ENTREVISTA AS

Es chileno, vive en Madrid y está entre los 60 mejores del mundo: "Fue mucho esfuerzo"

Con 25 años, Javier Valdés está instalado en la élite del deporte. Se fue en el 2018 a Europa y en poco tiempo alcanzó la profesionalización: "Es un orgullo".

0
Es chileno, vive en Madrid y está entre los 60 mejores del mundo: "Fue mucho esfuerzo"

Cuando viajó a México a ver el último Mundial de pádel que disputó su padre, Juan Carlos, el adolescente Javier Valdés decidió que tomaría el mismo camino: "Allá me encantó este deporte", recuerda en diálogo con AS. Ahora, con 25 años, Valdés es una de las grandes figuras: vive en Madrid, es el único chileno en el World Padel Tour y está ubicado en el lugar 55 del mundo. "Llegar a esto ha implicado mucho esfuerzo", relata. Es la carrera de un chileno poco conocido, pero que está en la élite del deporte europeo. 

El joven, que entrenó desde el 2014 en el Club Palestino, dejó Chile en 2018 y viajó a Madrid para competir toda la temporada al máximo nivel: "Me vine en un momento donde el pádel se empezó a profesionalizar mucho. Hasta en 2017 había jugadores que compatibilizan su carrera con las clases. Eran profesores. Hoy es imposible, los 150 mejores deportistas solo se dedican a competir. Tener trabajos paralelos es un desgaste", cuenta Valdés desde España.

- O sea, usted vive del pádel. ¿Cuál es la vía de financiamiento?
- La liga da premios, pero yo creo que el 70 u 80 por ciento de los ingresos son con patrocinios. Las marcas de paleta, por dar un ejemplo. Yo soy un afortunado, porque al ser el único chileno, hay bastantes empresas chilenas que apuestan por mí y que me ayudan. El Ministerio del Deporte también me apoya hace dos años. Eso me permite dedicarme solo a esto.

- ¿Eso lo motiva más a representar a Chile?
- Soy un afortunado al dedicarme a hacer lo que más me gusta. Y representar al país es un orgullo. En cada competencia trato de hacerlo de la mejor forma posible. Más ahora, que veo que el pádel tiene una repercusión mayor en Chile: cada vez hay más gente que lo conoce. Me sorprende que en redes sociales hay cada vez más apoyo.

- ¿La carga de entrenamiento es muy exigente?
- En una semana normal entreno de lunes a sábado, entre tres y cinco horas al día. Pero también depende si hay torneo el fin de semana o si tenemos viaje. El World Padel Tour tiene, actualmente, un calendario con 25 ó 26 fechas. Voy a todas.

- Hay un boom del pádel. ¿Eso también se refleja en el circuito?
- El pádel ha crecido en los últimos dos o tres años. Antes el 80 por ciento del circuito era en España y el próximo año (2022) tenemos como 14 torneos afuera de España. Este año jugamos en Suecia, Italia, Argentina, México… y el otro año también vamos a Miami. Hay que aprovecharlo porque cada vez salen nuevos países y esas son oportunidades para nosotros.

- ¿Cuál es su próxima meta en el ranking?
- Ahora puedo estar una semana en la posición 50, otra en el 42 u otra en el 60. Está todo muy peleado en ese rango. Mi meta a corto plazo es consolidarme entre los 50 mejores del mundo, porque me permite estar en todos los cuadros principales de los torneos. Hoy tengo que jugar la qualy y eso implica dos partidos más.

- ¿Le gusta la calidad de vida en Europa?
- Estoy enfocado en el tema profesional. No salía mucho a conocer. He ido madurando y ahora soy consciente que debo aprovechar esto y salir más. Estoy tratando de agarrar la costumbre. Se conoce gente de todo el mundo y nos tratan de lujo.