ENTREVISTA AS

12 equipos y 5 países: el chileno de brillante carrera en Europa

Emil Feuchtmann fichó por El Horneo Alicante de España, posiblemente el último club de su extraordinaria trayectoria.

0
12 equipos y 5 países: el chileno de brillante carrera en Europa

Emil Feuchtmann (37) acaba de fichar por El Horneo Alicante de España, el 13° club en el extranjero de su carrera y el 12° en Europa. El otro fue Sao Paulo, en Brasil.

En diálogo con AS, uno de los históricos de la selección chilena de balonmano decidió hacer un repaso por su recorrido, pero también por el camino que fue formando junto a su familia en el viejo continente. Un viaje lleno de trabajo, competencia y aprendizaje que lo ha tenido por España, Austria, Alemania, Suiza y Francia.

"Este nuevo desafío me lo tomo con muchas ganas. Hace tiempo que estoy viendo de reojo el retiro, pero me siento bien. Físicamente creo que puedo seguir. En el club quieren que lidere el proyecto y así lo voy a hacer", señaló Emil Feuchtmann.

- ¿Cómo evalúa su paso en Europa, tanto en lo deportivo como en lo personal?
- En lo deportivo ha sido increíble. Y en lo personal, muy enriquecedor, pues he conocido culturas y he aprendido varios idiomas.

- También pudo estudiar en España, ¿qué tal esa experiencia?
- Estudié en España kinesiología y un MBA de negocios. La experiencia fue complicada, porque  compatibilizar los estudios con el deporte es complicado. Para mí fue una linda experiencia.

- Con 37 años, ¿ya proyecta el retiro o aún no?
- Firmé por dos años y tengo como meta personal llegar a los Juegos Panamericanos de Chile, quiero retirarme en mi casa. Ojalá después podamos llegar a los Juegos Olímpicos de 2024, pero sería bonito el retiro en Chile.

- Tras el retiro, la idea es quedarse a vivir en Europa...
- Sí, nos quedaremos acá. Mi mujer (María José Valdés) trabaja en Puma, en Alemania. Ella ha sido un gran apoyo, ahora es directora general de Puma Internacional y la idea es que después de esta aventura en Alicante, nos vayamos y nos quedemos en Alemania

- ¿Cuál es la ciudad que más le gustó en Europa?
- Alicante, donde estoy ahora, es una ciudad preciosa. Viena también es una ciudad muy bonita para vivir. Thun, en Suiza, es una preciosidad. También me gustó mucho Nancy, en Francia. Es muy linda y le tengo mucho cariño.

- ¿Qué enseñanzas para los niños y los jóvenes siente que puede dejar con su carrera y sus vivencias?
- Demasiadas. Tengo muchas cosas que decir para lo que he vivido como jugador. Intento todos los días con la gente del club transmitir lo que soy. Intento estar ahí para los jóvenes, llevarlos al límite, entrenar duro y contarles cómo es este camino, pero sin olvidar mis objetivos personales y hasta dónde quiero llegar yo todavía.

- Con las selección chilena tuvieron la chance hace unos meses de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio, pero finalmente no se pudo. ¿Cuánto dolió eso?
- Me dolió mucho, yo creo que podríamos haber llegado a los Juegos Olímpicos, pero otra vez no jugamos bien las cartas. Contra Corea jugamos mal y contra Brasil lo hicimos muy bien, pero se nos acabó la gasolina para el final del partido. Es un dolor muy grande para mí.