Entrevista AS | Baloncesto

DT de la Roja le responde a una seleccionada 'histórica': "Ella desapareció; estoy molesto"

Warren Espinosa se manifiesta tras la nota que Isabel González le concedió a As, afirmando sentirse apartada. "Nunca supe nada de ella", reconoce el entrenador costarricense.

0
DT de la Roja le responde a una seleccionada 'histórica': "Ella desapareció; estoy molesto"
@FemFeba Twitter

"Soy jugadora de la Selección y no entiendo por qué no me invitan a entrenar. Yo creo que debe ser Warren Espinosa, el entrenador", decía Isabel González en AS (pincha aquí para leer) hace algunos días. La chilena de 23 años, quien será la primera basquetbolista nacional en llegar a la NCAA, la prestigiosa liga universitaria de Estados Unidos, se desahogaba. La razón de su molestia era clara: mientras espera su viaje a Norteamérica, ha tenido que ejercitarse en una cancha de cemento.

Sus palabras, eso sí, causaron molestia al interior de la Roja. Por ello, Warren Espinosa solicitó su derecho a réplica. "Por lo general, nunca contesto este tipo de cosas. En realidad, uno se acostumbra a leer en redes sociales, y en diarios, cosas que no son ciertas. No tengo por qué defender mi trabajo realmente, pero han sido las mismas jugadoras las que me pidieron que explicara cómo son las cosas", parte señalando el head coach de las selecciones femeninas de Chile en diálogo con AS.

La Selección en pandemia

Es el primer punto que Warren Espinosa quiere tocar en la conversación. Dice que es necesario aclarar el protocolo al cual la Selección tuvo que regirse desde que inició la pandemia: la gestión para entrenar en el CEO inició el 29 de noviembre del 2020, con la petición de los Permisos Únicos Colectivos (PUC). Sin embargo, fue hasta el 2 de marzo de este año cuando llegó una respuesta positiva. "La burocracia es un poco complicada", admite el técnico costarricense.

Los trabajos comenzaron con un grupo de cinco jugadoras, y luego, a fines de abril, se amplió a 10 (entre U16, U17, U18 y Selección adulta, el espectro era de 115). El combinado absoluto, por su parte, se preparaba para el Sudamericano de Colombia, a disputarse en mayo. "A Isa (González) la contacté y le dije 'estás en la nómina'. Y qué curioso: ahí sí se comunicaba conmigo todos los días y me enviaba los videos de sus partidos", apunta Espinosa.

"Contábamos con Isabel González, aun cuando ella jugaba en un junior college que no tenía muy buen nivel. La conferencia tampoco era muy buena".

"Contábamos con ella, aun cuando jugaba en un junior college que no tenía muy buen nivel. Las estadísticas están en Internet, las puedes revisar. En su primer año, Isa jugaba dos minutos por partidos, y en una conferencia no muy buena tampoco", profundiza Warren Espinosa. En rigor, el Sudamericano terminó suspendiéndose por la crisis sanitaria y, desde allí, afirma el head coach nacional, "Isabel González se desaparece. Nunca más volví a saber de ella".

A diferencia de las otras 10 jugadores que militan en Estados Unidos, quienes, de vacaciones, en mayo, se comunicaron con él: "Me dicen 'vamos para Chile. ¿Podemos entrenar?'". Allí inició una nueva gestión de Permisos Únicos Colectivos. Pero lo cierto es que Espinosa valora ese diálogo con sus dirigidas, y contrasta: "Yo nunca supe que Isabel estaba aquí, nunca se comunicó conmigo, nunca supe nada de ella. Ahora es muy fácil salir a decir que nosotros no la convocamos".

Isabel González, con la indumentaria del Team Chile.

- ¿Le extrañó que ella dejara de comunicarse con usted?
- Sí, y yo no la busqué, porque eso es lo que va a decir, que yo no la busqué. No lo hice por dos factores. Como te digo: tengo 115 jugadoras. O sea, ¿se supone que tengo que estar detrás de las 115 jugadoras preguntándole si quieren venir a entrenar al CEO? Eso por un lado. Por otro, yo sé que Isabel estaba pasando por una situación personal y familiar muy delicada, y yo tampoco la iba a molestar sabiendo que estaba así. Y eso uno lo respeta. Entonces, no me correspondía buscarla. Ella no tiene conocimiento de todo este proceso que te estoy comentando, lo del asunto de los permisos, y no tiene por qué saberlo. Pero debería haberlo consultado, porque ahora es muy fácil salir a decir... Ahora está feliz. O sea, no la voy a atacar. Ella ha hecho todo su camino prácticamente sola, en Estados Unidos, y eso uno se lo reconoce y la felicita. Pero como ella sale atacándome directamente, yo tengo que decir las cosas como son. También explicar para que la gente sepa. No es que nosotros no hemos querido (integrarla). Si yo quisiera tener las 115 jugadoras entrenando conmigo todos los días... Ese es mi trabajo, pero la situación ha sido muy complicada realmente.

- ¿Está molesto por la situación con Isabel González?
- Por supuesto que me molesta. Como te digo, hay mucha gente que habla y que critica sin tener conocimiento. Si uno viviera de lo que dicen las redes sociales y los diarios, no tendría vida tranquila. Pero me parece que sí fue un ataque muy directo de ella, sin ninguna justificación, diciendo cosas que no son, cosas que ella desconoce. Entonces, me parece que es un momento para que al público se le pueda aclarar un poco lo que nos ha costado y lo que hemos tenido que hacer para tener lo que tenemos. Lo otro que no te decía, es que cuando nos suspenden el Sudamericano, nosotros tenemos que trabajar por objetivos y por procesos. Y lo que seguía era el Premundial U16 que tenemos a partir de esta semana en México. Entonces, claramente, cuando nos piden sacar jugadoras del PUC, lo que hacemos es sacar a las jugadoras adultas para colocar a las U16. Y esto, todas las demás jugadoras adultas lo entendieron. Entendieron que teníamos que darle prioridad a las U16. Entonces, ha sido un juego de ajedrez este asunto de los permisos para poder preparar a las selecciones lo mejor posible, de acuerdo a los objetivos que se tienen a corto plazo. Eso fue hasta hace dos semanas. Ahora nos abrieron los protocolos, y ya estamos con un aforo de 25 jugadoras. Están las jugadoras de la U16 que van al Premundial, y hemos logrado integrar de nuevo a las jugadoras que nos habían sacado anteriormente. En este panorama, Isabel González nunca existió, nunca se comunicó. Yo no sabía qué estaba haciendo, no sabía qué quería hacer. Entonces, por eso me extrañó tanto la nota. Cuando la leí, dije 'pero esta muchacha de qué está hablando'.

- Más allá de que ella quizás no lo buscó porque estaba en un momento complicado, ¿no siente que debió llamarla?
- Tengo comunicación con todas las jugadoras. Todas las jugadoras son las encargadas de llamar al proceso de Selección nacional. Todas las jugadoras se comunican conmigo. O sea, yo no tengo por qué llamarlas. Ellas saben qué son procesos de Selección. Cuando uno está comprometido, y es parte de un proceso de Selección, la responsabilidad es de uno, de saber que yo soy seleccionada. Llamo al entrenador para ver cuáles son las condiciones, cuándo puedo entrenar, cómo puedo entrenar. No corresponde (que él deba llamar).

- Cuando usted dice, por ejemplo, que las jugadoras tienen que llamar al seleccionador. ¿Es para preguntar si están citadas o únicamente para saber el panorama? Porque me parece un poco extraño el tener que consultar si estoy adentro o no...
- No... Son dos situaciones totalmente diferentes. Por ejemplo, si estamos dentro de un proceso que está activo, nosotros somos los encargados obviamente de hacer la nómina. Con esta Selección U16, como te digo, hacemos la nómina, las convocamos y son las que están entrenando. Esto es un caso específico de las jugadoras que están en Estados Unidos, porque ellas no tienen competencia. Entonces, ellas vienen de vacaciones a Chile y se comunican conmigo para decirme 'estoy en Chile, puedo entrenar'. En situación normal, fuera de pandemia, simplemente llegan a entrenar y entrenamos. Pero en este momento es una situación diferente. Entonces, ellas se comunican y me dicen 'sí, Warren, voy para allá, quiero entrenar', y yo tengo que decir 'ok, un momento, la situación no es así, está pasando esto, esto y esto. Vamos a hacer la gestión'. Y hacemos la gestión ante el Ministerio del Interior para integrar a esas jugadoras al PUC para que pudieran entrenar. Una cosa son los procesos activos, donde claramente nosotros somos los encargados de comunicarnos con ellas, con las Asociaciones, con sus clubes, con sus entrenadores, para nominarlas y traerlas a entrenar con la Selección. Otra cosa son las jugadoras de procesos de Selección que no están activas, porque no hay competencia, con un proceso activo.

- Más allá de lo que Isabel González dijo en la entrevista, ¿qué le parece su llegada a la NCAA?
- Eso es lo que nosotros hemos estado haciendo dentro de nuestro programa: tratar de guiar la mayor cantidad de jugadoras al extranjero. Con Isa son 11 jugadores las que están en el básquetbol de Estados Unidos. Para nosotros es muy importante, porque visibiliza el básquetbol femenino y le podemos dar un salto de calidad para que, por ejemplo, la clasificación del equipo de las Huasitas no sea un oasis en medio del desierto, sino que lo podamos replicar con todas las demás Selecciones. Isabel, como cualquier jugadora que esté en Estados Unidos, es un ejemplo para las generaciones jóvenes, que necesitamos motivar, para que podamos seguir compitiendo. Uno aplaude que lleguen todas estas jugadoras, no solo Isabel. Ahora va a jugar Javi Campos, Valentina Ojeda, Maca Retamal, que está jugando desde el año pasado. No es la única que está en universitario. Las otras están en colegial, que van a subir, y nuestra idea es seguir enviando, en tanto reciban ofertas, para que la mayor cantidad de jugadoras se puedan ir a jugar. No solo a Estados Unidos, sino que a Europa, a Argentina, a Brasil, donde sea que haya un salto de calidad que beneficie a las selecciones nacionales.

El futuro de González en la Roja no corre peligro

Warren Espinosa recuerda que llevó a Isabel González a los Juegos Bolivarianos de Santa Marta 2017, y que ella siempre ha sido una jugadora activos en todos los procesos. Por lo mismo, manifiesta el estratega, "yo no entiendo cuál es el malestar de ella. Si se hubiese comunicado con nosotros, hubiésemos hecho la gestión para que pudiese entrenar con nosotros en el CEO, como lo están haciendo otras jugadoras de la Selección adulta".

Y agrega, deslizando otra crítica: "Pero ellas están dentro del proceso y están involucradas en lo que ha estado pasando. Yo en realidad no tengo ningún problema con Isabel, nunca lo hemos tenido. Por eso me extrañó tanto la actitud que tomó en la entrevista". De todos modos, los dichos de González no influirán en la conformación de futuras nóminas. "En las selecciones nacionales lo único que prima es el rendimiento deportivo", explica Espinosa.

Isabel González, en Estados Unidos.

En esa línea, Warren Espinosa continuará monitoreando el presente de González, quien desde noviembre empezará a jugar por las 'Flames', de la Universidad de Illinois Chicago, en la NCAA. "Lo que me queda es seguir dándole seguimiento, como lo he hecho siempre, viendo los partidos de su universidad, viendo las estadísticas, y decidir si está en un rendimiento adecuado para llamarla al proceso de la Selección, de cara al Sudamericano que se jugará en agosto del próximo año", cierra.