ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DEPORTE FEMENINO

Priscilla Vargas, de las noticias a las motos

La conductora de Mega habló de su otra pasión más allá del periodismo: "Yo creo que andar en moto cambia la vida y es la mejor herencia de vida que le dejaré a mis niñitas".

Actualizado a
Priscilla Vargas, de las noticias a las motos

Priscilla Vargas, conductora de Meganoticias, y locutora de Radio Romántica, tiene otra pasión más allá del periodismo: las motos. "Desde que tengo uso de razón quise andar en moto. De hecho, fue el primer vehículo de mis papás cuando recién se casaron", cuenta en diálogo con AS Chile.

En su cuenta de Instagram, el rostro de Mega está constantemente publicando fotos y consejos sobre el tema. "Ese interés de andar en moto se incrementó en la adolescencia cuando se puso de moda la Honda XR 250. Esa fue la que me regaló mi papá cuando yo tenia 19 años. Siempre tuvo uso recreacional, de paseo, en los cerros de San Pedro de Melipilla, nunca en competencia, para mí eso eran palabras mayores. Cuando me la regalaron, la condición era no andar en moto en la calle", recuerda.

"Hace siete años me compré una más maniobrable: la Honda CRF 230. Esa fue una verdadera terapia que aproveché de hacer junto a mi hermana. Fue genial. Nos arrancábamos los fines de semana a recorrer el cerro en Full Wheels, en Lo Barnechea, o a Pupuya. Hasta que me decidí el año pasado a pasar a moto de calle. Es lo que en el fondo siempre quise hacer, ya no estaban mis papás poniendo reglas, así es que me atreví, me compré una bien grande, es viejita, pero está tiqui taca. Es de 865cc, es grande para que los autos me vean (risas). La sensación es completamente distinta. Me encantó", agrega Priscilla Vargas.

- ¿Prefiere moto de calle o de cerro?
- La moto de cerro y la de calle tienen encantos distintos. Con la de cerro te desconectas completamente y sientes el contacto con la naturaleza. Te obliga a estar 100% preocupado de la conducción, te olvidas del celular. Lo único que te preocupa es superar los obstáculos y no caerte. Eso es genial. En la de calle logras más velocidad, pero ya no estás sola y tienes que conducir a la defensiva todo el tiempo, preocupada de lo que hace el resto. Arriba de una moto de calle notas lo mal que conducen los chilenos y lo irresponsables que somos. La sensación de libertad es genial en ambas, en todo caso.

- ¿Cómo ha llevado esta pasión con la pandemia?
- La moto es una vía de escape y lamentablemente durante la pandemia los fines de semana no he podido salir. Si lo he hecho, han sido muy pocas veces. Pero ya llegará el momento de volver a disfrutar los buenos vientos.

- ¿Es una pasión familiar?
- Lo que más me tiene contenta ahora es que mi hija y mi sobrina se entusiasmaron y están en clases de motos. Para subirse a una hay que ser muy responsable y me interesa que ellas lo consideren como una herramienta de vida, que se atrevan y que aprendan a disfrutar sin temor. El miedo y el exceso de confianza es el principal enemigo de un motociclista.

- ¿Por qué le recomendaría a la gente andar en moto?
- Todo el tiempo le recomiendo a la gente andar en moto. Muchos hombres y mujeres me escriben a través de redes sociales que siempre quisieron andar en moto, pero que les da miedo. Soy la primera en decirles que nunca es tarde, que sólo se tienen que atrever y confiar en sí mismos, porque esas personas que te dicen que es peligroso, lo único que hacen es proyectar sus miedos en ti. Yo creo que andar en moto cambia la vida y es la mejor herencia de vida que le dejaré a mis niñitas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?