ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

Entrenar a oscuras y polerones regalados: las penurias de la arquera despedida de La Serena

Paola Hinojosa fue desvinculada del club granate (pese a que no tenía contrato) debido a una dura crítica a la dirigencia. En charla con AS, habla sobre el impacto que generaron sus dichos.

Actualizado a
Entrenar a oscuras y polerones regalados: las penurias de la arquera despedida de La Serena

“No te imaginas la cantidad de mensajes y llamadas que he recibido”. La frase es de Paola Hinojosa, arquera chilena que hace unos días fue desvinculada de Deportes La Serena tras un duro descargo que hizo luego de la caída de las ‘granates’ por 10-0 ante la U.

Masticando la mierda de dirigencia que hay, masticando goleadas, comentarios de gente ‘jamón’ como dijo Claudio Bravo. Tantas injusticias y gastos de pensar en estos pobres weones que están más arriba al mando de Deportes La Serena”, fue parte de su desahogo en las Instagram. Hoy, en charla con AS Chile, cuenta cómo ha vivido las primeras horas fuera del club y da detalles de las penurias que debió vivir estando dentro.

- ¿Cómo ha lidiado con el impacto mediático que ha generado su publicación?

- Generó mucho revuelo, porque llegó arriba (a la dirigencia). La idea aquí es seguir siendo transparente y plantear que hay muy poco apoyo en Deportes La Serena.

- ¿Pensó en algún momento que la desvincularían del club?

- Fue una de las opciones, pero no lo pensé de tan buena manera en el sentido de ‘¿cómo vamos a desvincular a un trabajador no remunerado y que lo hace gratis?’. Creo que ellos se lo tomaron como que le había faltado el respeto a la institución, pero jamás fue así. ¿Qué pasa con la falta de respeto que ellos nos hacen a nosotras hace muchos años? Han habido muchas jugadoras que han luchado por todo esto que está pasando y que hoy explotó.

Ampliar

- En el momento que escribía el mensaje, ¿pensó en no publicarlo o estaba completamente decidida a hacerlo?

- Soy súper consciente de lo que publiqué y no me arrepiento para nada de haberlo hecho y lo volvería a hacer, porque han pasado muchas cosas a lo largo de nuestro camino deportivo y de las chicas que ya no están en el club. Hoy soy la cara visible y puedo decir las cosas que viví día a día y en cada entrenamiento o en los viajes. Valido lo que dije y creo que la mayoría de las personas entendieron el sentido del mensaje.

- Y el sentido era hacer una crítica a los dirigentes de turno, sin faltarle el respeto al club, ¿cierto?

- Más que quién esté, es algo de hace muchos años. No viene desde ahora. Los resultados se acompañan de escaso apoyo. No puede ser que sea de a gotitas. Hay que saber administrar esto.

- ¿Cree que le pueda cerrar puertas la crítica que hizo en sus redes?

- No. Creo que siempre para las personas que son valientes, en algún momento se devuelven las cosas buenas y positivas. En este momento estoy ejerciendo mi carrera (kinesiología), entonces tampoco es algo que me deje intranquila. Yo me voy a quedar en paz cuando me sienta respaldada por un club o cuando el día de mañana, niñas que se metan en el ambiente se sientan apoyadas.

- ¿Qué la motivaba para seguir dado lo que comenta sobre el día a día y las goleadas que el equipo recibía? ¿De dónde sacaba fuerzas?

- Durante mi camino he conocido grandes personas. No hay nada más lindo que compartir todos los días con tus compañeras y querer ir a entrenar, mejorar, estar con la esperanza siempre de que va a existir un cambio y ser parte de eso. Esa era la motivación, por más que los resultados no nos acompañaran. Para qué estamos con cosas: no puede ser que se nos critique por los resultados cuando en realidad tenemos muy poco apoyo.

- ¿Les prometían muchas cosas?

- En el poco tiempo que estuve, fui evidenciado varias cosas. Siempre había varias promesas. ‘Vamos a hacer esto’, ‘va a llegar material, camisetas nuevas’. Esperamos mucho tiempo, había muchas excusas. No puede ser posible que se practique en un lugar que no es ideal. Hay jugadoras que costean su propia bencina, en un lugar donde se hace tarde y teníamos que entrenar a oscuras. Tampoco existe interés del club para buscar otro sector y que sea un entrenamiento digno, con luz, que es algo tan básico.

- ¿Sacó la cuenta en algún momento de lo que gastaba para poder representar al club?

- El gasto económico era alto. No lo quiero decir a modo de quejas ni nada, porque esto es claro: uno cuando quiere estar en un lugar, lo está. Eso es cierto y no lo voy a dejar de decir, pero tampoco por eso tenemos que recibir casi que migajas. No corresponde. No hay que ser conformistas. Se invierte mucha plata a la semana. Se entrena de lunes a viernes y cuando no hay competencia, se agregaba el sábado.

- ¿En qué ítems era donde más gastaba?

- Me movilizaba en auto, así que la bencina. Pero insisto: no lo digo a modo de queja porque era algo que quería hacer. La alimentación también me la costeaba porque dentro del club no hay nutricionista, ni psicólogo que nos ayude a entender esto. Creo que como máximo hubo dos evaluaciones de nutricionistas. Muchas niñas pagaban 15 mil pesos mensuales para poder atenderse con una enfocada en el deporte de alto rendimiento.

- ¿Qué otras cosas básicas no hay?

- A veces no hay ropa para las niñas que se van incorporando. Tienen que ir con sus polerones, cosa que tampoco corresponde. Estás representando a una institución. Lo mínimo que le puedes dar a tu jugadora, que juega para el equipo de una ciudad que es hermosa, es eso. Los hinchas no tienen la culpa de la mala administración.

Ampliar

- ¿Cuál es la visión de los hinchas respecto a la rama femenina? ¿Las apoyan?

- Quiero destacar una acción de la hinchada. El año pasado, los hinchas se reunieron y nos regalaron polerones. Los admiro y los quiero tanto porque me han llegado mensajes de apoyo de ellos. Lamentablemente, ellos viven la decadencia de una administración en las que son empresarios más que dirigentes.

- ¿Qué rol debería cumplir la ANFP según su opinión?

- Nosotras tenemos a la ANJUFF, que ha hecho muchísimas cosas positivas por el fútbol femenino, pero está la otra parte que es la ANFP. ¿Cómo puede ser posible que no exista una ambulancia en un partido profesional? Debería haber más fiscalización, un monitoreo.

- ¿Le gustaría ser dirigente en el fútbol femenino?

- Es una palabra muy pesada. Me gustaría poder representar a las voces que han sido calladas. Es lo que he pensado siempre. Tenemos a la ANJUFF que ha hecho un trabajo increíble. Yo me quedo con el hecho de ser la voz de las jugadoras que no pudieron seguir. Me gusta mucho la justicia, por eso tomé la decisión de sacar la voz por las situaciones denigrantes que se viven en el fútbol femenino.