Entrevista AS

"Me da rabia que haya niños con condiciones y sin apoyo; es una realidad súper fuerte"

Katarina Restovic, seleccionada nacional de rugby, protagonizó una fotografía que se viralizó en octubre de 2019, tras asistir a una marcha. "Cuando viajo a jugar por Chile, más plata pone mi mamá que el Estado", decía su pancarta.

0
"Me da rabia que haya niños con condiciones y sin apoyo; es una realidad súper fuerte"

Katarina Restovic (24) es una de las deportistas que expresó su descontento con mayor fuerza en octubre de 2019. La seleccionada nacional de rugby se sumó a las manifestaciones que provocó el estallido social y asistió a las marchas con un cartel que se transformó en uno de los más notables de aquel tiempo. "Cuando viajo a jugar por Chile, más plata pone mi mamá que el Estado", se leía.

Una dura realidad, que la joven antofagastina sufrió y decidió plasmar en la pancarta: "Yo he tenido la suerte de que mi familia siempre me ha apoyado en lo que hago. Cuando yo era chica, mis papás desembolsaban mucha plata en lo deportivo. Yo sí lo podía hacer, podía dedicarme al deporte, pero no así la mayoría. Hay muchos chicos que se quedan sin poder competir, sin poder hacer deporte, sin implementación, por no tener dinero. Y la idea nació por que mi mamá siempre me molestaba diciéndome 'yo te pago los viajes' y no sé que más (ríe), así que se me ocurrió y lo escribí. Claro, mucha gente lo vio como un mensaje chistoso, pero es una realidad súper fuerte".

- ¿Cómo recuerda ese día del estallido social?
- Fue súper sorpresivo. No creía que iba a ser tan masiva la reacción de la gente, en verdad. Personalmente, estaba y estoy de acuerdo con muchas demandas, por lo que me quise manifestar. Ahora soy profe y en ese momento era estudiante, así que muchos ámbitos de mi vida se relacionan con temas sociales. Me tocó mucho el tema del estallido.

- Sus compañeras de equipo de Antofagasta y la Selección, ¿qué le dijeron? ¿La apoyaron?
- Hubo de todo. Algunas personas me decían "no, no es el momento de reclamar sobre temas de deporte, el enfoque tiene que ser otro", pero mucha gente también me apoyó y estuvo de acuerdo. Al final, es una realidad que nadie puede negar. El deporte no es solo algo competitivo, sino que también significa mejor salud, mejor educación. El deporte beneficia todos esos ámbitos. Para mí tiene que ser fundamental, debe ser un derecho.

- Antes del estallido, usted también había participado activamente de marchas. Uno de sus otros carteles decía: "¿Quieres saber por qué hay corrupción? Senadores ganando más que un profesor". ¿Qué la motiva a expresar su descontento?
- Es que yo siempre he tenido la suerte de tener recursos para estudiar en buenos colegios, hacer el deporte que me gusta, pero he estado al lado de personas, que a veces tienen hasta más ganas y capacidades que uno misma, sin poder hacer deporte porque no tienen el apoyo suficiente. Eso da rabia, da impotencia. Es triste ver a niños que se quedan por no tener recursos, o que reciban una peor calidad de educación. Ver eso de cerca, me ha impulsado ha demostrar mi descontento social.

"La forma en cómo se juega rugby se transformó en la forma en cómo también veo la vida"

- El rugby es un deporte de mucha fortaleza, muy aguerrido. ¿Cree que también ha influido para  formar su carácter y su manera de demostrar molestia?
- Creo que sí. El rugby... o sea, todos los deportes, pero creo que el rugby en especial te enseña mucho de la vida. Te enseña que sí o sí hay que trabajar en equipo, que solo no se puede avanzar, que muchas veces hay que ponerse en el lugar del otro. Y la forma en cómo se juega rugby se transformó en la forma en cómo también veo la vida. Es cierto que el rugby en otras ciudades es súper elitista, pero acá en Antofagasta, una ciudad chica, uno comparte con gente de todos lados. Entonces, se trata de luchar por esos compañeros que a veces no tuvieron las mismas opciones que tú.

- ¿Cree que ha cambiado algo desde el 18 de octubre de 2019 hasta la fecha?
- Creo que sí. Creo que se ha avanzado un poquito en la visión que antes tenía mucha gente, que pensaban que antes del 18 de octubre éramos el oasis de Latinoamérica. Muchas personas, después de las manifestaciones, se dieron cuenta que no era así, que había que salir de la burbuja y que la desigualdad en Chile es muy grande. Fue un gran paso.

- Comenzó el proceso de redacción de la nueva Constitución. En ese sentido, ¿qué garantías le gustaría que se les diera a los deportistas?
- Todo debe empezar desde la base, es decir, los niños. Dentro de la Constitución tiene que estar garantizado un espacio seguro para que los niños puedan practicar deporte. También, profesionales ad hoc que puedan ser entrenadores, y no que cualquiera lo sea, como pasa mucho ahora. Y un ambiente seguro, en general. También habría que incluir al deporte en temas de salud y de educación. Por ejemplo, la actividad física nunca se ha visto como un medio preventivo de enfermedades, cuando está comprobadísimo que así es. Garantizar que todo el mundo tenga derecho a practicar deporte de manera segura, no solo en lo competitivo, sino que hacerlo más masivo.

- ¿Cuáles son sus próximos objetivos en Antofagasta?
- Últimamente he estado algo alejada del rugby, por el trabajo, el Covid, mi titulación. Mi objetivo a futuro es mantenerme acá, ser un aporte, involucrarme más en el tema social y hacer crecer el deporte. Que el rugby sea para todos. En este momento de mi vida, el tema competitivo no es lo fundamental. Soy joven, pero quiero utilizar mi experiencia para ayudar. Aunque, claro, no voy a dejar de jugar tampoco. El rugby siempre te termina llamando (sonríe).