ENTREVISTA AS

De la música a ser el 'amuleto' de Colo Colo: "Lo hago con el amor de un hincha"

Cristofebril, uno de los íconos del freestyle chileno, ha narrado la formación alba en las redes del club para dos clásicos. Está invicto. Aquí cuenta la historia que lo une al Cacique.

0
De la música a ser el 'amuleto' de Colo Colo: "Lo hago con el amor de un hincha"

En el barrio San Gregorio, en La Granja, Cristopher Espinoza forjó su amor por Colo Colo. Allí creció viendo por TV a Barticciotto, al Coto Sierra, al Kaiser Pizarro, al Rambo Ramírez, al Cabezón Espina. Él los recuerda por los apodos. Sin embargo, el flechazo le llegó tras ver cómo distintos buses con piños de la Garra Blanca se alistaban para dirigirse al Monumental: cerca de su hogar, y en la previa de cada duelo del club albo, los hinchas agitaban banderas gigantes y tiraban papel picado. Ese carnaval cautivó a un pequeño que se divertía jugando sobre el pavimento.

Es la niñez de un muchacho que años más tarde se transformaría en uno de los referentes del freestyle chileno: es Cristofebril. "En los años '90 era así, sin Estadio Seguro. Uno podía disfrutar el fútbol con otra pasión", cuenta el rapero en conversación con AS. Aquí, él deja de lado el micrófono, los beats e incluso su último álbum '30 Inviernos'. Hoy, en la antesala del Superclásico, donde Cristopher Espinoza (31) será protagonista al narrar la formación de Colo Colo en las redes sociales del equipo popular, el tema no es otro que la historia que lo une al Cacique.

- Me habló de la Garra Blanca. ¿También fue barrista?
- Nunca me gustaron mucho las barras bravas, porque igual encuentro muy estúpido odiar a muerte a alguien por ser de otro equipo. Antes de ser hincha, uno es persona. Uno puede amar con todo el corazón a Colo Colo, pero eso no significa odiar al archirrival. Entonces, como que las barras bravas son muy llevadas a odiar. Mi papá es de la U, y no por eso no le voy a hablar. Conozco muchos amigos que son barra, pero para serlo uno tiene que estar peleando, metido en problemas, y en guerra con los demás equipos. Entonces, no me considero un barra brava.

Cristofebril luce una camiseta de Colo Colo que fue autografiada por varios jugadores del club. Sobre la marca, se aprecia la firma de Esteban Paredes.

- ¿Los valores de Colo Colo los lleva a la vida cotidiana?
- Sí, obviamente. Ser valiente, fuerte y grande es algo muy significativo en la vida. Uno siempre tiene que ser valiente, para enfrentar las adversidades del día a día. Uno siempre tiene que ser fuerte, porque si uno es débil, a veces llegan las energías malas y te consumen. Y uno tiene que ser grande y no achicarse frente a la gente, frente a algo, y decir 'yo puedo'. Los valores de Colo Colo uno los practica y vive con esa alma de que Colo Colo representa el pueblo araucano. Como que el amor al indio se ha perdido. Colo Colo es algo simbólico, algo real de lo que somos todos los chilenos.

- ¿Recuerda alguna locura que haya hecho por Colo Colo?
- Una vez fui con unos amigos al estadio y me llevaron detenido sin motivo. Solo por estar en la fila de la Garra Blanca. Me miraron la cara y me dijeron que supuestamente estaba curao. Me pescaron y me subieron al retén. Cantaba las canciones de Colo Colo y gritaba los goles desde el retén. Fue una locura, porque los Carabineros me decían que eran de la U. Me decían 'aquí te vamos a dejar todo el partido'. Fue una injusticia, pero me hizo sentir más loco por el Colo. Y yo no había tomado. Creo que fue un prejuicio de Carabineros.

- Hace un tiempo dio la formación de Colo Colo en las redes del club para un Superclásico. ¿Qué significó para usted?
- Estaba muy emocionado, y a veces las emociones te pueden jugar una mala pasada, porque uno quiere hacer las cosas rápido. Cuando me dieron la formación, la practiqué y la hice al tiro, pero después me dijeron que se había lesionado un jugador, que la habían cambiado. Entonces, ahí pasó a ser un trabajo difícil, porque tuve que hacer la formación dos veces. Y después me dicen que el entrenador sacó a otro jugador y metió a otro. Entonces, grabé tres veces la formación, tres veces el mismo trabajo. Es un trabajo muy difícil, pero muy lindo, ya que nadie lo había hecho antes en Colo Colo. El hip-hop demuestra que puede llegar a la cancha. Por algo después otro equipos empezaron a seguir este ejemplo. Católica lo hizo, la Universidad de Chile igual. Para mí es un honor ser el primero en esto de las formaciones. Generalmente, me llaman para los clásicos, porque uno igual no puede hacerlo siempre. Por mí, lo haría siempre. Pero eso significa estar partido tras partido, y eso a lo mejor puede llegar a aburrir. Hay que respetar la filosofía del hincha. A no todos les gusta el rap. Entonces, tampoco uno puede estar ahí siempre. Es como una arenga, de que nosotros vamos a entrar a la cancha con otra energía. Aparte, es un honor que el video de esa formación sea el más visto de los reels Colo Colo en Instagram, con un millón de visitas en un día.

- Este domingo también narrará la formación de Colo Colo, ¿no?
- Sí, me confirmaron. La vara está alta, porque ya he hecho dos (la formación en el 1-0 ante la U, del 25 de abril de este año, y del 0-0 con la UC, del pasado 17 de julio) y las dos han sido muy vistas. Salvo la de Católica. Ese partido estuvo un poco fome. Entonces, cuando el partido está fome, tu video también influye en cómo se sienta la gente. Si el Colo gana, todos van a decir que eres la cábala, que eres el mejor. Si empata, van a decir 'lo mejor del clásico fue la formación'. O si pierde, que yo soy el yeta (ríe). Es relativa la cuestión. Más allá de que sea mi trabajo, y que me paguen por hacerlo, uno lo hace con el corazón y con el amor de un hincha.

Cristofebril, el amuleto de Colo Colo

En las dos ocasiones que el rapero narró la formación de Colo Colo en las redes sociales del club, el equipo de Gustavo Quinteros no perdió. Venció a la U por 1-0 en el Monumental gracias a Leonardo Gil, el 25 de abril de este año, y empató 0-0 con la UC en San Carlos de Apoquindo, en un duelo que se disputó el pasado 17 de julio.

- La relación de trabajo con Colo Colo se dio por Red Bull, ¿cierto?
- Sí. Nunca he tenido un acercamiento con Blanco y Negro. Todo se logró porque Red Bull tiene un convenio con Colo Colo, y Red Bull presentó a uno de sus raperos campeones, que en este caso vendría siendo yo, y apostamos.

- ¿Cómo ve el Superclásico que se aproxima?
- Veo un empate o un triunfo de Colo Colo. Va a estar muy difícil, ya que la U siempre viene jugando bien. Veo que a Colo Colo le va a costar. Viene jugando bien, pero a veces también se complica. Con Cobresal, por ejemplo, cuando perdimos en el Monumental, se dio que aparecieron algunos fantasmas. Espero que no aparezcan el domingo y que se pueda ganar obviamente. Yo no veo una derrota una de Colo Colo, pero pongo en duda si ganamos (ríe). Si tengo que dar un resultado fijo, me atrevería a decir 1-0 Colo Colo con gol de Solari. Va a estar muy apretado.

- Kaiser, también freestyler y unos de sus grandes amigos, es de la U. ¿Hay 'conflicto' con él cuando hay Superclásico?
- Es que Kaiser en realidad siempre ha sido un caballero respecto a los equipos de fútbol. No le conviene ser anticolocolino (ríe), porque Colo Colo tiene mucha gente. Entonces, a él lo sigue mucha gente de Colo Colo. Pero no hay rivalidad. Cuando hay un Superclásico, lo tomamos como algo bonito. Y cuando la U está jugando bien, yo le digo al Kaiser que me gusta eso. Cuando ganaron la Sudamericana igual veía los partidos con él, y lo apañaba. Me gusta verlo alegre cuando su equipo gana. Y cuando se enfrenta a nosotros, se tiene que quedar calladito nomás, porque hace muchos años que no pasa nada.

- En las redes sociales se le ha visto jugando baby fútbol con Jaime Valdés y compartiendo con varios jugadores de Colo Colo. ¿De qué forma se ha generado ese lazo?
- Todo partió por una canción que yo le hice al club. Nunca he ocultado mi amor por Colo Colo. Antes de ser rapero, yo ya era hincha de Colo Colo. La gente que me conoce sabe que soy indio. Y lo de Jaime Valdés, él fue quien rompió la barrera, porque accedió a jugar un partido con nosotros (raperos). Como que él le da un baño de humildad a la gente, demostrando que un futbolista puede jugar en los mejores estadios de Italia, como también lo puede hacer en las canchas de tu barrio y compartir que el fútbol, más que una profesión, es un deporte. Si yo he compartido con futbolistas es porque se me ha dado por lo que he hecho con Colo Colo. Ellos reconocen mi trabajo y ahí se puede formar un lazo de amistad. Pero siempre con su toque de respeto, porque igual uno los admira. No es como que los esté hostigando, así como 'oye, juguemos'.

Cristofebril comparte con Luciano Arriagada y Bruno Gutiérrez, dos futbolistas de proyección de Colo Colo, en San Carlos de Apoquindo.

- En cuanto a hinchas, ¿qué equipo domina en la escena del rap chileno?
- Yo creo que Colo Colo, lejos. Son muchos los freestylers que son del Colo. Y para mí igual es un honor que, de todos los raperos seguidores de Colo Colo, yo sea como la cara visible. Me gustaría siempre dejar la vara alta, para que la persona que siga haciendo las cosas que hago, también lo haga de corazón.

- ¿Quién está en ese grupo de fanáticos de Colo Colo?
- En la escena urbana está la Ana Tijoux, que es una artista muy conocida, la Princesa Alba, los Liricistas, el DJ de Movimiento Original, DJ Atenea, el Jokker, Tom Crowley. No podría nombrarlos todos, pero son varios.

- ¿Cómo vivió la final de la Copa Chile en Talca? Estuvo cantando en la cancha...
- Fue una tarde maravillosa, ya que se cumplió el sueño: Colo Colo ganó. También estaba muy nervioso, ya que era la primera vez en la historia del fútbol chileno que unos raperos iban a cantar antes de una final. Igual hubo sus burlas por parte de la contra (la U), que decían que en el Superbowl y la Champions había un gran escenario, y como que en Chile tiraban a Cristofebril a cantar. Sufrí unos memes, pero estaba enfocado en hacerlo bien. Recibí mucho amor y cariño. Fui real. Se vivió, se disfrutó, y es una historia que uno tiene para contar por años.

Cristofebril, en el Fiscal de Talca, el estadio que recibió la final de la Copa Chile 2021.

- Hace unos meses charlamos con Chystemc y nos contó que él quería ser futbolista profesional. De hecho, tuvo un breve paso por Audax Italiano y Colo Colo. ¿También es su caso?
- Sí. He tenido la posibilidad de ver a Chystemc con el balón, y en realidad le creo lo que dice. Es una persona que igual juega. Y obviamente el sueño de uno siempre va a ser futbolista profesional. Para qué te voy a mentir. Me hubiese gustado. Incluso, yo no tomaba ni fumaba nada hasta los 18 años. Los domingos me levantaba temprano y estaba metido en escuelas de fútbol. Nunca hice cadetes, por temas de que igual es algo muy apitutado cuando uno no tiene apoyo ni la plata ni la gente que te meta en los lugares. Pero sí jugué harto en mi infancia. Siempre aluciné con que iba a lograr ser un futbolista profesional. Con el tiempo, el destino quiso otra cosa, pero ya tenemos 31 años y jugamos fútbol como si fuésemos profesionales. Jugamos 3-4-5 partidos a la semana. Entonces, como que uno igual mantiene ese vida. Me gusta jugar de delantero, pero últimamente he jugado de volante. He elevado bastante el nivel después de la cuarentena. No te están pagando ni te están viendo en grandes estadios, pero el sueño frustrado aún lo conservo. Formé mi propio equipo con mis amigos del barrio y estamos jugando contra grandes rivales. Si uno no logra un sueño, por último acércate a él y piensa que ese es el sueño.