Entrevista AS

Gino Clara defiende a Blandi: "A mí me pasó algo parecido"

El argentino vivió en Colo Colo una situación similar a la del hoy ex delantero albo. Según él, la labor del DT es vital: "Debe hacerte sentir importante".

0
Gino Clara defiende a Blandi: "A mí me pasó algo parecido"

Gino Clara (33) conoce de cerca lo díficil que es rendir en un club como Colo Colo. El atacante argentino hoy está sin club, tras emigrar del Avilés Industrial de Tarija de Bolivia, y desde su hogar en Argentina atiende a AS: "Esta semana tengo una reunión con mi representante, está la opción de ir a Universitario de Sucre, así que estamos evaluándolo. Por mientras, estoy con un personal trainer".

El avellanedense llegó en 2010 al 'Cacique', con 23 años y precedido de una gran campaña en Huracán, donde logró continuidad y aportó con goles y asistencias. Fue la revelación del 'Globo' en el Apertura 2009. Sin embargo, en Chile jamás logró consolidarse. Una situación similar a la que vivió Nicolás Blandi, quien rescindió contrato y llegaría a Unión de Santa Fe, luego de apenas haber disputado muy pocos minutos con la camiseta alba.

Clara lo compara con la situación que experimentó él: "Me enteré que se va. En la cabeza de él deben pasar muchas cosas. No sé... si no tienes continuidad, también pierdes confianza. A mí me pasó algo parecido. Entraba 10 o 15 minutos y me sentía incómodo, más allá de que el futbolista siempre quiere jugar y si es de titular, mejor todavía".

- Usted sufrió lesiones en ese tiempo, igual que Blandi. ¿Eso afecta mucho en el jugador para retomar el nivel?
- Sí, claro que afecta. Según qué lesión también. Yo tuve un desgarro en el cuádriceps. Por suerte nunca tuve una lesión de rotura de ligamentos. Pero sí llegué acá a Chile antes de firmar con una distensión de ligamentos, no llegué bien en lo físico, y no pude hacer ni siquiera pretemporada. Si la hacía, quizá metía seis primeros meses buenos y la historia era distinta, quién sabe. Sobre Blandi, claro, si no estás fuerte de la cabeza en medio de la lesión, te juega muy en contra, la verdad.

- Quizá la diferencia es que usted llegó muy joven, y Blandi no rindió siendo alguien consagrado, ¿o no?
- Puede ser. Era primera vez que viajaba a otro país. Yo estaba acostumbrado a estar acá en Argentina. Pero estar en un club como Colo Colo siempre te entrega aprendizaje, experiencias, te hace más fuerte, más maduro, más allá de cómo hayas rendido en el club. Yo podría haber jugado un año más en Huracán, no tenía apuro en irme pero se dio la posibilidad y no la pensé dos veces. Blandi tiene que estar tranquilo, estar fuerte de la cabeza. Seguro agarra continuidad en otro club y ahí tiene que dar lo mejor.

- ¿Cree que la labor del DT es crucial para ayudar al jugador en un momento así?
- Para mí el técnico es muy importante en eso. Diego Cagna cuando llegué me entregó la confianza, me empezó a poner de a poco. El grupo, el equipo, también te hace agarrar más confianza si te está apoyando. El jugador necesita sentirse valorado, importante. Si el entrenador te llama y te dice "oye, me gusta cuando haces esta jugada", "haz la personal, no saques el centro" o cualquier cosa pequeña, en realidad, mínimas, que te hacen sentir que te tienen en cuenta, ¿me entiendes? Con Diego fue así en un principio. Después me lesioné, perdí continuidad, encima estaba jugando Miralles... Paredes, que es un jugador de Selección. Fue más difícil.

- ¿Es muy difícil lidiar con las críticas en un club tan mediático como Colo Colo?
- Según como lo tomé él. Cada jugador es distinto. En mi caso no, yo nunca me enrosqué mucho en lo que decían de mí. En Huracán ya me había pasado. Tenía partidos buenos y me alababan, después tenía partidos malos y me gritaban de todo. Las críticas siempre están, son parte de. Imagínate, critican a los mejores del mundo y no lo van a criticar a uno.