins, y para mí era un sueño que tenía que cumplir en algún minuto, que tenía que pasar. Siempre tuve en mente llegar a O'Higgins y poder estar un tiempo acá.

- ¿Cómo tomó la noticia su familia? Son hinchas de O'Higgins, pero con usted en el arco la felicidad debe ser doble...
- Obviamente. Mi familia está muy contenta. Una, porque estoy en O'Higgins, el club de sus amores; y otra, porque también me tocó jugar. Como tú decías de un principio, hace mucho tiempo que no me tocaba.

"Nunca había ganado en el Monumental".

- ¿Qué sabor tuvo la victoria de O'Higgins ante Colo Colo en el Monumental? Teniendo en cuenta que la U, el club de su vida, no gana hace mucho tiempo en ese estadio…
- (Ríe) Para mí fue grato. Tuvo un sabor especial. Nunca había ganado en el Monumental. Hasta que llegó la primera vez... La U es el club que me formó, y el equipo de mis amores, pero en este momento lo que me importa es O'Higgins.

- Este domingo hay Superclásico, ¿cómo lo ve?
- Estoy esperando que ganemos (ríe). Todo es factible en el fútbol, y va a depender de cómo entre el equipo. Pero, como te repito, lo que me importa ahora es O'Higgins.

- ¿Con qué idea volverá a la U cuando termine el préstamo en O’Higgins?
- Aquí en O'Higgins siempre me voy a preparar para jugar, y si es que me toca volver a la U o no, va a ser lo mismo.

- En el caso de retornar a la U, ¿siente que merece una oportunidad?
- Yo creo que esa pregunta no la debería responder yo, porque obviamente te voy a decir que sí. La recomendación vendría de muy cerca (ríe).

Nelson Espinoza, en compañía de Fernando de Paul y Johnny Herrera.