ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Actualizado a

Un ejercicio de sinceridad. Tratemos de rebobinar la película un año. No es demasiado lejos. Enero del 2022. ¿Se habrían imaginado que Magallanes sería campeón de la Primera B. monarca de la Copa Chile y se quedaría con el simbólico trofeo de la Supercopa? ¿Sinceramente?

Yo no.

Creo que la mayoría no. Incluso varios fervientes hinchas y más de algún dirigente o accionista. Si la misma pregunta se la hubiéramos hecho a miembros del cuerpo técnico y del plantel, quizás la respuesta haya sido más optimista. Porque gran parte del éxito de Magallanes en este último año tiene que ver con la convicción interna.

Podemos detenernos en el juego de la Academia y Nicolás Núñez ha logrado algo muy difícil de conseguir: una identidad de juego, formar un equipo de autor. Quizás suene ambicioso para un entrenador que recién comienza a dirigir, pero las señales exhibidas son muy consistentes. Buen trato de la pelota, privilegiar el juego asociado, el ataque y la defensa escalonada, el ritmo intenso en la recuperación de la pelota. La pregunta que trata de resolver el Magallanes de Nico Núñez es qué hago con la pelota cuando la recupero. Priorizar la acción por sobre la reacción, enfocarse en la recuperación post pérdida.

Magallanes es un conjunto de jugadores veteranos. Eso es un hecho de la causa. Tipos con experiencia que pueden mantener la calma en momentos en que el bote se mueve. Esto es fútbol y los resultados se renuevan semana a semana. Volver a la Primera División tras 36 años no es sencillo para ningún equipo. Mantener la categoría para los recién ascendidos es complejo. Y disputar torneo internacional tras casi cuatro décadas de ostracismo es subir el Everest descalzo. No hay garantía de éxito inmediato, pero los buenos proyectos suelen estrechar el margen. Este Magallanes se orienta a eso. Otra cosa son los vaivenes de un deporte que es imposible predecir. ¿O alguien hace un año habría pensado que estaríamos hablando de los objetivos de Magallanes en Primera y en la Copa Libertadores?

Núñez ha sabido mantener la calma con el viento a favor. Por lo demostrado al borde del campo, la templanza en sus declaraciones, la tranquilidad que irradia, es probable que mantenga la misma condición cuando le toque el sol de frente. Ojalá quienes lo rodean mantengan la misma calma en el frenesí. Que a veces esperar 40 años bien vale la pena.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?