Entrevista AS

"Evitar el descenso sería más importante que un título": el anhelo de héroe de Wanderers

Matías Marín fue la figura del 'Decano' ante Cobresal. El volante otorgó un triunfo agónico con un golazo: "Creo que es el más importante que he hecho".

0
"Evitar el descenso sería más importante que un título": el anhelo de héroe de Wanderers

El pasado domingo, Matías Marín (21) vivió una jornada que no olvidará. En el Estadio Elías Figueroa, el joven volante le entregó el primer triunfo como local a Santiago Wanderers, al anotar un golazo de tiro libre a los 88' ante Cobresal. Su conversión ocasionó una explosión de júbilo que se mantuvo ahogada durante meses entre los fanáticos del 'Decano', quienes no lo han pasado bien durante la última temporada.

"Sentí mucha felicidad al poder celebrarlo con toda la gente. No sé si antes había hecho un gol tan importante como este... yo creo que no. Nos dio el triunfo, fue en los últimos minutos, y por la posición en la que estamos, toma otro peso", declara el caterano 'caturro', en diálogo con AS. Marín llegó a los once años al conjunto porteño, por lo que la adversa situación actual adquiere otro grado de relevancia para él, nacido en Valparaíso e identificado con la camiseta verde.

"Los que venimos de las inferiores jugamos por la camiseta. Es muy difícil que uno de nosotros vaya a jugar por plata (ríe). En ese sentido, yo veo que todos los jóvenes van a dar todo y van a querer pasar por encima del rival como sea. No digo que los refuerzos no lo hagan, ellos también, pero venir de los cadetes es distinto. Sentimos el escudo y jugamos por él", confiesa.

- ¿Qué pensó antes de patear el tiro libre? Era un momento crucial en el partido...
- La verdad es que varios compañeros me pidieron la pelota (ríe). Pero yo estaba... no sé, cegado con que debía pegarle yo. Me lo dijeron después en el camarín, que en ningún momento pudieron sacarme de posición. Ellos me decían "yo le pego" y yo les respondía que no. Hablaba con ellos, pero al mismo tiempo estaba súper concentrado en cómo tenía que pegarle. Sabía dónde tenía que ir, y que si pasaba la barrera, entraba, porque estaba muy cerca. Mis compañeros igual me tenían fe (ríe).

- ¿Cómo está el equipo tras los dos triunfos seguidos?
- Estamos felices, pero sabemos que no se ha logrado nada todavía, que estamos muy abajo en la tabla. Tenemos que seguir ganando, es lo que nos queda... podemos disfrutar de este triunfo, que va a durar unos días, pero ya la próxima fecha viene y hay que estar concentrado para eso, porque de aquí a que se termine el torneo se pondrá todo cada vez más difícil.

Matías Marín celebra su anotación ante Cobresal.

- ¿ Por qué cree que el equipo no rindió como esperaban?
- Mm, no lo sé (piensa). Entre tantas cosas malas, es muy difícil darse cuenta de qué fue lo que pasó realmente. Siempre teníamos errores. A nosotros nos costaba mucho hacer goles y a la primera llegada nos convertían. Eso nos mataba. Todos los partidos de la primera rueda nos pasó eso. No podíamos cerrar nuestro arco y casi nunca empezábamos ganando. La verdad es que cada vez que perdíamos se nos hacía más difícil levantarnos, no veíamos la vuelta. Nos preguntábamos "¿qué pasa?, ¿qué estamos haciendo mal?". No veíamos nada bueno y eso psicológicamente te mata.

- ¿Fue importante ganar ante La Calera para comenzar a jugar más relajados?
- Claro. Yo siempre le decía al grupo "cuando ganemos el primero, vamos a empezar a ganar seguido". Pero no nos salía, no se nos daba la opción. Como se dice, estábamos quemados.

"Fue fundamental la llegada de Ronnie (Fernández), porque le trajo alegría a un grupo que estaba muerto"

- ¿Qué significa para usted que Emiliano Astorga esté apostando por varios juveniles para sacar adelante la situación?
- Bueno, yo conozco a todos los muchachos que están hoy y sé que hay mucho potencial. Sé que con confianza uno puede empezar a demostrar lo que es. Me alegra que todos estén rindiendo. Para mí algo que fue fundamental fue la llegada de Ronnie (Fernández), porque le trajo alegría a un grupo que estaba muerto y nosotros sabemos que él va a dejar la vida en todos los partidos. Entonces, hoy los canteranos nos sentimos bien cubiertos por los más grandes.

- ¿Cree que Wanderers tiene opciones reales de salvarse?
- La vamos a pelear, hasta que choque la micro, como dicen. Sabemos que estamos muy abajo y que por ganar un par de partidos no subiremos al tiro, pero hay que estar muy concentrados y seguir. Estos últimos dos partidos los hemos jugado al 200%, terminamos súper cansados, pero sabemos que vamos a tener que terminar todos los partidos así si queremos salvarnos.

- ¿Hoy cuál sería su máximo sueño?
- Me gustaría que Wanderers se quede en Primera. Eso sería mi sueño. Por cómo empezamos y por cómo hemos sufrido, creo que significaría mucho más que un título.