Superclásico

Colo Colo tiene jerarquía y cuenta con Paredes


Honduras - Chile, en vivo: amistoso fecha FIFA online

Colo Colo tiene jerarquía y cuenta con Paredes
MARCELO HERNÁNDEZ/PHOTOSPORT

No fue mucho lo que tuvo que hacer Colo Colo, algo que no le resta méritos al Cacique, para quedarse con el Superclásico. Los albos tuvieron un accionar correcto y certero, pero Universidad de Chile le dio más facilidades que una multitienda para que se quedara con la versión 182 del Superclásico del fútbol chileno. Ganaron los dueños de casa por 4-1. Y el marcador pudo ser mayor.

El elogiado Ángel Guillermo Hoyos demostró que no es muy bueno improvisando. La baja de última hora de Francisco Arancibia lo hizo variar el esquema con una decisión que asombró. Envió a un Matías Rodríguez que ya no es muy veloz y tampoco se caracteriza por encarar, como eventual puntero derecho; a Rafael Caroca, el mismo que tuvo pesadillas la semana pasada con Yeferson Soteldo, nuevamente como lateral derecho, y a Felipe Seymour en la contención.

La U no agarró la pelota y Colo Colo aprovechó las facilidades dadas. No solo las tácticas, si no que también las del juego.

A los dos minutos, como presagio de lo que vendría más tarde, Gonzalo Jara se resbaló, la tomó Valdivia y se la pasó a Valdés. Pajarito elevó desde inmejorable ubicación.

A los nueve minutos, Jean Beausejour no pudo amortiguar un rústico pase de Vilches. La recuperó Esteban Paredes, se la pasó a Valdvia, le marcó la devolución y venció sin problemas a Johnny Herrera. Estalló el Momumental y el Tanque cumplía con su promesa.

Seis minutos después, Jaime Valdés avanzó por la derecha. Los azules se fueron abriendo como el agua del Mar Rojo ante Moisés y le dejaron el camino libre. Pajarito se sacó con facilidad a Jara, Vilches no reaccionó y el "20" de los albos despachó un zurdazo bajo que dejó sin opciones a Herrera. A los 15', Colo Colo ya ganaba por 2-0.

Si el primer gol fue un puñetazo que dejó tambaleando a la U, el segundo fue casi un knock out. Y quedaba tres cuartos de partido por jugarse y los albos dispusieron de un par de ocasiones más para aumentar. Recién pasada la media hora, el equipo de Hoyos logró hilvanar algo en ataque.

Después del primer tiro de esquina del partido vino la esperanza azul. El envío de Lorenzetti quedó picando en el área y Mauricio Pinilla la envió adentro. Fue el primero desde su regreso a la U, el primero en Superclásicos y volvió a anotar por los azules después de una década.

La U tomó las banderas, comenzó a soñar con la hazaña y se aproximó al área rival. Al incio del segundo tiempo, Colo Colo amenazó con un zurdazo de Suazo, pero la U respondió con Pinilla y Ubilla.

David Pizarro, la estrella del triunfo ante Huachipato la semana pasada, alistaba su ingreso cuando Gonzalo Jara volvió a resbalarse. Quedó solo Valdés, se la pasó a Paredes y el zurdo anotó el 3-1. Herrera hizo un gesto de "así no se puede" y Jara quería que se lo tragara la tierra.

El asunto parecía sellado. En la primera jugada que participó, Pizarro se ganó amarilla y desde ese momento, los azules se turnaron para golpear a Valdivia. Sumaron cinco amonestaciones en 10 minutos.

La U tenía la pelota, pero no sabía cómo profundizar. Los albos amenazaban con aumentar la cuenta a través del contragolpe. Y lo concretaron a cinco minutos del final. Iván Rozas falló en el pase atrás y el Tanque inició una loca carrera que Vilches no pudo frenar. Su zurdazo, que rebotó en el Kily, dejó a Herrera sin opciones y fue el cuarto gol de los dueños de casa.

Así pasó la hora y Colo Colo, sin tener una jornada brillante, sin darle un baile al archirrival, se quedó con un triunfo sólido, contundente, que alarga el invicto en Macul a 17 años. Los azules, por su lado, aportaron con mucho para que la que ellos llaman maldición siga vigente.