ENTREVISTA AS

"Me molesta cuando dicen que un futbolista no es capaz de estar en política u otra área"

Nicolás Crovetto se suma a los dichos de Gamadiel García, quien cuestionó una propaganda electoral que caricaturizaba al ex jugador, Ali Manouchehri.

0
"Me molesta cuando dicen que un futbolista no es capaz de estar en política u otra área"

"Triste y mala leche". Así calificó Gamadiel García una propaganda de Marcelo Pereira -actual alcalde de Coquimbo- que caricaturiza a Ali Manouchehri, ex futbolista y candidato en la misma comuna. A esos dichos se sumó Nicolás Crovetto, jugador de Audax Italiano que compartió la publicación de AS en sus redes sociales: "Pésima actitud del señor Pereira. Habla muy mal de él, y ratifica el mal actuar en su gestión". Ahora, en diálogo con este medio, el lateral profundiza su opinión.

"Escuché el audio y me da lata cuando las personas, por cuestiones sociales, o por donde trabajas, te catalogan y te tratan de ignorante. Ni siquiera saben la preparación que ha tenido cada persona, o la forma en cómo logró las cosas. Me molesta cuando catalogan a un futbolista como alguien que no es capaz de estar en otras áreas. Siento que no es la forma de ganarse un espacio en un tema como la política", explica Crovetto.

"La sana competencia por la alcaldía debería ser con propuestas y con cosas innovadoras para ayudar a la ciudad a crecer. Me da lata hablar así, pero a esta persona (Marcelo Pereira) no le sirvió mucho todo lo que ha pasado en Chile y todo lo que nos ha enseñado la pandemia", agregó el futbolista, quien justamente es oriundo de Coquimbo.

- ¿Siente que hay prejuicios contra los futbolistas?
- No solo con los futbolistas. Algunos creen que las personas capaces solo vienen de las mejores comunas o de los sectores donde hay más dinero. No sé si el señor Pereira estará al tanto de que Ali (Manouchehri) es técnico de futbol, que ha estudiado, que ha tenido experiencia en el ámbito político y que conoce bien a Coquimbo. Él creció ahí. Compartimos nuestra niñez juntos y conocimos la dura realidad de otros compañeros...

- ¿Cómo era esa realidad?
- Llegaban a entrenar sin desayunar, no tenían ropa y educación, y el único camino que tenían para ayudar a sus familias era el fútbol. Uno aprende distintas realidades. Nosotros hicimos un camino en el fútbol y pudimos tener más posibilidades, pero hay gente que sigue viviendo con el sufrimiento. Ali conoce todo eso.

- ¿Usted sigue ligado a Coquimbo?
- Mi familia es de allá y voy siempre. De hecho, votaba en Coquimbo, pero me cambié hace un par de años sin saber que pasaría esto (ríe). Si no, hubiese ido a votar por Ali. Pero estoy pendiente. Una o dos veces al año nos juntamos con los amigos de las divisiones inferiores. Algunos trabajan vendiendo pescado, otros estudiaron, otros tienen pequeñas empresas u otros cometieron errores y han estado presos. El abanico es amplio, pero el cariño se mantiene. Nos tratamos de ayudar. Esas cosas han hecho que Ali tomara esa decisión.

- ¿Por eso le enojó la caricaturización?
- Sí, y porque he tenido muchos compañeros futbolistas que durante o después de su carrera, han hecho otras cosas. Han estudiado o han sido exitosos en otras áreas. Muchos son empresarios, han sabido invertir su dinero y se manejan bien. Denostar así a un futbolista, me parece mal. Especialmente para alguien que le tocó partir desde abajo, que conoce las carencias de la gente y que es un referente de la ciudad.