ENTREVISTA AS

"Chile es un lugar al que volvería una y mil veces"

Una de las surfistas más populares del circuito mundial conversó con AS Chile: "Pichilemu es increíble, tiene una de las mejores olas que he surfeado".

0
"Chile es un lugar al que volvería una y mil veces"
Juan Carlos Vega

La española Lucía Martiño es una de las surfistas más populares del circuito mundial de surf femenino. La oriunda de Gijón ha venido a competir varias veces a Pichilemu, pero la pandemia la alejó de Sudamérica. Ella, sin embargo, guarda los mejores recuerdos y anhela regresar lo más pronto posible.

"Viajé a Chile por primera vez en 2015 a un campeonato y me sorprendió mucho el país por su gente, su gastronomía y su cultura. Pichilemu es increíble, la ola es una de las mejores izquierdas que he surfeado. Hay olas desde medio metro hasta siete u ocho metros. El ambiente que hay es increíble. Tengo muchas ganas de volver pronto, en estos años han bajado las competencias por la pandemia, pero es un país al que volvería una y mil veces. Me encantó y creo que me queda mucho por descubrir allí aún", señala Lucía Martiño en diálogo con AS Chile.

- ¿Qué otras cosas, más allá de Pichilemu y sus olas, le gustaron de Chile?
- Su gente, su cultura y su gastronomía. Me pareció sorprendente la fusión y los buenos chefs y restaurantes que hay. En Pichilemu y Santiago vi eso. También los vinos son muy ricos. España se parece un poco a Chile.

- ¿Tiene planes de venir pronto?
- La última vez fue hace tres años. Espero poder volver pronto. El circuito ha cambiado un poco por la pandemia, estamos compitiendo solamente a nivel regional, por lo que a mí me toca sólo en Europa. Me gustaría volver, aunque fuese solamente a un viaje de "freesurf".

- ¿Se hizo amiga de alguna surfista chilena?
- Sí, tengo muy buenas conocidas que compiten en el circuito conmigo, como Lorena Fica. Y en Pichilemu está Jessica Anderson, que es una gran local, y Trinidad Segura, que es quien organiza el campeonato de allá. Es bueno encontrarse con ellas en el agua.

- ¿Cómo ha vivido la pandemia? ¿Cuánto tiempo estuvo sin entrar al agua?
- Justo había regresado de Australia y me iba a Barbados a otra competencia, pero antes de coger el vuelo la WSL canceló todos los torneos. Me quedé en casa con mi familia, estuvimos dos meses encerrados. Yo vivo en Gijón, una más pequeña al norte de España. En el apartamento monté una especia de gimnasio y ahí hacía los ejercicios. Lo transmitía por Instagram para sentirme acompañada y motivada (risas). Fue un tiempo diferente, hace años que no pasaba tanto rato con mis papás y por ese lado fue bueno. Pero a la vez fue duro, pues teníamos miedo que le pasara algo algún familiar y estuve dos meses sin entrar al mar. Por suerte, ya estamos volviendo a la normalidad.