ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El equipo parte con Bravo

Actualizado a

No se trata de clemencia. No se trata de una pugna disciplinaria. No se trata de perdonazos. Se trata de evaluar cada situación en su mérito, evitar las medidas inflexibles y no mezclar peras y manzanas. Claudio Bravo debería custodiar el arco chileno en el arranque eliminatorio. ¿Por qué? Porque es el mejor de todos los arqueros chilenos, con enorme distancia.

La decisión es exclusiva de Eduardo Berizzo, sin duda. Y no debe recibir presiones externas, ni por parte de la dirigencia ni menos de otros estamentos o personajes. Pero hay que aclarar ciertos puntos. El arquero del Betis en ningún momento renunció a la convocatoria a los últimos amistosos. Solicitó un permiso que fue concedido por el cuerpo técnico, quienes perfectamente pudieron negárselo. Argumentar que las vacaciones pedidas por Bravo son sinónimo de falta de compromiso es una exageración mayúscula. Más cuando la sentencia recae en un portero que custodia la portería nacional hace 18 años. No se trata de permitirles a los jugadores que hagan o dispongan, porque las directrices provienen del entrenador. Pero seamos sinceros. En todos los grupos humanos, en todos los trabajos colectivos, hay gente que se ha ganado una consideración especial. Y Bravo es uno de ellos.

Es verdad, buena parte de los estandartes de la generación dorada pudieron excluirse de los últimos partidos y dijeron presente. Digno de aplauso y gran ejemplo para los jugadores más jóvenes. El aporte de los referentes está en el terreno y fuera del gramado. Pero tomar esta ausencia de Bravo para excluirlo de la selección como si esto fuera un acto de indisciplina feroz o una falta de compromiso con el proceso es pasarle una cuenta que habla más de sus críticos que de su ausencia.

¿Se trata de un co-gobierno? No. El técnico manda.

¿Los jugadores hacen lo que quieren? No. Las reglas están claras. Con Brayan Cortés con intermitencia en el arco, Arias lesionado, no nos perdamos.

¿Debe jugar Bravo en las clasificatorias? Por supuesto. Es el mejor arquero chileno de la historia. Y sigue vigente.