Entrevista AS

El renacer de un talento con poco espacio en Primera División: "Mi sueño es llegar a la Selección"

Byron Bustamante no tuvo continuidad en Santiago Wanderers y partió a Deportes Temuco. Allí ya suma un gol y una asistencia en sus dos primeros juegos. "Me siento pleno", dice.

0
El renacer de un talento con poco espacio en Primera División: "Mi sueño es llegar a la Selección"

Al inicio de la temporada, Byron Bustamante (26) asomaba como una de las grandes armas de Santiago Wanderers. El mediocampista venía de brillar en Deportes Puerto Montt y, por lo mismo, el Decano se fijó en él y le dio su primera oportunidad en la serie de honor. Sin embargo, la apuesta no dio resultados: en medio de la pésima campaña de la escuadra caturra, el futbolista sumó pocos minutos. Disputó 15 encuentros, pero en solo tres de ellos fue titular.

Ante ese escenario, Bustamante salió de Valparaíso y reforzó a Deportes Temuco. Un elenco en el que, en apenas dos partidos, ya registra un gol y una asistencia. El jugador brilló en los triunfos sobre Unión San Felipe (2-1) y Magallanes (3-0). "El análisis de lo que han sido mis primeras semanas acá es positivo. He sentido el apoyo de mis compañeros y del club. Espero que sigamos por el mismo camino para poder pelear los objetivos", dice el volante a AS.

La principal meta del club araucano es ascender. "Esperamos que nosotros podamos ser el equipo que lo logre. A base de trabajo y buen fútbol, creo que lo vamos a lograr. Espero que las cosas se sigan dando y que nos sigamos haciendo aún más fuerte como grupo. Estos dos triunfos han sido importantes para volver a estar prendidos arriba. El grupo se ve bien, se ve unido. Tuve un recibimiento maravilloso, así que con eso me quedo", cuenta Bustamante.

Por ahora, Temuco es séptimo en el Ascenso, con 28 unidades, y está a cinco puntos de Coquimbo Unido, el líder. Pinchando aquí puedes revisar la clasificación.

"En Temuco me reencontré con la confianza que necesitaba para poder desenvolverme de la mejor manera y mostrar lo que siempre se habla de mí".

- ¿Ha vuelto a ser feliz tras la crisis de Santiago Wanderers?
- (Piensa y ríe)... La felicidad siempre está, pero sí me reencontré con la confianza que necesitaba para poder desenvolverme de la mejor manera y mostrar todo lo que siempre se habla de mí. Me siento muy a gusto. Me han recibido muy bien, como te dije. Los compañeros me han tratado de la mejor manera posible, y se refleja dentro de la cancha. Llevo dos partidos y le he podido aportar al grupo, que es lo que ellos también necesitaban. Me siento pleno. Espero poder seguir retribuyendo todo dentro de la cancha. Esa confianza y ese cariño que se me ha entregado hasta hoy en Temuco.

- ¿Es un retroceso haber vuelto al Ascenso?
- Para nada. Para mí siempre va a ser un desafío el dónde esté jugando. Hoy en día me toca estar en Deportes Temuco y espero hacerlo de buena manera. Como dije anteriormente, quiero retribuir todo lo que me han dado hasta hoy. Estoy enfocadísimo y para nada lo siento un retroceso.

"En Wanderers me entregué por completo en cada entrenamiento, en cada momento que me tocó. Trataba de aportar dentro de lo que podía en el poco lapso que me daban para hacerlo".

- ¿Por qué no anduvo en Santiago Wanderers? Venía de exhibir un nivel muy alto en Deportes Puerto Montt...
- Yo creo que los encargados de decir eso son los que evalúan el rendimiento en general. Creo que en los minutos que me tocó estar, intenté demostrar. La gente me lo hacía saber, y con eso me quedo. Me entregué por completo en cada entrenamiento, en cada momento que me tocó, y si habrá que hacer una evaluación, yo creo que hay personas que pueden hacerla. Yo solamente me dedicaba a entrenar y tratar de aportar dentro de lo que podía en el poco lapso que me daban para hacerlo.

- Solo jugó tres partidos como titular en Wanderers. ¿Se sintió poco valorado?
- Yo creo que cualquier jugador en esa circunstancia se sentiría así, pero para mí ya no es tema. Lo he dicho anteriormente. Hoy en día estoy totalmente enfocado en lo que es Temuco, y sigo deseando lo mejor para Santiago Wanderers. Ojalá puedan salir adelante de ese momento difícil.

"En medio de la crisis en Wanderers me acerqué mucho a mi familia para seguir luchando y no olvidar por qué hay que luchar, que es por la familia".

- ¿Cómo era el día a día en medio de la crisis?
- Me acerqué mucho a mi familia para seguir luchando y no olvidar por qué hay que luchar, que es por la familia. El día a día era de mucha lucha, de entrega, de intentar estar disponible para el cuerpo técnico de turno, para los partidos, que es lo que uno quiere semana tras semana. Me encargaba de demostrar día a día que quería estar, y nada más que eso.

- ¿Se sintió mal por haber jugado tan poco?
- Lógico (ríe). Todo jugador lo siente cuando no está dentro de la cancha. Pero la verdad es que siempre quise aportar desde donde podía. Si me tocaba estar afuera, apoyaba a los que les tocaba jugar. Apoyaba a mis compañeros que también querían estar dentro del equipo, y por circunstancias tampoco les tocaba. Son experiencias que te van sirviendo para más adelante. Hoy en día me sigo enfocando en Temuco y el paso por Wanderers ya fue. Espero que, si en algún futuro me toca volver, pueda demostrar lo que hoy estoy demostrando en Temuco.

- ¿Qué lección saca de sus meses en Santiago Wanderers?
- La lección que hoy día estoy mostrando: no bajar los brazos, seguir entrenando, porque cuando te toca, sea donde sea, vas a estar preparado para demostrar. No me tocó en Wanderers, sí en Temuco, y creo que lo he ido demostrando. Y espero seguir demostrándolo de aquí en adelante.

"Quiero creer que todos remaban para el mismo lado en Santiago Wanderers".

- ¿Todos remaban para el mismo lado en Wanderers?
- Quiero creer que sí, porque Santiago Wanderers merece estar en Primera. No hay que dar por muerto a quien todavía tiene vida. Espero, de verdad, que el club pueda mantenerse en Primera División y pueda salir de este difícil momento.

- Su préstamo en Deportes Temuco termina en diciembre del 2022. Me imagino que su idea es subir a Primera y quedarse ahí, ¿no?
- Claro. Esos son los objetivos. A mí me traen por un año y medio, y espero hacerlo de la mejor manera posible y ayudar al equipo en lo que más se pueda. Y si eso significa subir y el próximo año estar peleando en Primera, que así sea.

"Mi sueño es llegar a la Selección, pero sé que para eso hay que seguir trabajando y luchando. Espero llegar a Primera para estar más cerca de eso".

- ¿Qué sueño quiere cumplir en el fútbol, en el corto o mediano plazo?
- Por lo general me voy trazando metas y objetivos a corto y mediano plazo para ir cumpliéndolos rápido y, de ahí, a lo que venga. Pero obviamente todos tienen el objetivo de llegar un día a la Selección, que es lo máximo a lo que uno aspira como futbolista, representar a su país. Ese sería un sueño, pero sé que para eso hay que seguir trabajando y luchando. Hoy en día estoy en Primera B, y espero llegar a Primera para estar más cerca de eso.